miércoles, 26 de agosto de 2009

Continuando la Conversación sobre la Nueva Mujer Mexicana

Hace casi dos meses en la bitácora de elProf (Sobre los hombros de Euclides, Bernoulli y Pascal) tuve el gusto de colaborar con una opinión que hablaba del tratamiento que la publicidad le da a la mujer mexicana. Ayer, en esa entrada, una visitante (Violeta) dejó un comentario muy interesante; me permito traerlo a El Fanzine porque, además de la información tan adecuada y completa, hace un cuestionamiento importante y digno de analizar; transcribo el comentario íntegro:
Hola a tod@s!

Descubrí este blog ya que actualmente realizo una investigación sobre la “emancipación de la mujer mexicana.” Creo que lo que más llamó mi atención sobre este blog es la percepción errónea que existe en México entorno al feminismo pues tengo la impresión de que todos los feminismos son vistos como radicales a pesar de existir muchos que no lo son.

Es verdad que existen muchos tipos diferentes de feminismos y que éstos se derivan del feminismo inglés y el francés. Siendo el primero el feminismo de la igualdad o liberal (Harriet Taylor Mill fue exponente principal en el siglo XIX al igual que las sufragistas anglosajonas y una de las mayores representantes contemporáneas fue Betty Friedan. Sus ideas están plasmadas en el libro “The feminine mystique” años después la inclinación de Friedan cambió y optó por un feminismo más inclinado hacia el humanismo) que predicó que las mujeres pueden y deben ser iguales a los varones y el feminismo de la diferencia que en palabras muy generales y vagas defiende la emancipación de la mujer, al mismo tiempo que exalta la femineidad y establece que aunque la igualdad de sexos no exista, no necesariamente simboliza algo malo para la mujer (Simone de Beauvoir es una de las figuras más importantes dentro de esta rama, vale la pena consultar a Julia Kristeva, Luce Irigaray y Cixous).

En fin lo más importante que hay que resaltar es que en México la visión denigrante del feminismo surgió como una medida política para evitar que las mexicanas formaran parte del ámbito político, económico y social del país; más específico a la mujer en México se le quería relegada en el hogar para evitar que votara por los partidos conservadores. En el periodo post revolucionario la mujer era concebida como un ser apegado a la religión que siempre estaría a favor del gobierno conservador, como lo fue el de Porfirio Díaz, de ahí (y obvio por otras razones) que no se le permitiera votar hasta 1953. Para todas aquellas mujeres “modernas y liberadas” valdría la pena que investigaran por qué se instituyó el 10 de mayo como día de la madre. Les aseguro que menos gente lo celebraría. Hay libros excelentes sobre el feminismo en México que pueden explicar con más detalle el punto que hago, entre ellos está uno de Rubí de María Gómez titulado “El sentido de sí.” Desafortunadamente la visión negativa del feminismo ha perdurado y muchas mujeres dicen no ser feministas a pesar de serlo. Uno de los feminismos modernos estipula que la mujer es feminista siempre y cuando haga lo que su voluntad desee, llámese ama de casa o profesionista. Así que las mujeres que siguen sus metas y viven sus vidas de acuerdo a su propia elección, convendría que no juzgaran tan duro al feminismo.

También vale la pena darle crédito a las feministas ya que sin su labor el “acoso sexual” sería anatema al igual que muchas otras cosas como el “feminicidio” o las luchas para que la mujer obtenga más beneficios. Hay que estar bien informados antes de tomar cualquier tipo de decisión y no argumentar basados en mera opinón.

La pregunta que a mi me gustaría hacer es ¿qué se entiende por conciencia crítica? ¿Posee la mujer mexicana una conciencia crítica? ¿Por qué sí o por qué no?

Un saludo a tod@s!

El tema, en lo particular, es una de las cuestiones en las que yo insisto siempre (la aclaración sobre el verdadero concepto y función del feminismo), y que me había guardado de tratar directamente en este blog por la intención de hacer un dossier sobre el tema, lamentablemente no me he organizado para hacerlo con el tratamiento que le quiero dar, pero no quise dejar este comentario sin compartir, especialmente por la pregunta que nos hace al final , que me parece un aspecto medular para avanzar como sociedad, y que me parece perfecta para iniciar la conversación con ustedes.
Agradezco a Paul RC (elProf) la hospitalidad en su sitio, la oportunidad del aviso y la comprensión que seguramente tendrá ante mi abuso de haber sustraído este comentario de su bitácora.

28 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

[...] una de las cuestiones en las que yo insisto siempre: la aclaración sobre el verdadero concepto y función del feminismo"

Completamente de acuerdo Malbi, debe dejarse claro este tema. De lo contrario sucede lo que comenta ¿Violeta? y uno acaba sintiendo un poco de flojerita, ante proclamas que parecen sustituir el machismo con el hembrismo.

Saludos en espera

jota pe dijo...

-- Malbi, en la vida cotidiana es donde deberiamos incidir un cambio, no solo algunas mujeres reproducen el machismo al limitarse en sus capacidades sino tambien al revivir en sus hijos los roles y modelos que la sociedad machista nos encaja, rosita para las ninias, azul para los ninios. El feminismo es un humanismo y mientras los hombres no entendamos las limitantes en que se ha hecho vivir a las mujeres nunca seremos dignos de llamarnos seres humanos, besos Malbi

Menospausas dijo...

