lunes, 9 de marzo de 2009

La Malinche. ¿Traidora o Madre de la Nación Mexicana?

En 1500 nació la Malinche, mujer nacida para gobernar la tribu Payla, en donde ahora es Coatzacoalcos, Veracruz. A los nueve años la niña de prodigiosa inteligencia, sabía leer el calendario sagrado, dibujar los signos de los 18 meses del año, las unidades del tiempo, conocía los nombres de todos los dioses, así como el día en que se celebraba la fiesta de cada uno. Conocía las fases de la luna, las mejores épocas para plantar y recoger las cosechas y también conocía todo sobre los volcanes y terremotos, pues Payla era una zona sísmica. Una picadura de serpiente le arrebató a su padre y a la oportunidad de continuar su labor de liderazgo, pues su madre desobedeció la voluntad de su esposo, favoreciendo a su hijo varón y entregando como esclava a su hija a los tabasqueños, asegurando a la gente de su tribu que había muerto. En cautiverio, la Malinche recorrió Yucatán, aprendiendo el maya. A la llegada de los españoles, fue ofrecida junto con otras 19 mujeres como parte de un acuerdo pacífico. Impactados por su belleza, su inteligencia y sus habilidades lingüísticas, fue utilizada como intérprete, primero del náhuatl al maya, y en cuanto lo aprendió, al español, fue bautizada con el nombre de Doña Marina (de esa forma se supone era menos pecaminoso el concubinato), y llegó a ser reconocida y apreciada entre la comunidad española. Se infiere que también ayudó con información sobre la organización y costumbres nativas, hay quien asegura que asesoró como imponer los castigos para atemorizar a los aztecas, pero una parte que se difunde muy poco, es que también favorecía las negociaciones sobre el derramamiento de sangre. Hernán Cortés la tomó como secretaria y concubina, reconoció el hijo que tuvo con ella, así como el papel preponderante que tuvo, de su puño y letra escribió: "Después de Dios, le debemos la conquista de la Nueva España a Doña Marina". Muestra de la consideración que le tuvo (tomando en cuenta su origen nativo, y que él ya estaba casado en España) es que la haya entregado en matrimonio a Don Juan Jaramillo, un teniente de Castilla, con quien tuvo una hija. Posteriormente se reencontraría con su madre y hermano, a quienes obsequió y convenció de ser bautizados. Doña Marina también recibió en su casa a Fray Juan de Zumárraga, comisionado por la Corona para oír las quejas de los indios, y a quien aseguró que hablaría en audiencia, diciendo todo lo que sabía en defensa de su raza. Esa misma noche fue asesinada, de múltiples puñaladas, en sus aposentos. Estos hechos, junto con el de que no haya aprovechado las oportunidades que se dieron para traicionar a Cortés, evidencia que la Malinche tenía una naturaleza leal, paradójicamente es tomada como la representación de la traición a la patria; aunque aquí habría que precisar que no había una patria que defender, sino tribus desunidas y enfrentadas entre sí, además de que ella no tuvo control sobre las circunstancias que la obligaron a servir a los españoles, sólo se adaptó a ellas. Incluso se ha acuñado el término "malinchismo" para designar peyorativamente a la preferencia por lo extranjero o al odio por lo mexicano. Sin embargo, en la cultura chicana se da la identificación con su figura histórica: denigrada y difamada por su gente, aprovecha sus habilidades lingüísticas para adaptarse a una cultura ajena, logrando el ascenso social que su propia gente le negó. Su hijo, Martín Cortés, fue el primer mestizo de relevancia histórica y con un cargo en el gobierno (Comendador de la Orden de San Jago), y la Malinche fue la "india" más destacada de las que tuvieron hijos mestizos, productos de la unión de las dos razas, como la mayoría de los mexicanos, por lo que no son pocos los que aseguran que debe dársele el reconocimiento como la fundadora de la nación mexicana. Llama la atención, e invita a la reflexión, que se haya elegido a una mujer que no decidió por sí misma servir a los conquistadores, como la figura emblemática de la traición.

10 ideas en tránsito:

Signo de la Espada dijo...

A ver cómo está eso? entregar a una mujer (que est tu concubina) en matrimonio a otro tipo es tenerle consideración?? Para la época, quizás, pero me parece un trato como si de un objeto se tratara.

Yo siento que no tuvo de otra y que, para acabarla de joder, le dio el síndrome de Estocolmo. A fin de cuentas, los aztecas también era algo sanguinarios y adenmás no era su patria: ella no era mexica y no le debía lealtad al tlatoani azteca.

malbicho dijo...

para la época, hubiera sido peor dejarla desamparada y con un hijo bastardo; de alguna manera al casarla con un teniente le garantizaba un estatus aceptable y una legitimización social; no es por supuesto la manera idónea ni es tampoco encomiable, pero recuerda que ella era una nativa esclava que recibió de obsequio, ni siquiera reconocían en ese tiempo que los indígenas tuvieran alma, los ponían al nivel de los animales, fue su manera de protegerla, inaceptable para estos tiempos, pero en esos fue una deferencia

Signo de la Espada dijo...

Maldito cortés

yinshi0 dijo...

En mi modo de ver la cosas nunca fue traidora, fue un "regalo" dado a los españoles, de que ella luciera su inteligencia y logrará ser interprete e incluso la madre del "primer mexicano" es lo que se debería de ver y no como traidora. Además fue tratada como un objeto por parte de nuestros antepasados américanos que al final le arrebataron su propia vida, libertad e incluso el lograr ser una gran líder.


Felicidades buen blog

malbicho dijo...

gracias yinshiO, también el tuyo es interesante -je-

Anónimo dijo...

actualmentte, cualquier persona de clase media o pobre que tenga la oportunidad que tubo la malinche de entregar a sus enemigos lo hiciera, mas si se trata de los poloticos corruptos, pero al fin lo que importa es salvar el propio pellejo porque nadie se quiere unir para salvar un pais tan bonito como mexico

Anónimo dijo...

pero.. por que es TRAIDORA??
eso es lo que no encuentro!!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
malbicho del fanzín dijo...

el comentario eliminado era una cadenita de esas que dan buena suerte si la sigues o te atrae una maldición si no... no suelo censurar comentarios pero este sí me pareció un insulto a la inteligencia de ustedes y a la mía

Ivan Farias dijo...

Pobre Malinche, la Historia ha denigrado el rol que desempeño

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...