jueves, 16 de julio de 2009

Dos Efemérides Relacionadas con el Presidente Kennedy

Cuando en 1957 la Unión Soviética lanzó con éxito el satélite Sputnik 1, Estados Unidos quedó preocupado por ser aventajado en la conquista del espacio, el pueblo estaba desanimado y su presidente destinó un presupuesto considerable para emprender la carrera espacial. Según palabras del vicepresidente Lyndon B. Johnson:

A los ojos del mundo, el primero en el espacio es el primero en todo. Punto. El segundo en el espacio es el segundo en todo.

John F. Kennedy confrontó las críticas de los liberales, quienes decían que ese dinero se necesitaba en causas sociales, y de los conservadores, quienes reclamaban que estaría mejor invertido en desarrollo armamentista de eficacia comprobada. Las palabras con que anunció el proyecto con el que esperaban conquistar la hegemonía espacial fueron: "Elegimos ir a la Luna en esta década, no porque sea fácil, sino porque es difícil, porque el ejercicio servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades, porque es un desafío que estamos dispuestos a aceptar, uno que no estamos dispuestos a posponer, y el que tenemos la intención de ganar".

Tras el asesinato de Kennedy, Johnson, ya al frente del gobierno, continuó con la financiación de los proyectos aprobados por su predecesor, y el 16 de julio de 1969 se mandó al espacio el Apolo 11, que completaría su misión con éxito depositando por primera vez al hombre sobre la superficie lunar. Como reconocimiento al impulso que JFK dió a la exploración del espacio, el complejo de instalaciones desde donde se lanzan los vehículos espaciales lleva su apellido.

Durante el funeral del presidente Kennedy, en el ´63, una imagen le robaría el corazón a todos los que presenciaban el evento: el saludo militar -al paso del cortejo fúnebre- de su hijo de tres años, apodado cariñosamente John-John. El encantador niño ya era famoso desde las célebres fotografías en las que se encuentra jugando en el Salón Oval, y crecería bajo los reflectores y flashazos que seguirían por siempre a su famosa mamá, y que también encontrarían en él un objetivo perenne. Su carisma, apostura, elegancia y brillo eran un imán para los paparazzi, por más que él intentara vivir una vida normal y quisiera alejar de sí esa imagen de ser sólo parte del jet-set, e incluso, la encarnación del sueño de realeza americana, que le impondria el absurdo título de "príncipe de Camelot".

John F. Kennedy Jr. fue un hombre opacado siempre por las deslumbrantes personalidades de sus padres, sin embargo tuvo algunos triunfos profesionales y una notoriedad propia que lo dieron a conocer como una persona agradable, centrada, inteligente y hábil para las relaciones públicas. Murió hace diez años, cuando apenas tenía 39, mientras piloteaba un avión particular en un viaje con su esposa, con quién compartía una etapa de estabilidad emocional después de haber plagado los titulares de la prensa rosa durante años, con su vida romántica.

Algunos enlaces interesantes:


8 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Malbi

Los gringos tienen esa manía: querer ser los primeros en todo; la segunda: hacer todo más grande y deslumbrante, aunque sea puro oropel. Si se muere un cantante, hacen de su velorio el espectáculo mediático más grande; si hacen la entrega de sus óscares, no es tanto al calidad fílmica, pero esos sí, harto brillo y claro la ceremonia más vista alrededor del mundo. Siempre los primeros (también en joder al mundo, but of course); siempre protagónicos. Ergo, me purgan.

Pero el John-John me caía bien; pobre con esa madre tan mediática y protagónica y huérfano de padre desde pequeñito. Pero ese chico tenía lo suyo, una pena que se haya muerto.

Saludos

malbicho dijo...

para la conquista espacial tuvieron que aliarse con los rusos en algunos proyectos conjuntos (además de aprovechar sus descubrimientos, avances tecnológicos e investigaciones), además de que varios expertos de más países participaban también, en realidad la conquista del espacio es un hazaña del hombre en general, qué bueno que su dinero -y la guerra fría- sirvió para algo bueno

a mí me dió tristeza cuando me enteré de la muerte del john-john, igual que con la princesa diana, me parece una injusticia que no se les deje llevar una vida normal y tengan que vivirla de una forma tan expuesta al juicio público, y justo cuando parecen encontrar un equilibrio la muerte los sorprende

todavía ahora se sigue diciendo que la revista política y de actualidad que él editaba era muy buena, en realidad era una persona muy inteligente

NoSurrender dijo...

He leído estos días que mi pc tiene veinte veces más capacidad que los sistemas que llevaron al hombre a la Luna, a esa magnífica desolación. En cambio yo soy capaz de dejar de dar vueltas sobre lo mismo.

malbicho dijo...

es cierto, a mí todos los programas que he instalado recientemente sólo me han servido para actualizar mi tuiter -je-

superKT dijo...

q guapo era JFK jr!!! de vdd besos bibi

Yo Soy Ben dijo...

DEFINITIVAMETNE, A PESAR DE LAS PENDEJADAS DE BAHÍA DE COCHINOS Y DEM ÁS CHUPATRUZADAS, EL JFK ERA LA NETA

ESO SÍ, ERA UN COGELONAZO, PERO QUÉ POLÍTICO NO LO ES...

Y EL HIJO, BUENO, DEJÉMOSLO EN QUE ME ACUERDO DEL SALUDITO MILITAR Y YA

malbicho dijo...

@supertkt
sip... aparte de guapito tenía un estilo muy padre, ya no los hacen así -je-

@Ben
pues como todos también tenía su lado oscuro, y curioso que en tan poco tiempo dejara una huella tan honda (igual y tampoco tuvo tiempo de sacar el cobre, no? -je-)

y del hijo, te informo: era un papasiiiito!

El Signo de La Espada dijo...

por esa clase de comentarios me han perdido muchaas



jajajajajaja

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...