lunes, 7 de febrero de 2011

La Fiesta del Cinco de Febrero

En México, acaba de terminar el primer "puente" del año. Esto es, el primer fin de semana laaargo, ya que por disposición legal, el primer lunes de febrero es feriado (es decir, de descanso obligatorio) recorriendo el descanso que antes se cumplía el 5 de febrero. ¿Suena complicado?: lo es. Si es que no se es mexicano y se está acostumbrado a los "puentes", bonita costumbre que teníamos de prolongar los días de inactividad laboral y escolar si se presentaba un día feriado (por fecha cívica o religiosa importante) entre semana. Ejemplo para que quede más claro: supongamos que el 5 de febrero (día de descanso obligatorio) caía en martes... resultaba que el fin de semana se prolongaba del viernes al miércoles, pues muchos no se presentaban el lunes ya que el martes tampoco habría clases o jornada laboral. ¿Que caía en jueves?, pues faltábamos ese día a la escuela o al trabajo, y ya encarrerados, tampoco nos presentábamos el viernes, pues cómo seguía el sábado y el domingo, aprovechábamos para lanzarnos desde el D.F. hasta Acapulco (el clásico "acapulcazo"), o ya de perdis, a algún balneario en Hidalgo o Morelos. Estaba tan arraigada la costumbre (y causaba tanta pérdida económica) que para lograr quitarla, las leyes formalizaron los "puentes" en 2006, homologando los descansos de algunas fechas cívicas (5 de febrero, 21 de marzo y 20 de noviembre), a lunes fijos en esos meses respectivamente (no saben esto los de Top Gear, si no peor nos hubiera ido en su descalificativa descripción del mexicano).


¿Y por qué era día feriado el 5 de febrero? Por ser una fecha cívica de gran importancia... aunque una gran parte de mexicanos no sepa decir qué se conmemora, y los que sí recuerdan que es el día de la Constitución Mexicana, poco es lo que pueden decir de ella. Claro es que sólo los expertos en la materia pueden citarla con precisión o referirse a sus 136 artículos con erudición, pero hay ciudadanos de a pie que sí logran entenderla y familiarse con ella lo suficiente, como para utilizarla como instrumento de defensa adecuada. Además de derechos y obligaciones ciudadanos, la Constitución describe la forma en que debe llevarse el gobierno del país y de los estados soberanos que lo conforman, así como las atribuciones de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Por ello su importancia.





Sin embargo, la apatía y la abulia con que se voltea a verla es casi significativa, parece simbolizar la deficiente legalidad que impera en el país. Y aunque desde la escuela nos obligan a hacer láminas para ilustrar los artículos 3, 27 y 123 (que representan su espíritu social), así como nos recitan su historia en una ceremonia cívica escolar, con los años aprendemos a relegar esos conocimientos hasta el fondo de nuestra memoria.


Como no es la intención del Fanzín ir contra corriente de tan feliz ignorancia ganada con tan encomiable esfuerzo, aquí nos limitaremos a recordar el por qué de la fecha, y es que de las tres constituciones que ha tenido el México independiente, las dos últimas se promulgaron un día 5 de febrero: el primero fue en 1857, siendo Benito Juárez presidente, y en la que se establece la libertad de enseñanza, de imprenta, de industria, de trabajo y de asociación. El segundo fue en 1917, a instancias de Venustiano Carranza (precisamente al frente del Ejército Constitucionalista, e impulsor del Congreso Constituyente), y además de reformas hechas a la anterior, incluye artículos surgidos de los ideales de la Revolución Mexicana, buscando ser incluyente e integral de todas las realidades que eran parte de la nación en ese tiempo. Con los años, la Constitución Mexicana se ha ido reformando y ampliando, para adaptarse a la realidad social del país, siendo objeto de constante estudio y revisión, así como objeto de proyectos para su reforma.




¿Cómo se celebra en la actualidad el 5 de febrero? Mediante un acto cívico de formalidad rigurosa: la bandera se iza a toda asta, se entona el Himno Nacional, y jóvenes conscriptos le rinden honores jurando defenderla y hacerla valer.

¿Cómo se celebraba antes de 1857? De una forma apabullantemente fastuosa. Era, junto al día 12 de diciembre, la mayor fiesta religiosa y patriótica. La celebración de la mexicanidad.

Y es que, así como los evangelizadores católicos vinieron a apropiarse de las fiestas religiosas nativas, así también el gobierno de Reforma utilizó una fiesta singularmente arraigada en el ánimo popular, en que el orgullo por la nacionalidad mexicana se mezclaba con la fe, para instaurar la que quería se convirtiera en el mayor motivo de celebración del país: su Carta Magna.

