viernes, 10 de septiembre de 2010

VANALIDADES, Suplemento Dominical (Edición Especial Bicentenario)

En cartelera:
La historia de un hombre que hizo de todo para apropiarse de su tiempo.

Desfile de 16 de septiembre de 1897

Para celebrar las seis intervenciones en México durante todo este tiempo de nación independiente, y con el verdadero objetivo de que las familias mexicanas se acerquen a la plaza del Zócalo, sin temer que sea un retén en el que quién sabe si saldrán con vida, dieciseis ejércitos "amigos" (en los que faltan los de Japón e Italia para que estén todos con los que México ha jugado a "declaro la guerra en contra de...") estarán en visita de doctor durante el tradicional desfile militar del 16 de septiembre, pues nuestro querido presi Jelipillo, no sólo emula a don Porfirio Díaz, quien también convidó a sus colegas militares de varios países a su fiesta de cumpleaños (durante la cual el Centenario de la Independencia sólo fue un espectáculo para amenizar la cena), sino incluso a su antecesor Vicente Fox, con su táctica de "marchas y te vas". Y entre los ejércitos "amigos" tampoco están ni el EZLN ni el EPR, por cierto.


La historia detrás del mito: El Pípila*

Que dicen que siempre no, que no existió, que esa bonita historia en que un héroe netamente extraído del pueblo, con toda la carga de su origen mestizo en la espalda y la fortaleza en las piernas que andaron desde Aztlán hasta la Ruta de Santiago, con toda su entrega y su heroísmo, con toda su gloria y el arraigo entre el pueblo -que con él sentía que esa sí era su lucha y no sólo la defensa de los intereses criollos-, con todo y su mote sacado de la lengua ancestral y del ingenio popular, con todo y eso, es menos real que El chupacabras. Ahora dicen que fue una de tantas fantasías de Carlos María de Bustamante con las que exaltaba el sentir patriótico, y que si le hubiéramos hecho caso a Lucas Alamán, ya desde entonces sabríamos que no fue cierto (pero cómo creerle a alguien con un nombre tan sospechosamente largo: Lucas Ignacio José Joaquín Pedro de Alcántara Juan Bautista Francisco de Paula Alamán y Escalada, si era probable que con ese nombre mínimo tuviera personalidad múltiple). Por lo pronto, Televisa ya no lo incluyó en su nueva serie sobre la Independencia -con lo que ya quedó fuera de la verdadera historia para una gran mayoría de mexicanos-, corrigiendo el error que cometieron en La antorcha encendida, en donde sí fue parte de la nómina, junto a cientos de extras caracterizados como inditos de pastorela.

No renegarás las fiestas del Bicentenario, nuevo mandamiento

Blake, nuestro querido secre de gobierno


Apático y apátrida, pero además... ¡pecador! Si eres de esos que no se sienten convocados a lidiar con valor, ni se deja seducir por el olor de un pozolito, ni zapatea el jarabe tapatío, déjame te entero que estás faltando a tu deber religioso y moral, pues quedarse al margen ante los festejos es ahora un pecado de omisión, dice el Episcopado Mexicano durante la presentación de la Carta Episcopal con motivo del Bicentenario. Francisco Blake, Secretario de Gobierno, apoyó presencialmente el evento, reafirmando su intención de reducir la distancia entre la laicidad del Estado y el reconocimiento del liderazgo religioso. Así, y al igual que hace doscientos años, la Iglesia Católica está metida hasta el queque en los asuntos políticos y nacionales, no le´aunque vivamos en un estado laico. Pero para no quedarse atrás, nuestro Secretario de Educación también afirma que no celebrar con alegría, además de un desperdicio, es una muestra de mezquindad. Así que no sean aguafiestas, pero sobretodo, no sean merecedores de un juicio moral por su falta de entusiasmo, que, por decreto, es obligatorio sentirse feliz con la costosa megafiesta que el gobierno calderonista ha organizado. Saca tu banderita -o tu banda para la frente, al mero Juanito style-, y cumple con tu deber de buen católico, apostólico y calderomano, santificando sus fiestas.