Malbicho, las preguntas de Violeta ameritan pensarse:


¿Qué se entiende por conciencia crítica? ¿Posee la mujer mexicana una conciencia crítica? ¿Por qué sí o por qué no?

Lamentablemente en este país aún nos falta mucho para tener una conciencia clara y objetiva, mucho más crítica, creo en el feminismo, pero un feminismo muy Light que lo hay, hace un tiempo en una platica con una reconocida feminista de nuestro país, pude darme cuenta de los estereotipada estaba yo en cuanto a este tema, colgué una etiqueta que no valía, mi amiga, me dijo: Me ardió tu comentario. Existe en todo el mundo un feminismo que no esta peleado con la feminidad y sin embargo nos hace despertar, nos hace reflexionar.

Para mi un conciencia crítica, va más haya de soltar un comentario en contra de un varón, o peor aún de una mujer por el simple hecho de serlo, creo en análisis profundo de las cosas que pasan en este mundo, de la marginación de la mujer hoy en nuestros días, a pesar de tener una vida profesional donde soy vista de igual a igual no dejo de reconocer el largo camino que las mujeres recorren todos los días para poder tener un trabajo, para ganar igual que un hombre, para no ser golpeadas.

La mujer mexicana esta al igual que el hombre, poco informado, la educación en este país es pobre, si el principio de una conciencia crítica es la educación, no mi respuesta es no tenemos esa conciencia, no estamos preparadas para verla. Esto no solo en las clases marginales de la sociedad, el tener un titulo profesional, el leer mucho, no a todas las mujeres les habré una conciencia crítica, crítica en el sentido más racional de este tema.

Creo que las madres de las mujeres muertas en Juárez han tenido que hacer su propia lucha, su propia conciencia crítica ante una realidad que sigue pasando en este país, las mujeres que viven en la calle no tienen la capacidad de pensamiento ordenado por la desnutrición en la que viven, las mujeres que trabajamos nos tiramos piedritas en el trabajo para ascender, las mujeres nos limitamos a ver muchas veces lo superficial, yo agradezco mucho mi educación familiar, el venir de una familia donde la mujer opinaba, donde la mujer podía hablar de política, donde la mujer podía ya votar gracias a muchas feministas de épocas pasadas. Y lamentablemente muchas veces no me siento identificada con causas que me deberían importar, por la cuales debería pararme e ir a protestar, el ejemplo más claro es la aprobación de la ley antiaborto en mi estado, ahí debí pararme, no por mi sino por otras generaciones, por las mujeres violadas que no se les permite el aborto, por las mujeres que deciden no tener un bebe, por aquellas mujeres que son encarceladas, si me declaro poco critica y muy poco responsable.

Saludos Malbicho y usted disculpe la perorata.

educavent dijo...

Hola Malbicho.
Concuerdo conque el verdadero feminismo debe estar en el poder hacer lo que la mujer desea hacer.
Forma parte del respeto el alejarnos de los roles estereotipados
Salu2

El Belo dijo...

Pues yo estoy en contra del feminismo como lo estoy en contra del machismo. Desde mi punto de vista el feminismo es una consecuencia del machismo: la mujer deja de ser la abnegada y lucha por estar a la "altura" del hombre "machista" que por años la tiene bajo su yugo.

Creo firmemente en la igualdad de derechos, en la lucha por obtener el respeto a sus libertades. Yo no peleo con eso, sino con la gente que abusa de esos calificativos, porque lejos de buscar una igualdad, su objetivo es demostrar poder y cuando ello ocurre se desnaturaliza el verdadero objetivo que se persigue.

El hombre ha luchado por obtener derechos, igualdad, equidad y justicia. La mujer lo está haciendo también. Y en eso no hay problema. Lo que no me gusta es que se aproveche de ello para realizar una licha de poderes. Creo que la mujer no lucha contra el hombre, debe luchar contra las personas (llámese hombre y mujer) que no respetan ideologías y libertades.

Saludos y gracias por hacernos reflexionar y poner nuestro punto de vista.

catalogar así conductas implica una lucha de poderes

malbicho dijo...

@marichuy
es una de las obstrucciones en el camino: volver vez tras vez a definir el feminismo ante quienes no se interesan en conocerlo y lo descalifican con frases del tipo: "todos los 'ismos son malos" o "para mí el feminismo es igual que el machismo"... pero se tendrá que que decir las veces que sean necesarias: el machismo es una actitud vejatoria, mientras el feminismo es una ideología humanista que busca revertir la inequidad y las desventajas que enfrentan las mujeres sólo por el hecho de serlo

las preguntas de Violeta son muy interesantes y me parece una cuestión medular no sólo para las mujeres, sino para la sociedad en general: tenemos conciencia crítica?

