sábado, 9 de julio de 2011

Cabralidades (Ni de Aquí ni de Allá... de Todo el Mundo)


Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruya hay millones de caricias que alimenta a la vida.

...no me pidas que me quede, si por andar te he encontrado.

...nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos)
Facundo Cabral.




Le gustaba andar pero no seguir el camino, se describía como violentamente pacifista, como un vagabundo "firstclass" (aunque en una de sus canciones dijera viajar en clase turista por el mundo, en analogía por su desapego material), y se consideraba la reencarnación de Juan el Bautista. Poeta, relatador de anécdotas, dibujante y cantautor, Facundo Cabral nació un día después de que su padre abandonara a su mujer con sus cinco hijos, aunque él dijera que al escribir su propia canción de cuna, después de conocer el Sermón de la montaña en voz de un vagabundo llamado Simeón, a las doce del día del 24 de febrero de 1954, fue cuando por fin sintió que estaba naciendo.

En sus propias palabras fue mudo hasta los 9 años, analfabeto hasta los 14, enviudó tragicamente a los 40 y conoció a su padre a los 46. Se le reconoció como Mensajero por la Paz, en la UNESCO, se le propuso a recibir el premio Nobel por su labor pacifista. Pero la descripción que mejor lo identifica, es la que lo volvió famoso en 1970:

No soy de aquí ni soy de allá.

La misma que él eligió para su identificación en Twitter, donde lo único que dijo fue respecto a su amiga Mercedes Sosa, recientemente fallecida: "La Negra no murió, se fue de gira".

Y es precisamente en las redes sociales donde ahora se retoman sus propias palabras, para lamentar pero también para consolarse de su ausencia, recordando sus frases, sus ideas, sus canciones y su filosofía. Toda Hispanoámerica, a través de sus líderes de gobierno, artistas e intelectuales, manifiestan su duelo y admiración, así como la indignación por el ataque cobarde en que fue asesinado (que al parecer no era en contra suya, sino hacia el empresario que lo contrató y acompañaba en ese momento).

"No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón".

Regresaba de su última presentación en Quetzaltenango, Guatemala (alguna vez dijo que si acabara su carrera sería en México, país que lo acogió en su exilio), ahí, combinó su música, su reflexión, su poesía, y su humor:

“Un marinero le dijo a mi abuelo: 'Si me das cuatro hierros te construyo un barco.' Y mi abuelo le respondió: 'Si tú me das a tu hermana, te hago la tripulación'”.

Casi ciego, con una lucha contra el cáncer que se antojaba perdida, y con 74 años (de los cuales casi sesenta dedicados a la música), decía en su última visita a nuestro país, que estaba preparado para la muerte. Antes del final de su penúltimo concierto cantó la popular canción mexicana "Cielito lindo", sobre la que dijo: "no hay nada más bello que lo simple", para luego finalizar con su canción más popular y su más grande éxito. Y, casi premonitoriamente, se despidió diciendo: "Ya le di las gracias a ustedes. Las daré en Quetzaltenango, y después que sea lo que Dios quiera, porque Él sabe lo que hace"

Ni de aquí ni de allá, sino de todo el mundo... hasta siempre Facundo.

11 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Qué cosas, Bichito: la noticia del vil asesinato de FC me impactó mucho... y eso que vivo en un país donde la violencia y la muerte se han vuelto una forma de vida (sólo ayer hubo 64 asesinados, de los cuales 21 fueron en un antro en Monterrey: y el Presidente dicendo idioteces como que con el futbol los chavos pueden ser mejores). La barbarie se adueña de todo. No sé qué más decir, hace rato en twitter alguien subió un video de Facundo donde hace una clasificación de los pendejos. Imperdible.

malbicho dijo...

así es, parece una bofetada la normalidad después de la violencia extrema, las 21 víctimas de ese otro ataque no tenían un nombre tan afamado ni eran tan conocidas sus virtudes como las de Facundo, por la notoriedad que le daba su profesión, pero la pérdida es la misma y la impotencia igual, y así las balas alcanzaron al cantautor, después de terminar su trabajo habitual, así alcanzan a otros trabajadores, padres de familia, estudiantes, amas de casa... ninguno estamos inmunes a esa barbarie

terrible

yo conocí la música de Facundo desde niña, nací justo cuando su éxito surgió y en mi casa se le oía mucho, algunas de sus frases se me quedaron grabadas y sin querer las adopté también como parte de mi propia ideología, identificándome especialmente con el desapego por las cosas materiales, recuerdo cuando vino al programa de la vero castro y ella le dio una chamarra de piel muy fina y seguramente costosa, y él con simpática sencillez le contestó: "y yo que estrené ésta (una chamarra de mezclilla mucho más sencilla) para venir contigo"

le cid dijo...