Era tan grande la fiesta del 5 de febrero, que el mismo Calleja, al regresar triunfal a la capital del país tras derrotar a las fuerzas insurgentes en el Puente Calderón, "sugirió" se le hiciera un desfile en ese día para acompañarlo en su entrada triunfal, aprovechando la multitudinaria presencia de la gente en las calles. Desde el inicio de lo que hoy es la Avenida Madero (y en ese tiempo San Francisco) hasta frente al Palacio Municipal, la gente que salía a festejar hizo una valla para admirar el paso del aclamado militar montando triunfante sobre un hermoso caballo. Sin embargo, dos jovenzuelos tiraron petardos a las patas del animal, que no era un caballo militar y por lo tanto estaba nervioso ante tanta gente y ruido... y tíró al arrogante militar, quien tuvo que hacer el mismo camino de regreso, humillado, lastimado y herido (por las risas de los que antes lo aplaudían) hasta lo que hoy es el Antiguo Palacio de Iturbide, y que entonces era la casa en la que se hospedaba. ¿Y por qué había tanta gente en las calles? ¿Cuál era el motivo de su festejo?

El motivo de la fiesta del 5 de febrero, es al mismo tiempo doloroso y alegre: la muerte del protomártir San Felipe de Jesús, santo patrono de la Ciudad de México.




Felipe de las Casas nació en la ciudad de México, hijo de un próspero comerciante y una mujer muy piadosa, que ante las contínuas travesuras del pequeño, y sin lograr nunca reunir el ánimo para disciplinarlo, repetía cada que había un motivo de reprimenda: "Ay Felipito, Dios te haga santo", a lo que, también de manera automática, la negra sirvienta que se encargaba de los deberes domésticos, replicaba: "Cuando la higuera reverdezca". Había una higuera seca en el patio de la casa, que desde un tiempo ya olvidado lucía sus ramas sin hojas, a la que infructuosamente se había regado copiosamente durante años, sin conseguir revivirla. Felipe creció acumulando dolores de cabeza para los demás, por su censurable conducta; a los dieciocho años partió a Manila (Filipinas) para aprender los negocios de su padre, sin embargo, la vida mundana lo sedujo y se perdió en ella, aunque de un día para otro, abrazó la fe al sentir el llamado de Dios, y se consagró a la vida eclesiástica y al cuidado de enfermos con tal celo que, a los 24 años se le notificó que podía ordenarse sacerdote. Como para eso era necesaria la intervención de un obispo, y en Filipinas no lo había, se vió precisado a trasladarse en barco a México, pero un huracán desvió la embarcación a Japón, ahí, los clérigos hicieron labor de evangelización, tan exitosa que alertaron a las autoridades locales quienes les prohibieron predicar su fe. Como la orden fue desobedecida, los apresaron y condenaron al suplicio y muerte. Crucificado en Nagasaki con otros 26 de sus compañeros, Felipe, autonombrado "de Jesús", fue el primero en morir al ser atravezado con dos lanzas mientras agonizaba en la cruz, al resbalar sus pies del soporte y sostenerse sólo de la garganta oprimida con un aro de acero. Era el 5 de febrero del año de 1597. El día que la sirvienta de la casa de sus padres vio que la higuera repentinamente se vestía de hojas verdes, corriendo al interior para avisar a su patrona: "Señora... señora... el niño Felipe... algo le pasó al niño Felipe, señora... el niño Felipe ya es santo".



San Felipe de Jesús fue el primer mexicano en ser beatificado. Fue además nombrado el segundo patrono de México, después, claro está, de la Virgen de Guadalupe, cuya aparición era considerada un "favor de Dios al pueblo de México". El 5 de febrero fue establecido como fiesta nacional. Y habrá que situarnos en el contexto social de entonces para entender su dimensión: la joven Nueva España se fincaba sobre la fe, la evangelización era parte fundamental de la aculturación de la población nativa, y pilar de la sociedad de la población de origen peninsular que se afincaba en el continente americano. La identidad como nación se afianzaba con un héroe de conducta estoica, de acuerdo a los valores inculcados en esa época. San Felipe de Jesús era visto como el ejemplo para todos. Estaba además, la competencia con el resto de las colonias españolas, especificamente con Perú, quien ya tenía dos santos: San Martín de Porres y Santa Rosa de Lima. Pero San Felipe de Jesús había muerto en el martirio, así que eso suponía una ventaja sobre los santos peruanos. De ahí el regocijo por su beatificación en 1627, y la celebración que exacerbaba el nacionalismo. Era la del 5 de febrero una fiesta por la mexicanidad.