@jota pe
tienes tanta razón, el machismo lo perpetuamos todos al repetir costumbres y conceptos que nos limitan a hombres y mujeres, además de hacerlo por la inacción al no propiciar el cambio, como bien dices, tanto en los grandes movimientos sociales como en la vida cotidiana, con el ejemplo diario que damos a los hijos o sobrinos, compartiendo tanto las responsabilidades domésticas como las económicas, las experiencias, las funciones, las actividades y todo lo que va formando a una persona

me da mucho gusto encontrar comentarios como el tuyo, cada vez son más hombres que piensan como tú

@Menospausas
gracias por abordar directamente las preguntas, es muy interesante lo que dices... la conciencia crítica es una de las deficiencias que aún tenemos como sociedad, pero el condicionamiento que nos limita a las mujeres hace que sea perentorio que nosotras la desarrollemos y podamos cuestionar cada uno de los mensajes que recibimos en nuestra formación y en nuestro entorno actual, para poder transformarlo en uno que nos sea benéfico -incluyendo en este bienestar al hombre por igual, por supuesto-; por qué no tenemos esa conciencia?, le comentaba a Violeta en mi respuesta a su comentario que es difícil de resumir en un comentario porque habría que contemplar todo ese contexto de rezago económico, social e ideológico, agravado en situaciones de mayor marginación, como vemos todos los días en nuestra realidad cercana y a través de la realidad a la que nos asomamos en los medios, esa de mujeres juzgadas por usar pantalones, apedreadas hasta la muerte acusadas de adulterio, mutiladas en su cuerpo y en su derecho de obtener placer sexual, explotadas como mercancía para satisfacer el deseo ajeno, intercambiadas por animales de granja o simplemente reducidas como medio de perpetuar un apellido y proporcionar atención a los hombres de su clan

y aún las que tenemos mayores opciones de elegir seguimos sufriendo un adoctrinamiento sobre las funciones que debemos cumplir, las fantasías que tenemos que hacer realidad y la satisfacción que podemos alcanzar, nuestras decisiones no son tan propias en la medida en que no cuestionamos las opciones que nos ofrecen, creo que esa es la conciencia crítica por la que pregunta Violeta, y que mantenemos bajo resguardo por seguir la moda, los patrones de conducta y las expectativas ajenas

bueno, ahora soy yo la que se disculpa por la perorata (y aún queda pendiente esa forma de combinar la femineidad con el feminismo congruente, asumiendo un poco sobre lo que nos cuentas, María Teresa Priego es un ejemplo de que feminista no es sinónimo de androfóbica, y que demuestra que es posible el equilibrio entre la lucha por los derechos de las mujeres y la sana convivencia entre los géneros)

malbicho dijo...

@educavent
totalmente de acuerdo -je-, menospausas y yo deberíamos de aprender de tu capacidad de síntesis -je, je-

(se nota ya la práctica en tuiter, eh? -je-)

@El Belo
justo es lo que se busca aclarar, que no se pueden homologar machismo y feminismo, mientras escribía los anteriores comentarios llegó el tuyo, lamento que pueda parecer reiterativa pero el machismo ha limitado tanto a la mujer como al hombre, el feminismo busca revertir esa situación, no pueden ser considerados lo mismo y su efecto es diametralmente opuesto

todos esos avances que las mujeres actuales podemos disfrutar, han sido logros feministas, y eso ha beneficiado la situación del hombre también, también ustedes han tenido un rol muy impuesto

el feminismo es una ideología humanista, no busca la supremacía de la mujer sobre el hombre, menos aún una revancha social, no es hembrismo ni matriarcado, sólo la reivindicación de la mujer como persona, con derecho a las mismas oportunidades y responsabilidades implícitas... tienes razón en desaprobar que se establezca una lucha de poderes entre géneros, afortunadamente cada vez se va entendiendo que ese no es el objetivo

gracias por tus comentarios =)

jinshi0 dijo...

¿Qué no femenino significa "falta de fé"?
Eh conocido feministas y lo único que dicen es que el hombre es estupido(y hasta me la mentaron pero no me dolio jaja), so para mí son la misma changadera el machismo - femenismo pero, hay que tomar en cuenta que yo no conozco mucho del tema, así que para alguien ignorante suenan a lo mesmo centrandose a un sexo superior a otro..lo bueno es que hay internet(ahora sé que hay diferentes "femenismos")

paulrc dijo...

Hola, Malbicho, compañeras y compañeros opinadores:

Parad empatarnos con lo del abuso (jaja, no es cierto), les dejo la liga a un comentario que acabo de pegar en mi bitácora, sobre este tema:
comentario en "Sobre los hombros de Euclides..."
No lo pude reproducir acá, porque dice blogger que está muy largo :(

Y te reitero, Bichita, que por mí encantado que uses los comentarios de allá aquí, los de aquí allá y que la comunicación fluya :). Gracias por la publicidad y por incrementarme el número de visitas y de comentarios interesantes.

Saludos

Ana Ags dijo...

Creo que el feminismo es una etiqueta que más que darle valor a la mujer se lo puede restar, una vez comentaba Ángeles Mastreta, que no le gustaba que clasificaran su obra como literatura feminista, porque era como si fuera de diferente calidad, y estoy de acuerdo.

No entiendo el feminismo porque creo que no hay que pertenecer a un grupo vulnerable para defender y pelear por los derechos de este.

No me gustan las personas que toman cualquier bandera para hacerse valer, al contrario, admiro a los hombres y mujeres extraordinarios que sin hacer tanto ruido hacen mucho más que los "etiquetados".

