martes, 15 de septiembre de 2009

Hoy Soy Mexicana*

La Victoria Alada (o Ángel de la Independencia pa´ los cuates), es ya una jovencita de 99 años.


Hoy soy mexicana. Y al igual que Juan Escutia, me envuelvo en el legado de nuestros héroes, símbolo de la unidad de nuestros padres y nuestros hermanos, y me arrojo a una fiesta con sabor a pozole, con olor a pólvora y con voz de Jorge Negrete. Mi México lindo y querido se adorna con botonaduras de plata, se cubre con un sarape y no canta mal las rancheras aunque su acento sea yucateco y su lengua sea tarahumara. De norte a sur y de esta a oeste, los trajes de china poblana y de mariachi nos uniforman gracias a la herencia del Rancho Grande y del Peñón de las Ánimas; así seamos yaquis, purépechas, lacandones o chilangos de ascendencias mixtas. A pesar de que también son mexicanos, ni los voladores de Papantla, ni el mole rojo, ni la bamba, ni la danza del venado, ni el pulque, ni la cajeta, ni la guelaguetza figuran tanto en este mes patrio como el sombrero de charro, el tequila y los chiles en nogada, junto con otros de los símbolos de la mexicanidad que hemos adoptado y que nos representan a nivel mundial.

Patriotas y nacionalistas, maquillamos nuestras calles con las tonalidades de mi banderita, banderita, banderita tricolor; a la que desde niños sabemos venerarla, pues es mi bandera la enseña nacional y son estas notas su canto comercial… perdón, cántico marcial… pero es que la bandera también se ha convertido en gancho publicitario: basta hacerla ondear bajo los números que indican los descuentos y las ofertas de electrodomésticos, autos y mercancía de supermercados para hacernos saber que las empresas trasnacionales se unen a nuestros festejos de independencia (siempre y cuando ésta no sea económica), o que las empresas mexicanas se preocupan del desarrollo del país, ayudando con sus abonos chiquitos y usuras enormes, advirtiendo que esta vez el grito lo vamos a dar de gusto por estrenar casa o por ganar la lotería; que ya podemos festejar a la usanza gringa (comprando en baratas) o como lo hacen las televisoras con sus cantantes que residen en Miami y cobran en dólares, pero que hoy cantan ranchero con sus voces nasales y sus registros pobres.

Aún así, se levanta en el mástil mi bandera en la plancha del Zócalo, ese ombligo del mundo que hoy se disputan Ebrard y Calderón para pintarla del color de su partido. Se yergue jactanciosa en las azoteas de las casas, se pesca de las solapas de un saco o se aferra a las antenas de los autos, cuelga del espejo por el que nos mira el taxista, tapiza el cofre de un microbús o se deja caer desde lo alto de un edificio gubernamental. Ondea en el aire vanidosa, coqueta, orgullosa de sus colores… aunque estén en la cinta que lleva en la frente Juanito, el hijo desobediente de Iztapalapa.

Este mes patrio arrancaba antes con el Informe Presidencial, que no era más que un pretexto para rendir pleitesía al presidente en turno y tener un día libre de escuela y trabajo, pero que en la actualidad se ha transformado en una serie de spots comerciales que el deporte del zapping los hace perfectamente eludibles, así que ahora el fervor patriotero comenzó realmente con el milagroso resurgimiento de nuestra selección de futból y de la esperanza de colarnos al Mundial en Sudáfrica, justo cuando nuestro actual héroe nacional profanó la portería enemiga, pintando el festejo en cada rostro asistente al Estadio Azteca; seguimos conmemorando a los Niños Héroes, aunque no logremos recordar contra quién peleaban ni mucho menos de todos sus nombres (sobre todo desde que Fox aumentó la lista: ¿quién diablos es José Azueta?); celebramos el aniversario del himno aunque jamás lo hayamos leído en su totalidad y sigamos sin saber que significa bridón, aras o pendones; damos el grito y nos anticipamos al festejo del bicentenario, sin que sepamos distinguir bien entre los héroes de la Independencia y los de la Revolución, dando más importancia al día 15 que al 16, el cual sólo nos sirve para reposar la cruda, igual que damos más trascendencia la inicio que a la conclusión de la lucha independentista, y el día 28 pasa inadvertido, opacado por el recuerdo de las víctimas del terremoto del ’85, pero también de la solidaridad de los mexicanos en el día 19.

