lunes, 6 de julio de 2009

Primer Lunes Dedicado a Frida Kahlo. Su Vida.

"Yo la recomiendo, no como esposo sino, como un entusiasta admirador de su trabajo, ácido y tierno, duro como el hierro y delicado y fino como el ala de una mariposa, adorable como una hermosa sonrisa, profundo y cruel como lo más implacable de la vida".
Diego Rivera



Magdalena Carmen Frida Kahlo cambió su fecha de nacimiento del 6 de julio de 1907 al mismo día del año 1910, para que se le relacionara directamente con la Revolución Mexicana "Yo nací con la revolución", afirmaba. El amor por su mexicanidad se reflejó también en su imagen, vestida de tehuana o con accesorios típicos; en su obra, rodeada de elementos de la cultura olmeca o mexica, de la flora, de la fauna, del arte popular de México y de su simbología mitológica (como el mono, símbolo de la lujuria); en su actividad política; en la defensa de sus raíces y su cultura. Y México le corresponde elevándola a su mayor figura artística.

Su obra es la más cotizada de Latinoamérica, y es también la artista plástica mejor valuada en el mundo; la exposición conmemorativa de su centenario de nacimiento en el Palacio de Bellas Artes, rompió records de asistencia locales. No sólo su obra, su imagen y su vida misma se han vuelto un producto rentable de la mercadotecnia. Su tempestuosa relación con Diego Rivera ("Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida", dijo una vez Frida, "uno en el que un autobús me tumbó al suelo… el otro accidente es Diego"); su resistencia al dolor, a los embates de la polio y a las secuelas del accidente a los dieciocho años que le dejó el cuerpo lesionado y frágil, pero el espíritu fortalecido para enfrentar el dolor y crecerse al castigo.



Porque lo que más se admira de la obra de Frida Kahlo, es la representación de esa dualidad presente en su vida y presente en sus cuadros: la contraposición de la vida y la muerte, el sol y la luna, el día y la noche, el sufrimiento y la esperanza, el hombre y la mujer, los hechos y las fantasías... decía Frida "Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad", en respuesta a cuando André Bretón calificó su obra de surrealista ("El trabajo de Frida Kahlo es la mecha de una bomba" escribió lleno de admiración).

Frida decía no saber si sus cuadros eran o no surrealistas, pero afirmaba "lo que sí estoy segura es que son la expresión más franca de mi ser". Porque también la honestidad -y especialmente la propia- era lo que más valoraba.

8 ideas en tránsito:

jinshi0 dijo...

Fuerte e inteligente como toda mujer a claro y bella(a su manera)
Lástima que siguen saliendo pinturas chafas haciendola pasar como originales(Tepito?) ¬¬

malbicho dijo...

sí que era bella, aunque tiziano ferro seguro la despreciaría por bigotona -je-, pero su atractivo era tan intelectual como animal, tenía una sensualidad a flor de piel, tan pronta a saltar como su risa fresca o su ingenio homicida

y es verdad, aparte de pirateados, hay otros cuadros que quieren hacerse pasar como de su autoría... los bemoles del éxito comercial

marichuy dijo...

Malbicho

Frida, a veces pienso, no se sentiría muy feliz con toda la mediatización surgida a su alrededor; creo que hasta tenis con su nombre hay. Una vida tan lastimada y quizá por eso, tan rica.

Saludos

malbicho dijo...

seguro con el uso indiscriminado de su imagen, no, ni con su comercialización ramplona (en el segundo enlace está su "página oficial": Frida Kahlo Corporation... hazme el recabrón favor!),
pero con lo de ser ícono de la plástica mexicana, y de la misma mexicanidad, no sé... hizo mucho por estar en la mira, tampoco tuvo mayor problema al irse con diego al centro del capitalismo cuando él trabajaba con gente como rockefeller, ni se quiso perder estar en el centro de los reflectores de su última exposición... quizá esta influencia que ahora tiene es algo que la dejaría complacida

malbicho dijo...

eso sí, dudo que ni salma ni madonna (ni mucho menos jennifer lópez) tendrían su visto bueno -je-

superKT dijo...

wow!

Abeja Obrera dijo...

Considero que siempre una obra autentica que refleja la realidad es digna de admirarse y sobre todo ese nacionalismo sincero que siempre plasmo y vivió. Tal vez, si cada uno amara nuestra patria un poco de ese modo, estaríamos viviendo una realidad muy distinta.
Saludos.

malbicho dijo...

y utilizaste una palabra muy adecuada, Abeja: autenticidad, es lo que más la define -junto con su sobreposición al dolor-, y es lo que menos caracteriza a los que usan su imagen tan indiscriminadamente

doña guadalupe rivera, hija de don diego, ha desestimado su obra de una manera muy peyorativa, y aunque es cierto que las cantidades que se cotizan no alcanzarían esa magnitud sin la moda que se creó alrededor de su imagen, el mismo diego reconoció la calidad de su obra y es algo que hace falta que se haga -pese al éxito comercial-, reconocer su nivel artístico

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...