Digo yo :)

malbicho dijo...

está muy malinterpretado el concepto, al grado que en en la misma televisión hay concursos de chistes machistas y feministas, siendo estos últimos los que hablan mal de los hombres; es común oir mujeres que al quejarse de los hombres dicen "no quiero oirme muy feminista pero...", todo eso ha hecho que el concepto se malinterprete con ese antagonismo o lucha de poderes -como lo dijo El Belo-, pero no es así... seguramente estás de acuerdo en que la mujer participe en la vida política, verdad?, ya sea votando o postulándose para un cargo; seguro tampoco ves mal que la mujer trabaje y gane de acuerdo a su capacidad; que se le respeten derechos laborales como permiso por maternidad o jornadas justas; no creo que te moleste que una mujer pueda elegir como vestirse; que pueda decidir cuántos hijos tener y en qué momento embarazarse; dudo que te parezca justo que haya crímenes sexuales como la violación, el abuso, el acoso o el tocamiento no consentido contra las mujeres; tampoco creo que apruebes que una mujer sea considerada propiedad de su marido, que éste pueda golpearla, abusar sexualmente de ella, e incluso decidir sobre su vida a manera de castigo por su conducta..., bueno, pues todo esto implica el feminismo, son sus luchas y son sus logros los avances, espero se entienda un poco más

saludos!

@Ana Ags
lo que puede restarle valor a la mujer es la malainterpretación del feminismo, pero eso es lo que Violeta nos busca aclarar; y la realidad es que somos un grupo vulnerable, los feminicidios y la violencia intrafamiliar lo prueban (además de las ablaciones, la esclavitud sexual, las lapidaciones y ese larguísimo etcétera); la mastreta tiene razón, no hay "arte femenista", pero la realidad social es otra cosa, esa sí nos exige analizar cada elemento por separado, la vulnerabilidad en grupos sociales sí existe, y las mujeres somos minoría social pese a superar en número a los hombres, pues siempre han existido límites más estrictos para nosotras

el feminismo no lo conforman mujeres extraordinarias -todas lo somos, y todos los hombres lo son también-, sino mujeres iguales a todas, que contribuyen a que esos límites se vayan ampliando y borrando... dime, si el día de mañana al despertar te encontraras con una realidad que no te permitiera ganar por el trabajo que haces, que no te permitiera decidir cómo ejercer tu sexualidad, que no te dejara estudiar, opinar sobre política o simplemente cómo administrar el dinero en tu casa, que te exigiera cubrirte el rostro y el resto de tu cuerpo ante los ojos de los demás, que te despojara de la propiedad de tu mismo ser y te dijera que no te perteneces a tí misma, sino al hombre que eligieron para tí, que el decide no sólo sobre tu cuerpo sino sobre tu vida, al grado de terminarla en el momento en que decida, sin contar con el apoyo de tu familia que ya perdió potestad sobre ti al entregarte... dime, no lucharías contra eso?, porque justo eso es lo que te convertiría en feminista

(y estar de acuerdo en que todo eso ya no sea de esa forma en nuestra realidad actual, te convierte en feminista ahora)

saludos atentos =)

malbicho dijo...

notita: la primera respuesta en el anterior comentario es para jinshiO

@paul
te agradezco el espacio que me has estado dando, tu contribución y todas tus atenciones, sabía que colaborar contigo me iba a traer satisfacciones pero incluso se rebasaron mis expectativas, espero Violeta regrese y vea lo que su comentario provocó, y nos deje más de sus impresiones

otra abrazo fraterno!

Menospausas dijo...

Malbicho, regreso feliz, regrese a ver cómo empezó este post y el comentario de Violeta, ya te dije mis puntos de vista sobre lo que ella pregunta, y por supuesto me vuelvo a ratificar en mi primer comentario.

Creo que a veces nos produce repelús la palabra feminismo, porqué así se ha mal vendido, se vende en este país a una mujer casi bigotona, con pantalones, sin pintura y sin matiz de feminidad, es verdad el caso de María Teresa Priego es una clara muestra de que esto no es así, ella misma opina que hay diferentes tipos de feministas, esas recalcitrantes que no permiten nada, y otras creo, y es mi punto de vista la mayoría, las que permiten el buen diálogo y solo buscan la igualdad y el respeto que se merece una mujer en la sociedad. Yo misma me veo ahora y me pregunto ¿En el fondo no seré feminista pero lo niego? Y si tal vez me lo niegue por comodidad, por no querer afrontar una crítica fuerte a favor de nuestro genero, no digo menospreciar al hombre, no eso por supuesto nunca lo haría, y tenemos en México una Marta Lamas, que en verdad me agrada ver, ha luchado por los derechos de nosotras, las mujeres, Lydia Cacho, es una mujer femenina, que pese a todo no se ha quedado callada, es una luchadora social y feminista hasta la médula, Carmen Aristegui, a la que muchos tachan de lesbiana por el simple hecho de ejercer una posición rígida y no salir como estrella de televisión, lejos de conocer su vida privada. Esas mujeres que han dado sus luchas feministas, me admiran y merecen todo mi respeto.

Pero son pocas, muy pocas mujeres en este universo que es México que tienen esa conciencia crítica, ¿Estamos más atrasadas que en otros países del continente? ¿Mas atrasadas que en el resto de America Latina? Si, mi respuesta sigue siendo, si, mientras no hagamos conciencia de que en verdad damos una mano a la vecina, a la señora de la esquina, a la mujer golpeada, a la que quiere abortar pero no puede por falta de medios, a la que no sabe como no hacer para no tener más hijos, a la que no se le enseña a leer, ¿Seré feminista de closet? No lo se mi conciencia crítica no da para más.


