viernes, 18 de junio de 2010

Las Pequeñas Memorias que dejó Saramago

Todos los días tienen su historia, un solo minuto daría para contar durante años, el mínimo gesto, el desbroce minucioso de una palabra, de una sílaba, de un sonido, por no hablar ya de los pensamientos, que es cosa de mucha enjundia pensar en lo que se piensa, o se pensó, o se está pensando, y qué pensamiento es ese que piensa el otro pensamiento, no acabaríamos nunca.

De Levantado del suelo.
José Saramago.

Se esperó a escribir hasta que tuvo cuarenta años, cuando ya tenía el bagaje justo que le daba la experiencia. Es lo que él decía. También se explicaba a sí mismo que "escribía para comprender", y se autodefinía como "el eterno campesino".

Defensor de causas con las que se comprometía -la última, el apoyo al juez Baltazar Garzón-, no se cayó nunca y no dejó de expresar su opinión, aunque a veces levantara tanta polémica y aunque algunas otras pareciera muy equívoca. Al igual que su prosa, su activismo no admitía pausas, ignorando por igual los signos de puntuación y las concesiones políticas.

Y fue también Saramago uno de los escritores que más se acercó a las nuevas formas de comunicación: mantuvo un blog que actualizaba diariamente durante más de un año -que aunque no admitía comentarios tuvo una gran aceptación de las generaciones 2.0- y de ahí se desprendieron grupos y cuentas en Facebook y Twitter. Y es en la web 2.0 donde más se ha sentido el lamento por su muerte.

Aunque ya lo habíamos puesto por aquí, bien vale la reiteración con el corto La flor más grande del mundo -escrito y narrado por él-, para darle las gracias y decirle: "Hasta siempre, maestro".


7 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Bichi

Qué lindo video. Y qué sencillo él, siempre congruente y lúcido. Hoy leía en la prensa algo que creo es muy cierto

Decía que en un tiempo en el que defender las convicciones socio-políticas (y más si son de izquierda) es casi una afrenta (y por eso hay tanto apóstata y vendido), José Saramago se mantuvo siempre firme en sus convicciones, alzando la voz por las cosas que veía mal (lo mismo la matazón de palestinos en la Franja de Gaza, que las miserias mafiosas de Berlusconi, y más)... et toujours à la gauche, lo leí en «Le Nouvel Observateur», ahora que cambiar de ideología es como cambiarse de calzones.

Hoy me he pasado repitiendo -como disco rayado- algo que dice en "Viaje a Portugal"

«El fin de un viaje es sólo el inicio de otro. Hay que ver lo que no se ha visto, ver otra vez lo que ya se vio, ver en primavera lo que se había visto en verano, ver de día lo que se vio de noche (...) hay que volver a los pasos ya dados, para repetirlos y para trazar caminos nuevos a su lado. Hay que comenzar de nuevo el viaje. Siempre. El viajero vuelve al camino…»

Un abrazo

Ninja Peruano dijo...

Yo no era especialmente fan de Saramago, pero siempre se va a extrañar a un autor tan importante...

En fin, así es la vida.

Amorphis dijo...

Excelente video, un mensaje muy claro y muy bonito el que deja, no cabe duda de la grandeza de algunas personas, y la sencillez con las que son capaces de transmitir ideas. Y como ya lo has dicho, hasta siempre maestro.

Saludos!

mariajesusparadela dijo...

Yo sí era y soy fan de Saramago. Y me encanta ese corto de factura gallega. Con su voz y su palabra.
Hoy ese corto está en cinco blogs de los que visito habitualmente.
Y en muchos otros, historia, sentimiento y pena.

JP dijo...

-- ya ves? te ahorre el trabajo con Monsi! QEPD

malbicho dijo...

@marichuy
esa cita es una perla, gracias por traerla aquí, yo comparto tu sentimiento y tu opinión sobre él, al igual que con Monsi

pérdidas que no recuperaremos

@Ninja peruano
hola!

es cierto, mucha gente no gustaba de su estilo y había quien incluso lo veía como un escritor famoso gracias a la mediatización

pero como bien dices, es una pena de cualquier forma

bienvenido al blog!

@Amorphis
el video es lindo, justo por lo que dices: la sencillez y la profundidad

@maría jesús
pues yo no quise dejar pasar la oportunidad de ponerlo, tampoco, qué bueno que más gente pueda verlo, don Saramago era muy querido por blogueros -era un colega, finalmente- y por los de redes sociales, que en ocasiones como ésta demuestran que no son tan frívolas

@JP
ay, qué triste... yo sí guardaba una esperanza de que se repusiera y lo tuviéramos aquí unos años más

una de esas ausencias irreparables

Talamentes dijo...

Me uno al duelo. La buena fortuna nos permitió disfrutar de un Saramago escribiendo hasta sus casi 90 años...

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...