La ceremonia del grito es el clímax del sentimiento patriótico, la cúspide de la emoción por haber nacido en esta tierra bendita de Dios, el orgullo de que primero soy mexicano y mi sangre por mi tierra daré yo si el clarín me convoca a defenderla de la planta profanadora de un extraño enemigo. Este sentir se exacerba con los mensajes sobre los valores de nuestra sociedad, la grandeza de nuestra historia, la trascendencia de nuestra cultura, la nobleza de nuestro carácter, la alegría y el calor humano propios de nuestra gente; mensajes que se repiten en los medios que se adjudican parte del mérito de que así sea… en el caso de que así sea, pues ¿tenemos acaso en exclusiva la franquicia de la tradición, del folklor y de la gloria de un pasado histórico?, ¿somos el único pueblo que responde con generosidad ante la desgracia, con hospitalidad ante el visitante, con júbilo ante un festejo? O ¿por el sólo hecho de ser hechos en México, en nuestro contenido se encuentran por default todas estas cualidades?, ¿por qué entonces el primer lugar mundial de corrupción, secuestros y feminicidios?

Los estereotipos de nuestra cultura responden a la necesidad de reafirmar nuestra identidad nacional; se nos ha insistido tanto en que encajamos en el molde del ideal posrevolucionario que respondemos por reflejo a las canciones de José Alfredo Jiménez y a las películas de Pedro Infante. Nos brota el civismo por los poros cuando gana la selección mexicana y rodeamos el Ángel de la Independencia (curiosamente relegado durante el Grito y el Desfile) aunque se nos haya olvidado votar o declaremos nuestros impuestos “en ceros”. Nos enorgullecemos del esplendor de la cultura de nuestros ancestros sin preocuparnos por defenderlas de la creciente invasión cultural extranjera que aceptamos indolentes, y hasta complacientes. Porque sólo hoy es divertido tejer el cabello en dos trenzas, el resto del año sólo las “marías” los llevan así, y yo prefiero teñirlo de rubio; hoy es cool bailar el mariachi loco, el resto del año lo hacemos tarareando a Madonna o a Lady Gaga; hoy grito “¡Viva México!” a todo pulmón, el resto del año practico mi inglés y junto para irme al otro lado; hoy me cubro los hombros con un rebozo, el resto del año uso pashminas y chalinas francesas. Porque hoy soy mexicana, el resto del año… no sé.

*Texto reciclado, ya andaba por ahí flotando en la blogósfera pero me quise dar el gustito de traérmelo para acá (y mostrárselo a los que todavía no lo leen). En lo que puedo postear a diario, voy a programar algunas entradas con textos propios, ejercicios y debrayes.

14 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Querida Bichito

Mexicana soy hoy y siempre; con todo y estereotipos, que a veces me pesan tanto. Pero seré franca contigo, hace rato que tengo extraviado el sentimiento patrio y de la Independencia Mexicana no queda casi nada, por no decir nada. Cuando estos PANnistas (que en infausta hora llegaron a malgobernar esta Nación) se vayan -porque se tienen que ir-, ya no nos quedará casi nada de país.

Un abrazo


"No amo mi Patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos."

J.E.Pacheco

jota pe dijo...

-- tampoco he podido venir a leerte, todavia estoy crudo de una pachangona del domingo, luego te cuento o te cuenteo, chale ya te tardaste no?

Aurore Dupin dijo...

Malbicho:

No hay algo por qué celebrar. De sólo recordar a las personas que perdieron a sus seres queridos en esta fecha, más las ocurrencias del gabinete de FeCal, y la globalización, ya no me queda nada de "sentimiento patriótico".

No soy de aquí, ni soy de allá (...) y no ser feliz es mi color de identidad...

Por ello, todo aquél que ose pasar por la casa gritando como estúpido, se ganará un disparo de un AK-47 reservado para esta ocasión.

Dayann dijo...

LEERTE ME HA RESULTADO MM BUENO,LA VDD ES K TENGO UNA MEZCLA DE SENTIMIENTOS ENKONTRADOS, KASI ESTABA YA CN MI CHAL, Y MIS TRENZAS Y ME LAS HE KITADO COMO TE HE IDO LEYENDO..
AHORA SOLO KEDA MI BANDERITA, KON SUS COLORES VIVOS Y ESA AGUILITA AL CENTRO...

NO, LA VDD ES K TODO LO K ESCRIBES ME REUSLTA MUY FAMILIAR, Y LA VDD ES K CADA VEZ HAY MENOS MOTIVOS PARA FETSAJR LO K MAL LLAMAMOS INDEPENDECIA, EN UN PAIS YA TAN DEPENDIENTE!!

SALUDOS DAYANN

El Signo de La Espada dijo...

Desde que en México gobiernan los paPANatas, yo decidí declararme de nacionalidad marciana.

Me cai que todo el patrioterismo a mi alrededor me pone de malas.

Y eso sin tomar en cuenta toda la ristra de tarugadas que nos aquejan como país.

Si esto sigue así, voy a declarar mi casa nación independiente.

Menospausas dijo...