Ahora si me voy porqué el tiempo apremia..y mi trabajo me espera. Cómo siempre me encanta su rincón, y me da gusto ver a los hombres ayudando en este camino a la mujer.

Un abrazo Malbicho

marichuy dijo...

Sabes Bichito?

Tengo un gran problema; sentimientos encontrados. Mi peor y más dura experiencia laboral fue teniendo a una mujer como jefa. Súper inteligente, preparada, letrada... y feminista a ultranza. Yo era una mocosa que aún estaba en la Universidad y ella, mi Súper Inteligente jefa, me trató peor de lo que me han tratado todos mis machos jefes posteriores. Todas las proclamas feministas, liberadoras e igualitarias que hacía allende la oficina, quedaban sepultadas al interior de nuestra área laboral, merced a su actitud autoritaria y hasta vejatoria de mi dignidad. No sabes cómo sufrí con esa mujer y lo peor es que yo necesitaba la plata que ganaba ahí (una miseria pero de algo me servía).

Y quizá por eso, me quedé muy escamada y cuando me topo con una feminista a ultranza, que antes de saludarte ya te está echando el discurso formativo y restregando en la cara su elevada conciencia crítica, de inmediato mis sensores se ponen en alerta. Una cosa es decir y enarbolar los más avanzados discursos liberadores e igualitarios y otra muy distinta, llevarlos a la práctica con las propias congéneres.

Saludos

Ana Ags dijo...

Al decir hombres y mujeres extraordinarios me refiero a todos aquellos que luchan día a día por los niños, por los indígenas, por los campesinos, (y claro, por las mujeres) que son grupos vulnerables, y sin embargo pueden no pertenecer a ellos, algunos son religiosos, o pueden ser maestros,o simplemente personas comprometidas que quieren dar, y que no buscan un reconocimiento, ni que se les llame de algún modo.

He conocido mujeres que llevan la bandera de feministas y zapatistas (ahora ya no están tan de moda) y dan verdadera pena.

"quiero que me perdonen, por este día, los muertos de mi felicidad"


Saludos.

malbicho dijo...

@menospausas
no sé exactamente cuál es el motivo de que regreses feliz, pero celebro que lo hagas porque la felicidad es contagiosa y se me pegó tu sonrisa

también quiero pensar (imaginar, anhelar) que uno de los motivos de tu felicidad es tener más conciencia de cada acción que tomas para tu beneficio como mujer (sin perjudicar a nadie más), porque, sabes?, eso es lo que pasa cuando te defines feminista: comprendes que eres más dueña de ti, de tus circunstancias, de tus derechos y tus responsabilidades, y que el cambio no sólo es bueno para ti sino para las mujeres que tienes cerca (crees que tus hijas, sobrinas, hermanas, amigas, vecinas, colegas... no se beneficiarán cuando actúas más segura, cuando levantas tu voz ante un atropello, cuando cortas el círculo de sumisión o la espiral de la violencia?... claro que sí!), el feminismo es solidario, no sólo con el mismo género, con el otro también, le da la mano al hombre y le dice: "yo te ayudo con la carga económica de nuestro hogar, yo te comparto la alegría de ver crecer nuestros hijos, yo cargo también con las responsabilidades de mis decisiones, yo te libero de ser todo el tiempo mi soporte, mi ancla y mi techo, yo quiero que también veas por ti, no te juzgo por ser humano, por ser vulnerable y a veces necesitar un respiro..."

también eso es ser feminista (si no quieres no te llames así, pero tampoco niegues que sí lo eres)

por otra parte, eso de "una mujer casi bigotona, con pantalones, sin pintura y sin matiz de feminidad"... qué, me estás espiando??? -je-

no´scierto, la verdad si soy todo lo primero, pero no puedo -ni quiero- negar mi feminidad aún con todo y eso

-je-

malbicho dijo...

@marichuy
tristemente esas experiencias son muy comunes, quizá en un principio fue necesario tener esa belicosidad porque el inicio del movimiento no fue nada fácil (el feminicidio de las obreras textiles estadounidenses en 1908 es un ejemplo de eso), luchar contra los atavismos y prejuicios siempre es algo muy desgastante y necesita demasíada energía y convicción, y en todo movimiento hay "ultras" que se radicalizan y otros que no son ejemplo de congruencia, pero a ningún movimiento ideológico se le ha penalizado tanto como al feminismo por esas manifestaciones radicales, es decir, no se deja de desaprobar por completo al racismo por los excesos de purismo étnico que se llegan a dar, verdad?, ni se aprueba totalmente la homofobia por que conociste a un gay mala onda, pero al feminismo sí se le descalifica por completo por un sector de feministas recalcitrantes (te soy honesta, no me identifico con las que pelean por el derecho a orinar de pie), excesos siempre hay, pero los logros son más contundentes, así como la necesidad de seguir pugnando por vencer todos los lastres que aún quedan