Curiosamente, el intento por ligar ese sentimiento nacionalista con la conmemoración de la Constitución Política de México, terminó por socavarlo. En la actualidad, el laicismo, pero especialmente, la indolencia cívica, hacen que el 5 de febrero no sea relacionado ya ni con el santo mártir, ni con el fervor por el país.

16 ideas en tránsito:

Anónimo dijo...

Mira nomas de lo que se viene a enterar uno...
Muy bueno tu blog...no me lo pierdo ya tiene rato que te sigo la pista y esta bien que nos ilustres, pues hay tantas cosas de las que ni idea tenemos algunos simples mortales, ya sea por pereza o nomas por desinformación.
Sigue, no pares...
Saludos
(Hidrocalida insomne)

le cid dijo...

Me voy corriendo al trabajo, cuando vuelva te comento!!!

Champy dijo...

Mmmmm.....

Te respeto menos de lo que debiera.

Es impresionante tu trabajo, aunque no lo parezca, lo valoro en su justa medida.

A mi todas las historias religiosas leyendas mitos y romances incluídos me parecen anecdóticamente muy interesantes.

En el caso mexicano, creo que en uno y otro caso y de una u otra manera, descrien un contexto, una necesidad y una cobertura, que mi yo anticlerical trata de si no comprenderlo sí entenderlo.

Luego en mis charlas con el jefe de todos ellos nos pitorreamos de sus ocurrencias, él no coincide con la visión de sus ciervos en la tierra, pero ni se inmuta por corregirlos, dice que ya se llegará el día en que todos y cada uno de nosotros seamos juzgados, y ahí si, no se va a valer el yo no fuí a mi no me tocaba fue fecal!

Oye yo bien seguido me pongo verde....significará algo???

2046

jinshi0 dijo...

Muy interesante!

El Signo de La Espada dijo...

Yo sabía que a Felipe de las Casas lo habían clavado de las orejas, pero en fin, creo que es irrelevante como lo mataron.

Seguramente los Japos dijeron: "ah, no hay problema, seguramente el ministro encargado de estas cosas debe estar medio dormido o comiendo fabada jajajajajaa" y por eso se animaron a echárselo

Esa indolencia cívica que mencionas es lamentable, sin embargo es de esperarse. Tácito mencionaba en sus Anales que las leyes de Roma fueron benéficas en sus inicios y que después fueron modificadas a fin de defender la libertad durante la República, sin embargo fueron modificadas posteriormente y sin cesar "por obtener honras ilícitas o para echar de la ciudad a los varones de mayor esplendor" y culmina sentenciando: "nunca estuvo más estragada la República que cuando tuvo mayor número de leyes"

Dicho texto nos enseña que las leyes sirve cuando el propósito por el se confeccionaron es perseguido por todos los ciudadanos y estos están dispuestos a observarlas. Pero también son vulnerables cuando los encargados de hacerlas son hijos de puta que las manipulan a su favor y a su voluntad y no por continuar ese propósito.

Ahí es cuando la gente se harta y opta por la insensibilidad. Eso es lo que opino

le cid dijo...

Malbicho...

Es apenas ahora que me he puesto a leerte y la verdad me has dejado anonadado (y no me estoy dando un baño de asiento!)...

Debe ser que como siempre brindamos "por ese motivo" sin conocerlo realmente, ahora nos interesamos mas a los puentes, los días de descanso y la tertulia que al hecho que los ha originado.

El pato me decía el otro día que estaba de acuerdo por que canonizaran al fecal, en todo caso si pudieran servirse de ello como pretexto para crucificarlo. Esta burrada mas a su repertorio me la soltó en pleno parvis de Notre Dame!!!

De cualquier forma, yo como Oscar (born to be) Wilde, único santo de mi devoción, pienso que "El patriotismo es la virtud de los viciosos". En su nombre se han perpetrado tantos crimenes, que mejor es declarase vencido por fault...

En cuanto a San Felipe de Jesús... No me quiero de nuevo poner al tu por tu con el Japón, así que me quedaré con mi santo de cabecera, San Antonio, patrón de las causas perdidas, al que me traigo de cabeza perpetuamente.

Entrada Chidita. En todo caso me ha gustado mas que la anterior!

le cid dijo...

Malbicho...

Fíjate como son algunos de enjundiosos, que cuentan puros cuentos...

He tratado de ponerte hartos "chiditos" y no funciona!!! Solo puedes ponerlo una vez y eso aun cuando cambies de ordenador!!! Pues ya saben mis cuates, de que llegan a este blog, como si fuera manda, le cuelgan cual milagrito de plata en su manto de tisù un merecido "Chidito" sin falta, o son siete meses de salazón!