Malbicho, ojala pensará que hay algo que celebrar este día, bueno el cumpleaños de Don Porfirio, ese que nos dejo hermosos edificios, que hizo el maravilloso Teatro Juárez, el Mercado Hidalgo, estaciones de Ferrocaril, porqué hoy sin muchas vueltas se celebra el grito de Dolores por ser el cumpleaños de Don Porfirio.

Pero qué más quisiera yo qué poder sentir un poco de felicidad, no hoy recuerdo que hace un año las familias salieron a cantar Viva México en Morelia, hoy es día de luto para mi, espero no ser tan pesimista, pero hoy siento un verdadero dolor, por esas familias que salían para olvidar sus penas, sus deudas, sus angustias, papás llevando a sus hijos a celebrar por celebrar, para olvidar, así que hoy mi celebración es solo un grito de Dolor, no de Dolores.

Debería sentirme un poco contenta por estas fiestas en este mes, pero no puedo, ya busque en todos los rincones y no me nace, tal vez Malbicho, tal vez otro día hoy no me visto de alegria.

Un abrazo, te extrañamos mucho ingrata

Abeja Obrera dijo...

Las unicas palabras que vienen a mi mente son aquella de Octavio Paz: "El mexicano grita el 15 de septiembre para poder mantenerse callado todo el año"

Desafortunadamente, aun son muchos los que sienten ese patrioterismo y como Menospausas, también considero este, un dia de luto por el secuestro de nuestro país.

Unicornio dijo...

Estimado buenbichito:
Yo me dejé llevar por el sentimiento... pero de ira (oohhh, peccatu mortualiis, mea culpa). Es que acabo de presenciar, una vez más, cómo gente buena y trabajadora es removida de sus puestos, cómo personas inteligentes y comprometidas son sustituidas por ineptos recomendados (y por órdenes de sus imbéciles jefes... Presidentes incluidos) y cómo los que podrían hacer algo por impedirlo, NO hacen nada. La historia de este país, en resumen.

A pesar de eso, daré el grito (pero de inconformidad) y enunciaré un VIVA! por la gente valiosa que aún debe quedar por aquí. Y voy a agitar el pendón que nos heredaron nuestros mayores, incluídos aquéllos que murieron en las revoluciones, creyendo que lo hacían por un lugar mejor para sus descendientes.

Esperando que ESOS descendientes ya no sigamos decepcionando la memoria de los que ya no están, se despide, con rabiosa Esperanza todavía,

el rebeldemente gritón Unicornio...

milyunamáscaras dijo...

Pos con la pena pero voy a hacer una corrección a ese escrito anónimo: la consumación de la independencia se dió el 28 de septiembre
- no el 21- de 1821 con la firma del Acta de Independencia, precedida por la entrada del Ejército Trigarante a la ciudad de México el 27 de septiembre del mismo año.

Los nacidos en Guanajuato nos tenemos que chutar cada año el desfile así como el 28 de cada mes la renovación del fuego simbólico en la Alhóndiga de Granaditas.
Creo que es la única ciudad que lo conmemora.

Saludos y después comento con más calma mi mexicanidá

malbicho dijo...

què pinche gacho se siente no contestarles a todos, pero orita nomàs me detengo pa decirle a la milyunamàscaras que el texto no es anònimo, es mìo de mì, pero que què bueno que me corrige porque la verdà no me sabìa el dato que me da, a ver si puedo hacer una entrada con eso

es que la verdad, encontrar un cibercafè abierto a la hora en que me desocupo està cabròn, y luego encuentro unos con màquinas hiperlentas, o se va la luz antes de acabar, o me da còrrelequetealcanzo, o me inducen los markabianos

ademàs ando malita, tengo una tos de perro que ni dormir me deja

PD: tambièn le mando saludos y abrazos a los nuevos amigos de El Fanzine, què gustote entrar y encontrar nuevas ventanitas en el cuadro de seguidores, y los comentarios divertidos de Dayann

UN ABRAZO A TODOS!!!

PerroZombie dijo...

chale... por embeberme ahora en mi mundillo se me olvido todo este amplio mosaico mexicanoide al que pertezco ... y ahora que lo pones así... creo que no está tan peor el asunto... jejeje, creo que deberías de ser tu la próxima secretaria de tursimo !! XD jajaja... abrazos !

Champy dijo...

Ay amiga.... no digo nada para decirlo allá..... pero también te la robo.

2046

Champy dijo...

Oye.... nomas me das permiso de quira lo referente al juego de futbol?

Es que eso ya suena fuera de lugar por el año!!!!

Andale si?

2046

malbicho dijo...

Champy:

según yo ya te había dejado un comentario aquí diciéndote que le troces lo que quieras, pero como que esta anda invadido por espíritus chocarreros desde que yo no ando por aquí -je-

mi compu está malita, por eso no había entrado, pero toma lo que quieras y destázalo como gustes

=)

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...