en una ocasión llegué a una empresa en la que sólo había un hombre en labores administrativas, la empresa iba en ascenso, ganando terreno y afincándose en el liderazgo de su nicho, la directora y las gerentes eran unas buenazas, fregonsísimas en sus respectivas áreas, las ejecutivas no se quedaban atrás, yo quedé fascinada cuando llegué, el respaldo que nos daban eran fantástico, la motivación y la seriedad con que tomaban nuestro trabajo era el mejor que yo había tenido hasta el momento, y lo mejor aún era que no tenían esa visión meramente utilitaria, sino que era una empresa muy humana, pero en la primera junta ejecutiva de las primeras cosas que les escuché decir después de afirmar que su misión era alentar la participación y realización de las mujeres, fue "no somos feministas, aquí no odiamos a los hombres", es decir, esas mujeres empoderadas, honestas, congruentes en su acción y pensamiento humanista e integral, no se consideraban feministas aunque actuaban como si lo fueran... lo que les dije es que aunque lo negaran lo eran, pero nunca quisieron admitirlo, una de las respuestas más jocosas que recibí fue "no, yo no soy feminista, a mí sí me gustan los hombres" -je-

yo sí soy feminista, y no odio a los hombres, por el contrario: los amo, entiendo que algunos de ellos son mi complemento, el que no permita que se siga reduciendo a la mujer como a un ser humano de segunda, no me hace ser su contrincante... el feminismo no es una declaración de guerra contra el género contrario, es el machismo el que se combate, pero ese es un enemigo común que tenemos todos (hombres y mujeres)

malbicho dijo...

@Ana Ags
decía luther king "una amenaza a la justicia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todo lugar"

el feminismo sigue este parámetro, la lucha contra las desventajas hacia un grupo vulnerable es también asumida como una lucha propia, porque el enemigo suele ser el mismo: un prejuicio, una costumbre atávica, un miedo a lo diferente, a lo que me cuesta trabajo aceptar; en ese sentido todos podemos ser susceptibles de discriminación y en un momento tener que luchar en contra de ella, a eso me refería con mujeres iguales a todas, entiendo lo que dices de que defender a otro hace a un ser humano extraordinario y que eso va más allá de una etiqueta

también sé que conocer personas incongruentes con la ideología que pregonan nos desilusiona a todos (es lo que también nos pasa con la religión, verdad?, un líder inmoral hace que denostes la iglesia que representa), y en ese aspecto sí entiendo que se forme una mala imagen de un movimiento a partir de tratar gente así, pero, juzgarías a todo un país por una persona de esa nacionalidad que conociste?, seguramente no, pasa lo mismo con los movimientos sociales, no hay una selección según su personalidad ni tampoco un casting para poder unirse a uno, así que siempre van a encontrarse personalidades tóxicas con la misma probabilidad que en una empresa, una reunión, una escuela o algún otro sitio de convergencia social

no es mi intención contradecirte, siempre he coincidido contigo en los aspectos medulares de tus comentarios, no es la excepción esta vez, tu inclinación humanista me identifica igualmente, sólo quería aclarar que no es el feminismo esa doctrina beligerante y separatista que se piensa, eso es un malentendido o un exceso de algún sector aislado; en sus principios ideológicos el feminismo cuestiona la subordinación de la mujer, pero no promueve invertir los papeles, sólo reducir la inequidad injusta

de igual forma te agradezco enormemente tus comentarios, como los de menospausas y marichuy, tienen más valor al provenir de mujeres inteligentes y conscientes de la importancia del rol femenino en la transformación social, que tengan esa reticencia a declararse feministas muestran que es necesario reafirmar un concepto de feminismo humanista, holístico e integral, y esa también es labor de las que nos asumimos como feministas, vencer esos malentendidos para que una etiqueta no demerite los avances y los objetivos, nos es necesario adaptarnos a los cambios de mentalidad, ya no hace falta continuar con ese discurso agresivo, sólo depurarlo y hacerlo más convincente para que se logre disasociar de esa imagen negativa

un abrazo Ana!

Ana Ags dijo...

Igual para tí, con toda mi admiración :)

Aurore Dupin dijo...

Separar arquetipos en nuestra dicotómica sociedad es sólo para grandes ligas:

madre/santa/abnegada vs amante/prostituta/librepensadora.

Considerando que es algo arraigado tanto en hombres como en mujeres: a final de cuentas ¿quienes son generalmente las que nos inculcan nuestros valores primarios? Las madres. Las mujeres.

Esto en cuanto a perspectiva social de base.

En cuanto al desarrollo de conciencia, la crítica pura y dura, es necesario no caer en el fanatismo en ninguna de sus vertientes. Bien lo menciona Marichuy, cuando el feminismo se toma como apostolado a lo hardcore, se cae en los mismos extremos del machismo -con la polaridad opuesta, pero a final de cuentas con más semejanzas que diferencias-. Sí, hay mucho que desarrollar en cuanto a conciencia crítica, especialmente porque hay que despojarnos de las ideas sociales que nos han servido de sustento y crear nuevas basadas en la empatía y el respeto, cosas que nuestra Kitsch masa ha relegado a un rincón muy obscuro.

lumpenpo dijo...