He dicho!

malbicho dijo...

@Anónim(a) hidrocálida e insomne
me da mucho gusto que el objetivo de este blog se vaya cumpliendo: iniciar conversaciones sobre algún tema de interés común, gracias por dejar constancia de tu paso por aquí, sé que deben ser varios los que nos leen en silencio, sin embargo para mí es todo un placer saber de esas lecturas de una forma más tangible y más cálida que una cifra

muchas, muchas gracias, bienvenida al blog =)

@le cid
vaya!, ya tan pronto inicias en otro trabajo?, al final cuál fue tu elección?

yo siento el nacionalismo como algo natural, es como tomarle amor a tu apellido, sin embargo lo creo muy peligroso si no se autocuestiona, es como los celos, por muy naturales que sean no resultan benéficos

y tienes razón, las reacciones sólo se pueden calificar una vez, así que eso echa por tierra, la tierra que te echó Pascal en el otro post -je-

@Champy
leí tan a la ligera tu comentario la primera vez, que entendí que ahora me respetabas menos... y me preocupé -je-

gracias, me halaga mucho que este tipo de post te merezcan esa opinión, te confieso algo: la información de la fiesta de san felipe de jesús la oí en la radio, de voz del historiador josé manuel villalpando, aquí en la internet sólo cotejé fechas y datos generales, así que la labor de investigación -por lo menos de este post- no fue tan extensa... me siento muy comprometida al saber que tienes tan buena opinión de mí, espero en posts sucesivos hacer algo para merecerla

coincido contigo, las anécdotas religiosas me llaman poderosamente la atención, la fé de los demás me conmueve y me sacude, no me vuelvo menos atea pero sí más tolerante al conocerlas, creo que descalificar la fe es uno de los errores más grandes, en todo caso es el fanatismo lo que hay que combatir

saludos!

@jinshiO
así es, también a mí me lo pareció cuando supe esta historia

=)

@Signo
muy cierto, es entendible pero no deja de ser lamentable, y lo peor es que no deja de haber motivos para el desencanto y la decepción... pero la apatía es un cáncer social aniquilante -junto al cinismo-, habrá que encontrar la manera de no dejarnos hundir en él

muy interesante tu aportación, no sabía de esas palabras de Tácito, gracias por traerlas acá

=)

Pascal dijo...

buenos dias!!!!!! aqui tambien nos toco puente. bueno, a nosotros en la embajada. sabia de lo que se trataba porque incluso en la revista que publicamos para los mexicanos en francia hay cuatro linea sobre el asunto.
me ha parecido interesante el comentario del signo de la espada. es muy cierto lo que dice: leyes opresivas, discriminatorias o injustas nunca han sido buenas.
me gusta cada vez mas tu blog! la primera vez que vine lo hice por miedo al cid que me amenazò con arrimarme una docena de riatazos en el lomo si no lo hacia, pero ahora ya es como mi gimnasia anti-celulitis-pendejativa; y con ella estoy fortaleciendo el musculo cerebral (me estoy poniendo re-mamado!!!!!!!!!)
saludos matinales parisinos friolentos y muy afectuosos..................

Maussy dijo...

Malbicho, qué interesante entrada! Nunca pensé que hubiera santos mexicanos (puro mártir, nada de santos.....)

Lo que mas me impresiona es que los mártires, casi todos han sido crucificados, y eso sin importar en donde estén. A veces pienso que eran ellos los que lo pedían como un homenaje a Cristo.

Muy buena entrada. El cid tiene razon de recomendarte!

Saludos!

periquin dijo...

Malby!

Entro aquí antes de irme a la chamba para dejarte un saludo, decirte que esta entrada ha estado muy buena y que me has quitado una gruesa capa de ignorancia del cerebro.

Yo ignoraba como Mausy que había un santo mexicano ( y mira que mi abuela es el equivalente de Ben Laden en la religión católica, demos gracias al altísimo que no sabe pilotear, si no ya se hubiera estrellado contra la torre latino......)

Y sobre todo lo de la constitución. Yo ignoraba eso de que haba cambiado el mismo día, pero con cincuenta años de diferencia..... Interesante!

Champy dijo...

Ves! No soy el único que reconoce tu legado.

Porque lo que tu haces es eso, legarnos conocimiento.

Y eso no tiene madre ni precio para pagarlo.

Tu sencillez y humildad, yo celebro como no tienes idea....me cagan las poses mamonas de que la luna plateada arebolaba el sena y mi copa de vino embruado por el manto del principe guardian del caliz que....

