miércoles, 22 de septiembre de 2010

¡GO-O-OYA!

"¿Cómo no te voy a querer?, ¿cómo no te voy a adorar?..."
Cántico de la afición "Puma" (equipo de futbol Pumas UNAM).


¡Goya! ¡Goya! ¡Cachún-cachún-ra-ra! ¡Cachún-cachún-ra-ra! ¡Goya! ¡Universidad!

Así se grita en las gradas cuando juegan los Pumas y su fiel porra les da ánimos. Así se grita cuando el contingente universitario se suma a una marcha de protesta, apoyando alguna causa social. Así gritan los recién graduados. Así, los recién admitidos. Ser Puma es motivo de orgullo, de identidad.

Decir "universitario" en México, es casi un gentilicio, se sobreentiende que se refiere a un estudiante de la UNAM, de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Máxima Casa de Estudios, del Alma Máter. La universidad que ocupa el primer lugar de excelencia en Latinoamérica (aunque a nivel mundial bajó al lugar 222, a diferencia del 190 del ranking del año anterior) en todas sus áreas temáticas. La universidad que nació con la Revolución y en pleno Centenario de la Independencia. La universidad que obtuvo autonomía en 1929 y completa modernidad en 1954, cuando se inauguraron sus instalaciones en Ciudad Universitaria, al sur de la Ciudad de México (declarado ya Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO). La universidad que se trajo el premio Príncipe de Asturias al país, hace un año.

Una universidad que se creó en base al sueño visionario de Justo Sierra, que lo mismo ha dado tres premios Nobel que un subcomandante guerrillero al frente de la reivindicación de los pueblos indígenas. Lo mismo al presidente más odiado que al primer astronauta mexicano. Y a los dos escritores más queridos en la actualidad: José Emilio Pacheco y Carlos Monsiváis, entre muchas otras personalidades notables (marichuy y Jaspo, incluidos).

La universidad que defiende su gratuidad y su autonomía, la que sobrevive a campañas de desprestigio mediático y a prejuicios sociales (e incluso, a sus propios vicios), la que albergó republicanos españoles y refugiados de dictaduras latinoamericanas, la que, junto al IPN, constituyen las principales opciones formativas para los jóvenes del país, la que protagoniza el cambio social, la que lidera el pensamiento humanístico y liberal. La que hoy cumple cien años... y sigue joven, sigue activa.

La que antes de mudarse a CU, formaba el Barrio Universitario del Centro Histórico, luciendo así:









Y si te preguntas qué significa ese grito universitario, todo surge en los años 40´s, cuando los estudiantes lograban negociar el pase gratuito a los cines aledaños, siendo el Goya el más cercano (frente a la Hemeroteca Nacional), así, al grito de ¡Goooya, Goooya!, salían varios anunciando que mataban clases; lo de "cachún-cachún" parece provenir del argot juvenil, que según "lingüistas" contemporáneos, es la base etimológica de "cachondear", tecnicismo que refiere esa sana práctica del "agasajo", del "faje", del "arrimón", del "meter mano", del "echarse un caldo" o "calentarse" (ya saben, esa bonita costumbre de manosear un cuerpo física y químicamente combinable con el propio), y lo que indicaba era que una presencia femenina había aceptado acompañar al contingente estudiantil.

Entre los invitadazos de lujo al festejo por la Conmemoración del Centenario de la UNAM, que además recibirán el título Honoris Causa, está Noam Chomsky, quien además brindó magna conferencia.

7 ideas en tránsito:

Jaspo dijo...

Jajajaja, gracias por lo de notable, voy a enseñar este post a ver si me notan en mi casa.
Fijate que lo del origen del "goya", ya en su momento me lo había platicado mi padre, pero lo del cachun lo desconocía totalmente.
Bien resumes en muy pocas palabras gran parte de lo que es y representa nuestra Alma Mater; la cual pasa a ser parte de nuestras vidas por siempre, dejando su huella en cada uno de los que hemos tenido la fortuna de pasar por sus aulas. (Aclaro yo pasaba nada más frente al aula, de eso a que me metiera dentro de, hay una gran diferencia. Ve a Marichuy ella si se ve que entró a todas sus clases. Pero bueno no me arrepiento de esas tardes en las islas jejeje.

"Por mi raza hablará mi espíritu" Cuanto significado y compromiso implica esa frase

Amorphis dijo...

ojalá que esa universidad siga tan autonóma como hasta ahora, seguramente un orgullo ser egresado de ahí, supongo que Malbicho, tú lo eres.

Saludos!

malbicho dijo...

@Jaspo
casi todo el que pasa por la UNAM siente orgullo de haber sido de ahí, pero pocos con la camiseta tan bien fajada como tú, con ese pavoneo que, sin embargo, también deja espacio para la mirada crítica

felicidades por ser parte de la comunidad universitaria (y con ello, contribuir a lo que es ahora)

@Amorphis
pues si pasé por ahí, pero fíjate que como soy bien pero bien inteligentiosa, egresé antes de tiempo -je-

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Bichito

Gracias por recordar a mi Alma Máter. Como decía Pedro Miguel en su blog: La UNAM, hoy más indispensable que nunca. Y más te agradezco el haberme distinguido con la mención en este post.

Hoy tuitée con gusto sobre su Centenario, tanto que hasta perdí un follower. Ni aguantan nada: yo bien que me chuté sus doscientos tuits sobre el Coloso re de Fecal y mis seguidores tan poco tolerantes.

Y ya que hablo del twitter, pondré lo que entre Strika y yo dijimos:

Feliz Cumpleaños y Larga Vida a nuestra Alma Máter!

Abrazos mi Bichi.

malbicho dijo...

@marichuy
imperdonable que pasáramos de largo esta fecha, leí tu post también alusivo y estoy por completo de acuerdo contigo, el mayor mérito de la UNAM es propagar el pensamiento crítico y libre, para continuar con el análisis de la realidad social y el avance democrático

abrazos festivos

jinshio dijo...

Entonces eso significa genial *U*, yo pensaba que era un equivalente al "booya!" gabacho

Felicidades al UNAM y a sus egresados y estudiantes

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...