Este post da para que cada comentario sea un post en sí mismo. Me parece que en nuestro país no sólo el hombre sea portador del machismo y en mayor o menor medida del concepto sobre el papel tradicional de la mujer. Desgraciadamente las mujer mexicana, más o menos promedio, es un vehículo cultural de los roles tradicionales. Por ejemplo las mamás tienen un trato distinto con los varones que con las mujeres (en el quehacer cotidiano, las normas morales y los papeles que cada uno juega en el hogar) y luego socialmente se afirma a través de la escuela, medios de comunicación...(Althusser Sin embargo se avanza, debido a un fuerte movimiento que adquiere distintos tonos, sufragista en el inicio, perspectiva de género, por la igualdad, de izquierda, feminista, feminismo social, feminismo reformista, electoral; organizaciones no gubernamentales, organizaciones sociales, sindicales y políticas han contribuido, aunque la diferencia de "matiz", divide, ese es otro paquete la mujer desde qué perspectiva, de izquierda, feminista, feminista radical, feminismo reformista...Una discusión fuerte del Movimiento Urbano Popular con las feministas de los 80´s estribaba en que para el MUP la lucha de las mujeres no sólo es una cuestión de género, sino de clase, ahí (MUP) por lo menos se reconocía que la existencia de organizaciones propias de mujeres respondía a demandas específicas de las mismas, con los resquemores propios de los izquierdosos de todo tipo. Terrible decepción sobre la izquierda que no incluye una perspectiva feminista, herencia de la ortodoxia donde el proletariado era el mesías salvador. En algún sentido la mujer mexicana viene adquiriendo una conciencia crítica, que al viejo estilo diría una conciencia "para sí", por sus inserción en el campo laboral, acceso a la educación y el trabajo de miles de mujeres en organizaciones que ha logrado incursionar en el alma del problema: la cotidianeidad (violencia familiar, hostigamiento sexual...) Parece ser que es en la clase media donde los roles tradicionales están cambiando y las mujeres aparecen afrontando retos distintos, cuestión que en el medio rural aún es más difícil. Hay un texto impresionante por su toma de postura definitiva, cuando lo leí fue todo un suceso ideológicamente ya que deja perfectamente claro lo que es el feminismo (la crítica de algunos y algunas era su procedencia desde el feminismo radical-lesbiano- y en muchos sentidos anarquista) pero sigue siendo para mi un radical, bello y esclarecedor manifiesto: "Escupamos sobre Hegel" de Carla Lonzi (1931-1982) -La Rivolta Feminista- (estuve alguna ocasión en Italia y nadie me supo decir de ella) te dejo el link http://www.nodo50.org/herstory/textos/Escupamos%20sobre%20Hegel.pdf Tal vez sería bueno que hagas un post sobre este texto, ya entrado el Fanzine en materia, digo, para entrarle al toro por los cuernos. Lo más canijo del asunto es que las mujeres, muchas -no importa condición social o ideológica suponen que el feminismo es una conducta antihombre y desde luego no serán feministas por no afrontar el sacrificio de verse sin macho, cuestiones de una perversión ideológica dicen "estoy de acuerdo con la lucha de las mujeres, pero no soy feminista". Se confunde feminismo con "igualdad", es correcto aquello de "iguales en la diferencia", a veces se cree que la entrada de las mujeres en los antros, fumar, tomar, pagar, es parte las conquistas feministas (el orgasmo si - pero sin Freud-, el aborto, "a salario igual, trabajo igual" entre otras, resultado de la licha feminista. En fin, que hablen las mujeres, sus aliados... los hombres, insisto: hombres, es una liberación del ser humano "El grado de civilización de una sociedad se mide por el grado de libertad de la mujer." FOURIER, Charles. "Proletarios de todos los países, quién les lava los calcetines?" Abrazo escupidor sobre la tradición obsoleta. (Espero no tener faltas ortográficas , se me borraron las letras en mi teclado y sufro)

jaspo dijo...

Venía con el machete desenvainado, afilándolo conforme iba leyendo los comentarios. Sobre todo independientemente de la solidaridad de género, hasta cierto punto justificable; todos tus comentarios bichita, tendían a la discriminación; como si a los hombres no se les encuadrara en estereotipos, como si a ellos no se les limitara su desarrollo laboral; como si a nosotros no se nos acosara, como si a nosotros no se nos violara o asesinara; con el agregado de que no queda ni el recurso de huir, llorar o sufrir abnegadamente; sino que se tiene que afrontar, tragar el llanto, aparentar fortaleza porque se tiene que ser muy macho.
Pero tu último comentario a menospausas del feminismo humanista, solidario con el hombre, me ha desarmado. Así que ya no peleo
No me importan las etiquetas; mujeres pensantes, críticas, responsables, honestas consigo mismas, honorables (entiendase honorable, no con el honor puesto en un hímen o en un apellido, sino en el honor como orgullo de ser mujeres fieles a sus ideas)propositivas, constructoras, soñadoras o realistas, pero bien mujeres, eso es lo que necesita nuestro planeta y nuestra nación. Me vale madre que etiqueta les pongan, total si el término feminista es el problema, las rebautizamos.

Hablando de estos asuntos, alguien conoce el titulo de una novela futurista y su autor, que trataba justamente de una corriente de feminstas extremas, las cuales ya no menstruaban; ya que habían conseguido "liberarse" de ese "estigma" la protagonista de la historia busca una contraliberación haciendo valer su derecho a mestruar. Ahí les encargo.
Saludos

malbicho dijo...