Y venga de donde venga, tu labor es transmitirle a nosotros, y la nuetsra leerte.

En mi rancho hay una parroquia a San Felipe, es atendida por un cura moy noble y buebo y caritatio y le gusta ayudar al prójimo y cobija al hambriento, y socorre al moribundo. Tienen un séquito gigantesco de damas así, como la abue del Lorito con las que reza el rosario por las mañanas, por las tardes catequisa a los nietos de las abues, a mi (una sola ocasión) y a un par de amigos (no se cuantas veces más...nunca quisieron volver a hablar conmigo del tema) muy bonitos y carnositos y rosaditos (hace como 25 o 30 años...él tendría 40) nos llevaba a ayudarlo a preparar las hostias y a servirle la copa de vino para la misa (la del día siguiente) y a hacer todo lo posible por ensucarlos para luego bañarlos y frotarlos y al mojarse él a proposito desnudarse y bañarse a gusto....

A las abuelitas y damas beatas del barrio les encataba por su limpieza y frescura por cierto.

2046

le cid dijo...

Periquete...

Algunos de ellos así lo pedían, Como por ejemplo San Pedro, quien según cuentan, por respeto a Cristo pidió que lo crucificaran de cabeza. Yo opino que lo único que quería era obtener puntos suplementarios por virtuosismo y dificultad como en el patinaje artístico.

Pero fuera de broma, en parte los verdugos se inspiraban de las imágenes algo bárbaras de los evangelistas. Algunos efectivamente pedían ser crucificados, pero hay que meterse en la cabeza que en aquellos tiempos era un honor morir como mártires.

Por cierto, como sigue tu abuelita? Me acuerdo bien del día que andaba queriendo exorcizarme cuando supo que me había "amancebado" con Pierre, y tu papá que por querer arreglar las cosas mas leña le aventaba a la pira! El diciéndole: "Mamá, son "roommates", como en la universidad..." y yo ayudándolo, diciendo que Pierre me ayudaba con mis tareas de anatomía. Era mocha, pero de eso a que fuera integrista, creo que exageras! Una vez me dijo que yo "era de esas aves que cruzaban el pantano y..." que se le va el avión y me dejó en ascuas! Me la saludas mucho... y a tus progenitores también!!!

Malbicho! Ya había firmado en Rykiel antes de dejar Chanel, pero tenia que terminar mi contrato... Pero sigo pasando entrevistas en otros sitios, uno nunca sabe... Saludos!

Pascal dijo...

saludos a todos desde bruselas!!! un buen tarro de "blanche"(1 litro!!!!!!), un plato de mejillones a la crema y un kilo de papas fritas despues..............les mando un saludo a toooooooooodos. malbicho, perdona el escandalo que hice al entrar, pero me puse una borrachera de aquellas y ahora que he vuelto al hotel y que he encendido el ordi, lo primero que vi es que habia un comentario de pericles y me senti lajos, muy lejos.............bueno, solo a dos horas por carretera, pero se me hace lejos a pie! Un abrazo!

marichuy dijo...

Pobre San Felipe de Jesús, no sólo por la muerte infame que tuvo... sino porque ahora su nombre lo lleva el inútil que tiene a bien malgobernar México. Auqnue no estoy tan segura de que sea este su nombre de bautizo o el del otro, San Felipe del Sagrado Corazón de Jesús.

Yo soy medio hereje pero eso no quita que tenga harta simpatía por San Jaudas Tadeo y, como Le Cid, San Antonio de Padua.

Un poco fuera de tema: El que la celebración del 5 de febrero (y del 20 de noviembre) haya sido cambiada de fecha por los PANuchos, fue no tanto para fomentar el turismo de fin de semana sino para que lo mexicanos olvidemos poco a poco su significado: la derecha católica que malgobierna México regurgita la Revolución y también de los lineamientos de soberanía y laicidad que emanan de la Constitución y aun cuando a diario la violen.

le cid dijo...

Marichuy...

Verdad que si? No sé porqué, pero que uno sea católico o no, hay santos que son de su devoción, y no se porque San Antonio de Padua es uno de los que mas simpatías acarrean... Debe ser el hecho de "ponerlo de cabeza", o que sé yo, pero el caso es que él, San Judas Tadeo (muy cierto Marichuy!) y San Pascual Bailón me caen re-que-te-bien... Debe ser que tienen nombres que me causan gracia.

En cuanto a tu último comentario, estoy mas que de acuerdo... La pobre constitución se la ha vivido en una permanente violación masiva sin quien levante la voz para gritar al escándalo, y los PANistas, de mucho golpe de pecho, pero no han sido los que se han portado mejor con ella.

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...