domingo, 3 de mayo de 2009

Huevos al Albañil en el Día de la Santa Cruz


Bueno, en realidad estos no son -je-, la receta tradicional parece ser que son huevos revueltos guisados en salsa verde; pero también les llaman así a los huevos con salsa de jitomate.

Cada 3 de mayo, además de celebrarse el día de la Santa Cruz, aquí en México se celebra el día del Albañil, fiesta muy arraigada y tradicional; se fabrica una cruz con residuos de madera usada en la obra en construcción, se adorna con flores y se bendice en una misa, para después colocarla en una parte visible de la obra en la que trabajan; el festejo lo rematan con una "discada" sobre una de las tapas de lámina de algún tambo, en donde fríen bisteces, tocino, chorizo, cebolla y otros ingredientes al gusto, se preparan tacos de doble tortilla, se acompañan con un guacamole (o con un chile amor...didas), una ramita de pápalo-quelite y se pasan el bocado con tragos de cerveza o pulque. Lo usual es que el ingeniero responsable sea el "padrino" del festejo.

El trabajo del albañil es uno de los considerados más riesgoso y cansados, pero al mismo tiempo es uno de los más despreciados socialmente, pese a lo útil y benéfico que es para todos. Vicente Leñero, reconocido escritor mexicano, tiene como obra capital la novela "Los Albañiles", cuya historia gira alrededor del asesinato de un velador en una obra en construcción, reflejando de forma muy lograda su realidad; de esta misma historia hay una adaptación para teatro y otra para cine. En estos días de contingencia sanitaria, los albañiles han protestado porque los mantienen trabajando sin las medidas básicas -como proporcionarles cubrebocas, por ejemplo-. La prohibición de las reuniones en iglesias también afectará la parte religiosa de la fiesta.

Por cierto, otra de sus tradiciones es hacer San Lunes después del festejo. Los excesos en los brindis pueden obligar a tomar un día más de descanso. Al efecto de descompensación en el organismo por el abuso del alcohol, además de resaca, en México se le llama popularmente "cruda", y una variación lúdica del lenguaje lo sintetiza a "cruz".

Y para el que piensa que al fuego se combate con fuego, para esa "cruz" ya no tan santa, les recomendamos:

La piedra.
  • 1/2 caballito de tequila
  • 1/2 caballito de anís
  • 1/2 caballito de fernet.

La píldora.
  • 1 copa de cognac
  • 1 chorrito de brandy
  • 1 chorrito de kahlúa
  • 1 chorrito de fernet
  • 1 chorrito de anís.
(Se toma de hidalgo y se acompaña de un seltzer).


El Bull.
  • 1/4 de onza de Bacardí
  • 6 onzas de cerveza
  • 1 onza de jarabe
  • agua
  • limón.

La Sangría.
  • 1 copa de vino tinto
  • 1 chorrito de vodka
  • 1 chorrito de ginebra
  • azúcar.

¡Salud!

10 ideas en tránsito:

Signo de la Espada dijo...

Se me antojaron

alguna vez fungí como chalán cuando mi (tu) casa estaba en contrucción. Entonces mañana iré a misa y me voy a poner bien Pedro. :P

saludos

marichuy dijo...

Querida

Cuando estaban construyendo la casa de mi tía, nos tocó el 3 de mayo y comer sus ricos manjares: nadie cocina mejor que los mestos albañiles. Pero ellos eran menos finolis, qué cognac ni que ocho cuartos: puras chelas (Indio) y jarritos de tamarindo.

Un abrazo con hambre

jota pe dijo...

-- algo que siempre me impresiono de mis cuates albaniles es que estan bien mamados (fortachones, pues) y siempre quise ayudarles en alguna tarea y una vez les ayude en un colado (poner un techo) ahi mismo acabron mis suenios albanileriles, ni modo. Yo me la curo con pura aguita, que no cura pero refresca! saludines malbadines!

RBC dijo...

Un platillo a la vista interesante! pero más interesante áún es que de una u otra forma se revalore el trabajo del albañil, sobre todo por la ardua labor que desempeñan.

Salud por ello!

Mi padre cuando elevaba su copa de vino o cualquier otro licor decía "venganos a tu reino" :)

malbicho dijo...

@signo
gracias (por lo de mi-tu casa), que te sea leve la cruda :)

@marichuy
me pasó algo similar, cuando era pequeña mi casa estaba siendo ampliada y mi papá -que no fue albañil pero sí ayudante de yesero- les mandaba traer lo necesario para que se hicieran sus almuerzos, y el olor de sus parrilladas nos hacía salir a todos al patio para almorzar con ellos... y lo que dices de los refrescos jarritos es cierto, incluso está esa broma de "jarritos?, ni que fuera albañil", también preferían la lulú y el orange crush

@jota pe
yo tuve unos admiradorcitos albañiles en un tiempo en que tenía tienda y había una obra cercana, y casi me dejo convencer de uno por sus brazotes -je-, su trabajo es tan duro que sí desarrollan mucha fuerza y gran condición

fíjate que yo tampoco me curo las crudas, igual sólo me hidrato (dicen los que saben que es la único que sí funciona, y que también hay que hacerlo antes de empezar a tomar), pero mi papá que era bien barco en ese aspecto, cuando empecé a ir a fiestas y discos me preparaba una piedrita en las siguientes mañanas, y sí te alivianan, eh? (o por lo menos te da esa sensación -je-)

@RBC
la actividad del albañil es básica para la sociedad, es totalmente absurdo que sea tan menospreciada

por acá hay muchas formas juguetonas de brindar, una:

q´esto, q´ l´otro, salud!!

jinshi0 dijo...

Menospreciado como otros importantes empleos como agricultor, ganadero, él que se arriesga a bajar a las aguas negras a sacar lo que los "diablillos ciudadanos" tiran al drenaje y lo obtruye,etc.

mm..parece que en México si no son santos o cumpleaños siempre hay "festejos", principalmente en los pueblos.

Bueno se merecen no solo un día de reconocimiento, aunque tb que le bajen a su "¿qué comen los pajaritos..?" Oh por lo menos mejores "piropos" juas

malbicho dijo...

y también los trabajadores de limpia que deben recibir y manipular nuestros desechos, que luego no nos preocupamos ni siquiera por meter en bolsas o alejar de la lluvia

hay muchos tipos de trabajo no reconocido y que resultan básicos para el desarrollo de la sociedad

eso sí, cómo son coquetos y a veces no muy respetuosos

bertrosa la osa dijo...

malbichito, que buen post,un trabajo bastante pesado el de los albañiles :)

acaban de terminar una parte de mi casa y ahi va, poco a poco, un saludo para ti

Toño Morales dijo...

He visto trabajar a esos hombres a temperaturas de más de 30 grados, o con lluvia, o de noche y siempre he sentido un profundo respeto por su actividad. No entiendo a las personas que se burlan de un trabajo tan duro.

Y me refiero a esos arquitectos o ingenieros que se ofenden diciéndose albañiles. Pinche gente.

malbicho del fanzín dijo...

y peores aún los ingenieros y arquitectos que no sólo los discriminan sino además les roban parte de su paga, quedándosela (bueno, eso también lo hacen algunos "maistros" con sus chalanes)

pero también hay muchos casos de solidaridad, es un gremio de hombres rudos y toscos pero muchas veces muy íntegros

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...