miércoles, 7 de octubre de 2009

Mi Tributo a Mercedes Sosa

"A quien doy las cuerdas de mi guitarra, para que no suenen tristes a la hora de mi adios".
Mercedes Sosa, interpretando a Julio Lacarra


A estas alturas su muerte ya es noticia vieja, pero de igual forma necesito rendir tributo a Mercedes Sosa, por mucho, mi cantante favorita (en el Canal 22 le harán un homenaje el sábado, en el recomendable programa MP3), su voz me causó un impacto insuperable, esa voz que León Gieco llamó "la voz de los desposeídos", e incluso hay quien considera que si Latinoamérica fuera mujer, esa mujer sería Mercedes Sosa. Esperemos que al igual que la cigarra, vuelva a estar aquí, resuscitando... y seguir cantando.


9 ideas en tránsito:

superKT dijo...

Hasta que regresas mujer... y ahora por que sigues ausente...

Ana dijo...

una mujer que con su canto sera un recuerdo imborrable...

un abrazo Malbicho, que bueno leerte...
=D

Unicornio dijo...

Lo que ocurre es que no se ha ido. De hecho, como much@s otr@s, nunca se "irá".

Fue el eco de las voz de todas las mujeres y los hombres. Y esa voz está (como todo mundo sabe) en todos nosotros. Cada que cantemos "Alfonsina y el Mar", por ejemplo, ella estará cantando a través de nuestra voz... aunque no sea quizás tan privilegiada como la de ella.

Saludos, buenbichito. Y que haya mejor salud de aquí en adelante. Cuídese mucho. Y cuide la higiene de las manos y los alimentos, para ahuyentar al "malbicho" AH1N1.

Con un saludo afectuoso, se despide,
el antiviral Unicornio...

Ana Ags dijo...

chale Malbicho, me negaba rotundamente a oír a Mercedes Sosa porque no me sentía capaz de hacerlo sin ponerme a llorar como la mujer de agua que soy, y si aquí estoy con un nudo en la garganta y los ojos de "candy", y sabes, es como un vicio, después de ver el enlace que pones de "como la cigarra" con la piel erizada, me puse a buscar más, me sentí como el alcohólico que quiere dejar de serlo y cae, y se quiere acabar todo el licor del mundo. Chillo. Ahora tendré que curarme y tomarme todo ese alcohol, oír toda esa música y leer lo que dejé a un lado.

"Te acuerdas de ayer, era tan normal, la vida era vida y el amar no era paz, que extraño, ahora me siento diferente, pienso que todavía me quedan tantas cosas por dar"

Te mando un abrazo melancólico.

Lise Canseco dijo...

Malbicho malbicho, yo que te iba a decir que pusieras en tu blog a la Meche, pero como nuuuuunca me haces caso y mira, se me hizo jijijiji. Vale, un abrazo.

Menospausas dijo...

Yo me uno a Unicornio, no se ha ido y no se irá nunca mientras cantemos Gracias a la Vida.

Malbicho, el domingo que dejo este espacio me dio por pensar en que las personas grandes nunca mueren del todo y pasan a formar parte del Universo, tienen una estrella y desde ahí nos desean lo mejor.

El día que se fue Mercedes Sosa se recordaba a otra gran mujer, Violeta Parra, ella había nacido justo ese día, son mujeres valientes, no solo con su canto sino con sus acciones, toda la semana he dicho Gracias a la vida que me ha dado tanto...cómo bien dijo su hijo la mejor manera de recordarla es cantando, así que sigamos cantando con ella.

Un abrazo

Se te extraña mucho Malbicho

PAYAXO dijo...

y aun hay gente que no la conocio, creo en parte por la falta de publicidad que no se les da la misma a los trovadores, del folklor latinoamericano, otro es a Oscar Chavez o a atahualpa yupanqli, en fin tendran que vestirse con dkny para ser mas conocidos?

malbicho te extranyo tu voz y tus saludos 8(

educavent dijo...

Pues sí, la muerte es sólo un cambio de estado. Ella seguirá viviendo en la música para todos.
un abrazo

lumpenpo dijo...

Malbicho, agradezco tus visitas. Se que prontito andarás dando la guerra con tu metralla de posts. Todo saldrá bien. Este octubre, cuántas cosas, comienza con el 2 de octubre no se olvida y termina en una fecha que recordar no quiero. Y todavía Mercedes Sosa, has puesto la canción que he cantado durante meses, como oración (volví a tocar la guitarra). Ella se fue a encontrar a Violeta Parra y sabrá, por sus labios porqué se suicidó -Violeta la de Gracias a la Vida y Maldigo del Alto Cielo- y a Víctor le tomará las manos deshechas por los culatazos de la dictadura del Pinochet. Los tres -como jinetes en el cielo- estarán cantando la protesta, quien quite y a Dios se le agite la conciencia, que tanta falta hace en este mundo de desheredados. Se quedó en silencio el bombo... y resucita, si resucita en el alma latinoamericana que sabe cantar ¿no oyes? ..."Métale a la marcha, métale al tambor, métale que viene la Revolución..." Saludos.

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...