domingo, 6 de junio de 2010

A Destiempo

"En un millón de rostros: tus ojos claros"
Canción popular sudamericana.

I.
"Te amo", dijiste. Y el escucharlo cimbró los endebles cimientos de mi cordura. La caricia de tu voz sembró la ansiedad en toda mi piel, dejando mi cuerpo minado, susceptible a tu liviano roce. "Te amo", dijiste, fijando tus ojos marinos en mi soledad lacerante, desnudándola del todo y exponiéndola ante mí, convenciéndome de la imperiosa necesidad de tu regazo, de mi fatal incapacidad de sobrevivir a la desolación y al frío. "Te amo", me dijiste. Intentando alcanzar mis labios antes de decir adios, capturando -en su lugar- mi sorpresa, mi recelo, mi lucidez; mostrándome un arrecife de tonos vivos y hedonistas, contrastante con mi mundo taciturno y monocromático. "Te amo", dijiste. "Te amo, te amo, te amo, te amo, te amo...", repetías. "No tienes ni puta idea de lo que significas para mí". Te escuché rebasada de lágrimas. Tenías razón: no tenía idea, no lo sabía... no lo sé aún. "Te amo", dijiste. Y nunca más te lo oi decir.

II.

Te amo. No con luz plena, a la vista de todos. Te amo en la sombra silente tras la puerta cerrada, en la madrugada insomne, cuando sé que mi pensamiento no podrá ser escuchado. Te amo con voz queda y mirada huideza, como si el amarte fuera una transgresión inconfesable. Pero te lo digo desde lo alto de un puente peatonal, o cuando quedo sola al final del andén, cada que dejo pasar otro tren subterráneo. Te amo sin esperanza y como descubierta en falta, con el sentimiento oculto, como si temiera ofenderte; como si al amarte violentara el orden natural de todas las cosas. Pero te lo vuelvo a decir en medio de la noche, o cuando cuelgas impaciente el teléfono después de que nadie respondió; cuando veo tu espalda alejándose, después de otra despedida, con la terrible conciencia de ser sólo parte de tu paisaje urbano. Te amo. Y la ciudad guarda mi secreto en sus calles atestadas, en su tránsito lento y en su estruendo industrial; porque lo digo murmurando cuando aceleran los motores y se encienden las máquinas al ritmo de las fábricas cercanas. Cuando veo pasar rostros anónimos, difusos e imprecisos, hasta que aparecen tu sonrisa y tus ojos de cielo; esos días en que te retrasas cuando vienes a verme, y me cuentas tu vida frente a una taza de café.

7 ideas en tránsito:

mariajesusparadela dijo...

Hermoso amor.

jaspo dijo...

Malbichia enamorada, espero sean resabios antiguos de este amor tan total, que has tenido la fortuna de poder vivir. Y es que sólo unas cuantos amores se cruzan en la vida de uno; que a ciertos intensos nos hacen proclives a los puentes elevados y a los finales de anden y para otros más, son el único motivo que aún los mantiene fijos a ellos.
Sean de los unos amores o de los otros, son los que vale la pena sentir: enhorabuena, por tener tu amor de brillos azules. Tendrás algo que contar y algo que escribir siempre.

Saludotes y abrazotes

Jesús Garrido dijo...

Hola, perdona, he llegado aquí por accidente al pararse un mosquito en la pantalla del móvil, echaré un vistazo a tu blog...........(el mosquito ha muerto, lo he chafado)

marichuy dijo...

Bichito

Qué bello, nunca había leído una declaración de amor así. Me conmueve, mucho. No sé qué más decir, sin caer en la cursilería; acaso que yo soy demasiado cobarde arpa decir algo así... desde la red.

Un abrazo fuerte, fuerte.

PS te escribo mañana, ya es tarde y tengo que madrugar

Ana dijo...

Hola!
un te amo dicho en el momento justo es como abrir las puertas del alma...
hace poco escuche un te amo... tan anhelado que aun parece que ando en las nubes...
maldicion! la caida va a ser la buena
abrazos
=)

malbicho dijo...

JP
tan difícil que muchas veces dudo que sea amor... quizá es vocación de martirio que trae una -je-

maríajesús
y es que también el dolor es hermoso

jaspo
lo sabes bien, son resquicios, cenizas de un amor viejo y de un dolor que se ha vuelto ave fénix, pero tú eres de los pocos que sabe bien a bien como es amar así, verdad?

mil gracias por tus palabras, no me extraña encontrarlas aquí, siempre tienes algo con que consolar cuando de dolor de amor se trata

te dejo un abrazo profundo

Jesús
tienes un blog muy interesante, demos gracias al mosquito que te trajo aquí (ouh... no sería un miniángel?)

saludos =)

marichuy
lo que dices es más que suficiente, gracias, no creo que sea cobardía de tu parte, creo que sólo es hay quienes somos exhibicionistas emocionales -je-

amiga, sabes lo que te agradezco tu empatía y tu comprensión, también mi abrazo es enorme y vigoroso

Ana
preciosa!, si casi puedo verte la sonrisa que no puedes disimular, el amor es el lugar más habitable de todos, no pienses en caídas ahorita, cuando se tienen alas no hay por qué medir la distancia al suelo

te dejo un abrazo intenso (y envidiosito), te mereces tanto estar tan feliz como lo estás

Cassiopeia dijo...

Amar no puede ser un delito.

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...