miércoles, 10 de junio de 2009

Sumo, Diez Años de la Pornografía Elegante de Helmuth Newton

Helmuth Newton murió elegantemente: estrellando su cadillac en un muro del exclusivo hotel Chateau Marmont, en Los Ángeles. Tuvo una vida de lujos, placer y excesos. Y tuvo una obra que retrataba ese estilo de vida. Su erotismo transgresor, su mirada voyeur sobre el lado más oscuro de la moda, su estilo sin límite entre el más perverso erotismo y la más fina pornografía, quedó retratado en Sumo, el libro más grande -literalmente- de la fotografía actual. La colosal publicación cumple su primera década, y la forma de conmemorarlo en su natal Berlín es con la obra al alcance -por fin- de todos (un "Helmuth Newton para pobres", como lo describe su viuda).

5 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Malbicho

Hasta ahora, nunca había pensado que pudiera haber pornografía elegante y pornografía no- elegante. Para mí, toda era pornografía... a secas.

La foto que pones, guardando las distancias, me recordó a la de Carla Brunni. Aunque Carlita, tiene una expresión más... beática, je.

Signo de la Espada dijo...

Si estuviera en mis años mozos, aquellos quince o catorce que se perdieron para siempre, respondería:

Pornografía elegante?

Bah! Puñetas elegantes entonces y me cagaría de la risa.


Me dió güeva el tipo, con tu perdón mi querida Malbi, pero se me hizo hipermamonsísimo el vato

malbicho dijo...

@marichuy
lo que pasa es que su trabajo podía ser tan explícito que muchos lo calificaban de pornográfico, y él mismo agrandaba esa idea cuando no se molestaba en especificar que su trabajo sólo era erótico; también era la época, fue esa etapa en que tanto en fotografía como en cine se experimentaba un poco más, hubo directores que intentaron hacer películas pornográficas con buena técnica y guiones con mayor contenido

tampoco desde el punto de vista feminista se puede concordar del todo con su propuesta estética, aunque él aseguraba que es el hombre el que sólo es un accesorio en su trabajo y que la mujer era la protagonista, las feministas lo acusaban de reducir a la mujer a un mero fetiche; sin embargo la influencia que tuvo en la fotografía sí es innegable, y su libro "sumo" fue uno de los hitos en la historia de esa disciplina artística

@signo
claro, su personalidad era totalmente snob, y de hecho el no intentaba hacer fotografías pornográficas, sólo no se detenía en el límite usual de un desnudo artístico, por ello la calificación de pornográfico -como ya le puntualizaba a marichuy-, que por otra parte, tampoco le molestaba; mucha de su influencia ha hecho lo que es hoy playboy y su propuesta estética

PAYAXO dijo...

como dicen por ahi toda pompa es bella y mas si es de mujer jajaja

malbicho dijo...

claro mi payaxo, siempre son idóneas tus perlas filosóficas -je-

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...