jueves, 21 de mayo de 2009

Dossier. PIN UPS. Los Lúbricos Comienzos.

Aunque de los 20´s a los 40´s fue cuando cobraron mayor popularidad, las primeras pin-ups fueron las bailarinas parisinas de los posters de Jules Cheret, el padre del cartel moderno (o el "profeta del cartel", como lo llaman algunos historiadores del diseño), cuyos artísticos trabajos publicitarios tenían la constante presencia de mujeres atractivas e insinuantes, asociadas con el glamour de la vida nocturna parisina de la segunda mitad del siglo XIX.
La bañista de Paul Chabas (cuya pintura September Morn fue utilizada en un popular calendario en 1912), escandalizó a la moralina sociedad estadounidense, aunque el sutil erotismo hizo que el calendario se colgara de muchas paredes y estimulara la imaginación febril de los norteamericanos menos piadosos.
Pero sería Charles Dana Gibson quien les diría a los americanos como debía ser su belleza ideal, plasmada en sus cotizadas ilustraciones para revistas (y habría que contextualizar esas publicaciones en esa época sin casi ninguna otra forma de información y entretenimiento para entender su influencia). Mujeres reales como la actriz Camille Clifford -la más famosa de las Gibson Girls-, reforzarían ese ideal de belleza.



Aunque las revistas de pin ups se podría decir que nacieron con las creaciones art noveau de Raphael Kirchner. Igual que los carteles de Chéret, sus mujeres deshinibidas, desafiantes y juguetonamente sensuales retratarían el ambiente de la vida nocturna cosmopolita, adornando las postales que llevaban consigo los soldados de la Primera Guerra Mundial, y retratando también la moda y costumbres del ambiente de cabaret de los festivos años 20´s.

2 ideas en tránsito:

jota pe dijo...

-- esta etapa jamas deberia haber acabado, esa belleza tan serena, un poco gordita y sin nada de deseo me parece la mas sensual!

malbicho dijo...

me saltó lo de "sin nada de deseo", entiendo que tal vez lo dices por que no hay esas expresiones de ninfómanas que ahora hacen, aunque te debo de decir que esa actitud de "no me importa el sexo" puede ser una loza si es una exigencia social, es bueno que ahora la mujer pueda reconocer su necesidad y disfrute sexual

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...