@Aurore
alguna vez asistí a una discusión acalorada sobre que las mujeres teníamos la culpa de formar a los futuros machos, pues finalmente nosotras los educábamos

uno de los puntos que más calor levantaron fue el de esa costumbre de fincarnos culpas y aceptarlas con la mayor naturalidad, ya suficiente tenemos con todos los perjuicios que el machismo vierte sobre nosotras como para encima culparnos también de él, decían, finalmente el condicionamiento social no sólo nos perjudica sino nos delimita también... pero la realidad es que en combinación con el hombre preservamos y abonamos las condiciones para que el machismo se mantenga, que caiga sobre nosotras la mayor responsabilidad de formar los hijos es otra de las limitaciones que el machismo nos impone (y no sólo a nosotras, los hombres son los más perjudicados, se les priva del derecho, la responsabilidad y el placer de incidir directamente en la formación de sus hijos), afortunadamente ese aspecto es uno de los que se han ido resolviendo, y en la actualidad los padres se involucran más en ese aspecto

sobre la conciencia coincido contigo, hay que depurar, aprender y desaprender para poder formarla

@lumpenpo
pues sí, cada comentario parece un post -je-, y especialmente el tuyo que es todo un artículo especializado -je, je-

pero qué bueno que nos compartes todo eso, merece una revisión profunda y un vistazo a cada referencia que das, pero quiero remarcar lo de "iguales en la diferencia", esa frase engloba mucho del concepto de feminismo de la diferencia, que es una de las vertientes que más han innovado para que precisamente se vaya dejando de lado ese antagonismo entre sexos

por supuesto que voy a revisar tu enlace y ten por seguro que más adelante habrá algo en El Fanzine sobre ello

(perdona que a veces se me pasa darle todos los espacios entre párrafo y párrafo antes de dar "enter", voy a poner más cuidado ya... sufieciente tienes con todo el sufrimiento que tu teclado te causa -je-)

malbicho dijo...

@jaspo
mira tú de dónde se me viene a acusar de discriminadora!!!!

-je-

nuncamente, mi jaspo, sí algo le reprocho al machismo es que me haya arrebatado la oportunidad de tener una relación plena con mi padre... sí él no hubiera estado tan condicionado a no expresar sus emociones; a no manifestar sus sentimientos; a mantener en todo momento su autoridad patriarcal inflexible; a desempeñar permanentemente su papel de solidez, de invulnerabilidad; si no se le hubiera convencido de que era dueño de nosotros, de que no teníamos los mismos derechos, de que no había motivo para decepcionarse de que hubiéramos nacido mujeres, de que era una afrenta cada muestra de independencia de nuestra parte... tantas limitaciones jaspo, que a veces no sé quién es el mayor perdedor con el juego del machismo, cómo le decía a El Belo, también ustedes tienen un rol muy impuesto, y las inequidades cuando son ustedes los que sufren alguna vejación son exponenciales, como bien apuntas

qué bueno que guardaste tu arma blanca, jaspo (de por sí eres "filosito" -je-)

jinshi0 dijo...

Exacto, la tele y la "cultura pop" tienen metida su enorme cuchara en estos asuntos a tal grado de distorsinar los términos y lo que realmente buscan.

juajua bueno menos mal no se ofendio si le preguntaste si era heterosexual como algunos bien machos.

Ana dijo...

un tema por demas interesante... he leido todos y cada uno de los comentarios y solo me queda decirte que nuestro mayor problema, creo, pienso y siento... es nuestra falta de educación e información y de una buena orientación... y esta ultima muchas veces esta excluida del seno familiar... se pueden tener las dos primeras, pero si no estan bien orientadas caemos en lo mismo...
deseo de corazon por mi bien, el de mis hijos y los hijos de mis hijos que toda esta informacion que fluye actualmente sea para que en el futuro la igualdad entre hombres y mujeres ya no sea un antagonismo y ambos luchen por un mundo prospero...
upsss! me salio lo melodramatica y lo soñadora
en fin...
un abrazo
=D

Abeja Obrera dijo...

Hola Malbicho, antes que nada me disculpo por no leer los comentarios, antes de hacer el mio y prometo el fin de semana ponerme al corriente proque la platica se ve que estuvo buena. Espero no redundar en lo ya comentado.

La conciencia critica yo la concibo como la posibilidad de racionalizar una situación evaluando los pros y los contras pero no desde el punto individual, sino social, cosa que no puedes hacer si no estas debidamente informado. Esta racionalización debe permitirte tomar decisiones en beneficio de todos como sociedad y no solo el propio o el de tu sector (como los politicos).

Teniendo eso como referencia, considero que no, ni la mujer ni el hombre mexicano, poseemos una conciencia crítica, puesto que hemos caído en una especie de zona de confort, donde preferimos no opinar, ni cuestionar, solo nos enfocamos en llevar agua a nuestro molino. Explicaciones del porque hay muchas.
No amplio más mi comentario, porque presiento que seré redundante con lo ya comentado, una vez que me ponga al corriente agregaré lo que considere pertinente.
Un saludo para todos!

PAYAXO dijo...

pues el mejor es el PSP nuevo, hasta trae bluray...........ups me equivoque de canal!

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...