jueves, 17 de diciembre de 2009

De San Nicolás a Santa Claus

Esta portada de la revista St. Nicholas es la prueba de que a Santa Claus no lo vistió de rojo la Coca-cola, pues el primer anuncio de esta bebida con su imagen es de 1931, obra de un dibujante de la popular revista Harper´s. Pero además de ésta, hay ilustraciones del dibujante Thomas Nast (el mismo que dibujó al tío Sam apuntando con un dedo), quien es el que crea al personaje barbudo y rechoncho. El trineo y los renos salieron de un poema de Clement Clark Moore, quien también dice que regala juguetes a los niños en vísperas de Navidad. La procedencia del Polo Norte sí es por un anuncio publicitario, y el nombre viene de una mala pronunciación de Sinterklaas, el santo patrono que los inmigrantes holandeses trajeron al fundar New Amsterdam (hoy New York). También es llamado Papá Noel, debido a su parecido con la imagen de Bonhomme Noël (el Buen hombre de la Navidad).

El mito de Santa Claus surge de la fusión de dos historias, la primera, de San Nicolás (conocido en Turquía como San Nicolás de Mira y en Italia como San Nicolás de Bari, cuyo día se festeja cada 6 de diciembre), santo patrono de los niños al que se le atribuyen milagros como la resucitación de tres niños desechados en un barril de sal, y del que se destaca su generosidad al dar dinero a tres muchachas condenadas a la prostitución por no tener dote para casarse, el dinero lo arroja por la ventana y cae en las medias tendidas bajo la ventana, de ahí derivan los actuales calcetines o botas navideñas; la otra historia es de Nicolás de Finlandia, niño huérfano que convivía un año con diferentes familias de su aldea, obsequiándoles a los niños más pequeños, juguetes que tallaba en madera, lo que continuó haciendo hasta su muerte, y en su memoria se mantuvo la tradición.

A través de varias culturas la entrega de juguetes a los niños en estas fechas se atribuye a una figura mítica o mágica, desde las fiestas romanas en honor a Saturno hasta los tres Reyes Magos, pasando por hadas, troncos mágicos o personajes como el carbonero de Olentzero. Incluso, en algunas partes del país se dice que los juguetes del 25 de diciembre los trae el niño Jesús. Probablemente lo que más se deba rescatar de esta costumbre es el valor de la generosidad, en Japón se les enseña a los niños que para recibir sus nuevos juguetes, deben obsequiar los que tienen a niños menos favorecidos.

8 ideas en tránsito:

Javier dijo...

vaya... bonita referencia!

marichuy dijo...

Malbi

No soporto al Santa Claus, por la referencia gringa y aún a sabiendas de que tenía una historia más antigua en la vieja Europa. Desafortunadamente, lo asocio a los gringos y a la Coca-Cola, ambas cosas de mi nulo agrado (con las debidas excepciones en cuanto a los gringos, por supuesto -Jim Morrison y algunos cineastas, no cuentan)

Saluditos medio grinchos

JLO dijo...

que buena data, muy muy buen post... sera verdad lo de la coca cola? no tiene la invencion??? viva la pepsi! jaja...

a santa claus o papa noel o como se llame: lo odio!!!

salu2

PAYAXO dijo...

pues como decia Panfilo: "yo no soy cliente de ese señor, a mi me traen mis juguetitos los santos reyes"
Muy cierto eso; en Mexico siendo la mayoria de bajos recursos por no decir jodidos, los reyes vagos son los nos traian regalos y era uno solo (usualmente) y no cada semana como ahora que los pinches chamacos ni valoran los juguetes en si, chale yo hasta le dajaba agua al ulefante que oso!

LUMPENPO dijo...

Yo como Pánfilo: a mi me traen mis juguetitos los Santos Reyes, aunque nunca traen lo que uno pide.
¡Muera el imperialismo yanqui!... pero que dejen las Cocas. (Remember Cuba, el refresco del Che)

PAYAXO dijo...

lumpempo, pense que mi comentario se habia repetido twice doble dos veces, pero no, parece que a ti tambien tew gustaban las ardillitas de Lalo Guerrero.

marichuy dijo...

Querida Bichi

Que yo sea grinch, no significa que sea totalmente amargada (tampoco totalmente palacio, but of course) y como lo cortés no quita lo valiente, le dejo un fuerte abrazo... más allá de fechas y mercadotecnias, mis sinceros deseos de que todo le vaya bien.

Cassiopeia dijo...

Malbi, ademas de los besitos del Día de Navidad, te tengo que confesar que:
1. me gusta la Coca-Cola
2. detesto al "Santa" gringo. creo que es un pedofilo que se sienta los nenes en la falda.
3. crié a mis hijos adoctrinados... pero no por no regalarle el 25... que es mas bien fiesta religiosa (siempre hay regalos, pero mas sencillos)
4.en casa la fiesta grande es el Día de Reyes (6 de enero)

Feliz Navidad!

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...