Que te puedo decir? Coincido con Marichuy, aun si desde mi angulo actual la violencia aparenta estar lejos, yo sé que existe.

Siempre habrá alguien que por cantar la verdad sera ejecutado, alguien que por decirle a su vecino que la vida no tiene porqué ser tan mierda (perdón por la vulgaridad)y que hay mejor a vivir y a hacer sera juzgado como persona non grata...

Y a pesar de todo, esos que se van, se quedan.

Precioso post Malbicho, uno de tus mejores y de los que mas me han llegado...

nora (una japonesa en Japón) dijo...

Qué rabia, Malbicho, qué rabia y dolor ...
El amor sigue en nuestros corazones ...
Un fuerte abrazo.

Pascal dijo...

no soy de aquí ni soy de allá............ si alguien puede bien entender estas palabras, soy yo. a tres días de mi mutación, este post me ha parecido especialmente escrito para mi........

Un abrazo de un exiliado voluntario.

le cid dijo...

Nora...

Ya van al menos veinte veces que intento entrar en tu blog y me bloquea el acceso diciéndome que soy un spam... Y mira que muy equivocado no esta, pues de spam algo tengo! Pero ya en serio, creo que es mi instalación que tiene algún problema. Solo quiero que sepas que si he tratado de visitarte...

Saludos Malbicho!!! Sigo bajo la nube de tristeza y de poesía que la muerte de Facundo Cabral me ha dejado... Gracias a tu conducto! Si no te creas que soy como el Pato, que de todo se entera, mas bien me entero por accidente!

Un beso

bailansincesar dijo...

Es triste cuando grandes tipos que comparten lo suyo con el mundo se van, innegable también el sufrimiento como herencia de la fallida estrategia federal.

Solo nos queda alegrarnos con sus palabras, notas y canciones de los que se fueron y se quedaron con nosotros, ese consuelo nos queda a los que aun estamos por acá.

malbicho dijo...

@le ci
se fue pero se queda... y nos queda su legado, así nos sentiremos menos huérfanos

@nora
sí, es mucha rabia... y mucho miedo, sabes?, aunque sea disimulado

qué nos están dejando?, esta violencia está arrastrándolo todo

te dejo un abrazo

@Pascual
apenas hoy comprendí en su totalidad tu comentario

y lo siento muy hondo, Patito, eres tan valiente y tan niño, tan vulnerable y tan temerario

deliciosa combinación

te mando un abrazo profundo, no te siento lejos, espero tú también lo puedas percibir así

(beso)

@bailansincesar
ojalá estén naciendo más tipazos como él en este momento, afortunadamente sus palabras son como semillas, espero nazca de ahí un bosque de humanidad

@a todos
no había podido dejar comentarios antes, perdón por la respuesta tardía, la tecnología no estuvo de mi lado estos días (entre el smurfon y las laps de teclados hipersensibles fue imposible siquiera poner el password)

=(

Ana Ags dijo...

Hola Malbicho.

Hace tiempo que no te leía por mil razones sin razón, el caso es que sabía que encontraría un poco de refugio a mi tristeza por la muerte de Facundo Cabral en tu blog, de él, siempre he dicho que después de escucharlo me dan ganas de ser buena.

Saludos

Ana

malbicho dijo...

Ana!!

qué gusto!

no te había podido contestar el comentario pero te leí enseguida que lo mandaste (tengo un celular que me deja leer pero no contestar), y lamento tu tristeza, y la comparto, además

tenía un efecto especial Facundo, yo no era fan pero sí simpatizante, me gustaba lo que cantaba, me identificaba con su forma de desapegarse de lo material, con lo único con lo que no coincidía era con su misticismo (ya sabes: pinche atea que soy), pero como tenía la suficiente dosis de humanismo sí tenía una afinidad muy grande con su mensaje

y pese a la tristeza... me alegro mucho de verte de vuelta (algo más que agradecerle al gran cantautor)

nora (una japonesa en Japón) dijo...

Con el permiso de Malbicho

@ Le cid,

Siento mucho que no puedas comentar, no sé si habrá pasado alguna vez con otros lectores.
Me alegra que seas un spam tan pero tan simpático :P
Muchísimas gracias por el mensaje.

Un fuerte abrazo.

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...