domingo, 23 de agosto de 2009

Paseo Dominical por el Boulevard de la Roma: Av. Álvaro Obregón


Antes de 1929 era la Av. Jalisco y lo mejor de la sociedad capitalina de principios del siglo XX vivía ahí, este boulevard repetía el diseño urbano europeo y su paseo arbolado se recorría en bicicleta, carruajes tirados por caballos o tranvía. Después del asesinato de Álvaro Obregón -que vivía en el num. 182- se le dió su actual nombre, las casas de María Antonieta Rivas Mercado, de Ramón López Velarde (hoy la Casa del Poeta) y del ingeniero Lamm (hoy Casa Lamm) también se encontraban frente al parisino camellón; con el paso de los años el tranvía fue sustituido por microbuses y taxis, hoy el Metrobús hace parada ahí.


En los setentas fue ornamentada con doce fuentes de figuras clásicas, renacentistas y neoclásicas. Gracias a las protestas de intelectuales, el Edifico Balmori (de estilo renacentista) no fue derruido y hoy luce remozado, al igual que el pasaje comercial El Parián, que fue remodelado y constituye también un espacio cultural -yo jugaba ahí de niña, pero los comercios no eran las sofisticadas cafeterías y boutiques que tiene ahora, sino modestas mercerías, verdulerías y tiendas de abarrotes-. Sin embargo todavía quedan construcciones dañadas después del sismo del 85, sólo visitadas por artistas urbanos que cubren sus fachadas de cantera con grafitis y stickers.

12 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Uy Malbi

Qué bonito paseo dominical. Qué tiempos aquellos, cuando esa zona era tan bella como tranquila. Ni hablar; las ciudades -como sus habitantes- evolucionan e involucionan, se destruyen o reconstruyen.

Saludos domincales

Menospausas dijo...

Malbicho tus paseos dominicales me hacen el día, y sin salir de casa, un día me despierta el apetito y otro me ganas con la descripción de casas y calles, todo por un boleto y sin salir de casa.

He de confesar que los domingos son sagrados para mi, el no salir de casa es un alivio para mi semana, pero al leer tus paseos dominicales, me entra la nostalgia, de caminar por las calles de mi pueblo, ese que también gracias a Don Porfirio tiene edificios franceses, ese que al caminar por él descubres detalles en los edificios que te hacen pensar en lo hermoso de las ciudades.

¿El tranvía pasaba por ahí? Es una pena que los edificios no se conserven después del seísmo, quedaron ahí cómo muestra de lo que vivió esa ciudad, de dolor de muchas familias, y quedan sin componer para suerte de los artistas urbanos.

Gracias Malbicho por mi paseo dominical, me voy feliz de recorrer un ciudad que ya no existe por los microbuses, automóviles, taxis, graffiti, y cosas que el mundo moderno ve cómo algo normal.

Feliz domingo, eres mi guía turística y no cobras cómo los que veo en la entrada de mi pueblo.

Menospausas

malbicho dijo...

mi tía vivía en la esquina de Jalapa y Chihuahua, justo con el parián detrás, nos visitábamos mucho y como no se podía jugar en la calle íba con mis primas a brincar y correr en el pasillo del parían o cruzábamos la calle para llegar al camellón y correr de fuente en fuente para mojarnos unas a otras y luego descansar en sus bancas; su casa me daba miedo, se abría la puerta y una escalera angosta conducía a la casa en las siguientes plantas, pero los balcones me encantaban, me gustaba asomarme a su vida nocturna, tanto tráfico, tanta música y tanta gente contrastaban con la tranquilidad de mi colonia, y es que la colonia roma sigue siendo una de las más vivas de la ciudad, la plaza de río de janeiro es un lugar muy padre donde irse a tomar un capuchino o comer una pasta con buen vino -o un elote con mayonesa y queso si no se trae mucho dinero-

malbicho dijo...

@marichuy y menospausas
se me olvidó poner a quién iba dirigido el comentario, pero era para las dos -je-

ando medio mensa hoy, pero es que no he desayunado (lo bueno que la mamibicha ya está haciendo sus famosos chilaquiles)

Menospausas dijo...

Malbicho yo pensé que alargabas el Post.

Yo recuerdo las visitas a casa de mi abuelo paterno, creo que vivía el hombre en la Roma, no recuerdo bien, pero por ahí tengo mis fotos de niña, en unos jardines llenos de árboles, después se cambio a vivir con su hermana, y la casa me encantaba, con madera y muebles antiguos, era una excursión ir a México.

Recuerdo mucho temporadas que mi mamá me dejaba o me llevaba al dentista ¿Puedes creerlo, al dentista hasta la capital? Bueno llegábamos a una vecindad, para mi era un mundo diferente, podías convivir con los niños de la vecindad que jugaban en el patio, la ropa tendida en los pasamanos, las señora escuchando la radionovela, siempre se convirtieron estas visitas al dentista en un viaje maravilloso.

Gracias de nuevo Malbicho.

jinshi0 dijo...

ja ahí viví como 3 años todo quedaba a unos pasos hasta la escuela que caray ¬¬

bonito el paseo

Aurore Dupin dijo...

Huy, la Roma. Cuando andaba en las epopeyas épicas del HGM, a mis compañeros de la residencia les encantaba ir allí (y lo digo como si a mí no) -es que si lo acepto mi fama de antisocial se va al traste-.

Muy buenos los paseos dominicales, Malbicho.

Ana dijo...

Hola!
el recordar definitivamente es vivir... aca en mi pueblo... todo lo que es el centro historico lo han ido recuperando... las fachadas antiguas han quedado intactas pero les han dado su manita de gato... actualmente es un placer caminar por las noches en el centro... ya que el alumbrado le ha devuelto algo de ese toque antiguo a la cuidad...
un abrazo y gracias por el paseo
:)

malbicho dijo...

@Menospausas
ja, ja... sí, así parece verdad? (me faltan pretextos para hablar de mí misma -je-)

es delicioso revivir esos recuerdos de niñez, pará mí ir a la roma era adentrarme en la ciudad (yo casi vivo en la periferia, justo en el límite del defe)

@jinshiO
sí me habías comentado, te tuve en mente al hacer el post (de hecho lo pensé hacer desde que me dijiste), espero haber detonado buenos recuerdos

=)

@Aurore
ja, ja... claro, hay que defender nuestra misantropía hasta lo último -je-

@Ana
es que los centros históricos suelen tener muestras de grandeza, siempre es una delicia recorrerlos durante la noche, se vuelven casi mágicos

no tienes nada que agradecer, al contrario, qué bueno que me dejan detonar sus memorias

=)

jota pe dijo...

-- 30 anios viviendo ahi y no conozco la Roma, me invitas?

PerroZombie dijo...

tsssss... y por qué omitiste el Alicia ???? chale... sólo por eso no le pongo "chidito" a este post.. ¬¬

jaspo dijo...

Me gano Jota el comentario, yo treinta y muchos años de ser chilango y nunca me llevaron por esos lugares. Bueno pero en compensación me iba al cerro a correr y buscar cuevas.

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...