Y shalalá... y shalalá


Alex Sintek, el nuevo Jaime Nunó

Y hablando de la buena gestión de nuestro Secretario de Educación, al frente de la SEP nos presentó muy orgulloso el tema musical del Bicentenario: El futuro es milenario... no les pongo el link porque la verdad me da hueva, bueno, con decirles que hasta a uno de sus autores le parece simple, así la describió Alex Sintek en su protesta (lloriqueo) por las críticas: "¿Sería posible dejar su odio social-político y disfrutar de una simple canción de un simple mexicano", y créanme que tiene total razón, la canción es tan simple como el mexicano que la compuso. Desde hace un tiempo los fresas utilizan el shalalá a manera de puntos suspensivos, para evitar enumerar cosas sin gran sentido, o cuando describen una visión de un mundo rosa o algo cursi (y para que a un fresa algo le parezca cursi, es porque de verdad es insoportablemente empalagoso). Pues bien, Alex Sintek, a quien mucha gente -yo no sé por qué- cataloga de "muy talentoso", defiende esta expresión, que se incluye repetidamente en el nuevo himno nacional a manera de estribillo, como "muy típico en los temas de música folclórica mexicana" (seguramente Sintek habla de canciones profundamente arraigadas en el folclor y sentimiento popular mexicanos, como México, de Timbiriche, que en su parte final corea: "Mé-xi-co, Mé-xi-co... shala-lala-lala"); además defiende su arreglo musical con base en el huapango, diciendo que, cómo se harán varias versiones de ese tema que irán del mariachi al pop, buscaron algo sencillo e institucional... institucional, sólo si se piensa en el huapango de Moncayo, del que lamentablemente se ha abusado hasta reducirlo a un lugar común, pero... ¿sencillo, el huapango?, ¿no se supone que éste güey sabe de música? Pero de quien definitivamente estamos más decepcionados es de Jaime López, verdadero autor de la letra de este crimen musical, y a quien muchos considerábamos un cantautor ingenioso, pero que esta vez sólo alcanzó a hacer una nueva versión de ese tema telenovelero: "quiero un mundo de caramelo..."

Baarbiii, ya llegóóó


El tradicional jingle de la tradicional muñeca se volvió realidad, acaparando los titulares y las conversaciones durante esta semana; las especulaciones sobre la verdadera forma en que fue atrapado el narcotraficante conocido como La Barbie, el motivo de su risa, los tejemanejes ocultos de su detención, las verdaderas técnicas de inteligencia empleadas, y un largo etcétera, han provocado que se le robe atención a la magna fiesta de Calderón, con la que busca ganarse el favor popular y reafirmar su posición del hombre bicentenario. Y sumando argumentos para la especulación, la noticia de su detención coincide con el nuevo aditamento de la exquisita muñeca, que puede darnos la respuesta a la pregunta: ¿qué se oculta tras la sonrisa de La Barbie?:

Videocámara y pantalla oculta de La Barbie Espía

*Adendum: Acabo de escuchar en voz de José Manuel Villalpando, historiador, que sí existió el Pípila, y es más, que existió varias veces, pues no sólo fue uno, sino varios los que se cubrieron la espalda con una loza para formar un techo (tal como hacían los antiguos soldados romanos con sus escudos) y cubrirse de los disparos, hasta llegar a la Alhóndiga de Granaditas e incendiarla, años después se les proporcionaría una pensión, junto con otros combatientes. Trascendería sólo el nombre de uno de ellos (Juan José de Martínez) y con el tiempo se hablaría de un sólo "Pípila", inmortalizándolo con la estatua que ilustra la nota.

6 ideas en tránsito:

malbicho dijo...

bueno, ya mejor no les prometo que no habrá rollos, pues cada vez me salen más largas las entradas -je-

pásense un feliz domingo

=)

jinshi0 dijo...

Si ya copio de tener esclavos que no quiera copiar las extravaganzas sería un crimen :) "ya simos modernos"

con razón los chamacos no se acordaban del pípila, tenían razón, nunca existió

jaja entonces una más y no hay forma de que me vaya al cielo pobrecillo

shale a ese sinteclas como le dan de patadas en YT y sale con esto, y el enlace muy bueno :D

Sobre la barbi lo que me han ido contando se va haciendo realidad jaja


no hay problema entre más larga la entrada mejor

saludos buen puente y leve cruda :)

malbicho dijo...

@jinshiO
que te la pases chido tú también, acuérdate: si tomas no debrayes

marichuy dijo...

Mi querida Bichito

Jajá, tu festejo Bicentenario está más divertido de lo que promete ser la hoguera de las vanidades bicentenarias felipescas. Ayer la Rayuela de La Jornada me mató:

RAYUELA: Ahora el problema no es qué ni por qué, sino dónde. Ante el alud de cancelaciones del bicentenario, si tienen tele, ahí se ven.

No obstante, siento disentir: al Aleks Sinteks deberíamos darle las gracias, de no ser por él y Jaime López, nos habría faltado catarsis: despotricar contra el inmundo shalalalá fue muy divertido.

En otros países, durante sus festejos revolucionarios, también desfilan tropas extranjeras (en Francia han invitado a Lula con todo y soldados brasileños; el problema es que nosotros, con el trauma colonizado que arrastramos, ya sentimos que aquí se quedarán después del desfile.

El 16 de septiembre debería desfilar la Miss Universo Bicentenario de la manita de La Barbie: sin duda, los dos mayores trofeos del gobierno de Fecal (y eso, medio cachirules).

El Belo dijo...

Pues José Manuel Villalpando es un gran historiador, por lo que tiene autoridad para afirmar cuestiones históricas. Yo creo que sí existieron varios pipilas, lo malo es que el gobierno reinante durante muchos años (PRI) exageró las versiones reales para convertir héroes.

Muy bueno el post. Saludos.

Amorphis dijo...

Que bonito post, pero de verdad, que bonito post! ni siquiera tengo comentarios, resumen informativo de todo un poquito con la mera neta de malbicho, hasta me dan ganas de cantar. Shalalá, ah no, esa no.

Saludos!

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...