miércoles, 24 de noviembre de 2010

Eliminación de la Violencia contra las Mujeres


“En mi jardín en mi quietud
la mirada imantada llama,
el silencio se mueve entre las alas
escúchalo
como si todas las flores hablaran
y el cielo abriera su único ojo (el sol)
no temas a aquel cíclope enorme
mira fijamente pero dice la verdad”

Alí Dessirée Cuevas Castrejón.


Alí Dessirée cumplió 24 años, próxima a graduarse en Letras Clásicas en la UNAM, con algunos poemas ya publicados, y un fuerte compromiso por causas sociales, celebró su cumpleaños entre amigos en la casa de uno de ellos: Osvaldo Morgán, su exnovio. Alí, mitad panameña, mitad mexicana, campeona de ajedrez, feminista, luchadora social, escritora, dominante del griego y el latín... recibió 26 puñaladas (casi la mitad de ellas mortales) en su cuerpo a la mañana siguiente, por parte del hombre que decía todavía amarla. Justamente una tarde antes ella había actuado en una obra titulada Muerte en casa, cuyo autor era el mismo Osvaldo y que le pidió actuar como víctima del asesinato en escena, posteriormente, esa misma noche organizó una fiesta para festejarla en su cumpleaños, ella había decidido terminar su noviazgo dos semanas antes por las violentas escenas de celos y el comportamiento agresivo de él, ejemplo de ello es cuando le cortó su abundante cabello rizado a tijeretazos. Las irregularidades en su caso jurídico fueron varias, puntualmente denunciadas por familiares y amigos, algunos de ellos organizados en el grupo Alí somos todas, finalmente se dictó sentencia culpatoria y se superó una campaña de desprestigio de la víctima, responzabilizándola de iniciar una riña y atacar primero a su asesino, siendo el principal instigador el hermano del asesino confeso, exdiputado federal Humberto Morgan y actual funcionario de la Secretaría de Educación, al grado de intentar criminalizar a Alí para exonerar a su hermano. El caso de Alí Dessirée ejemplificó la manera en que la sociedad, los medios y los aparatos legales minimizan el feminicidio.

"Si me matan...
Yo sacaré mis brazos de la tumba
y seré más fuerte"

Minerva Mirabal


Minerva Mirabal tenía 23 años, no sólo era inteligente, culta y muy sensible, también era hermosa; amante de la poesía, la literatura, el teatro, la declamación y la pintura, destacada en sus estudios y en su círculo social, dejó prendado a Rafael Leónidas Trujillo cuando la conoció en un baile, pero la atractiva e inteligente joven rechazó sus avances amorosos. Él era el dictador de República Dominicana, ella se convertiría en activista contra su tiranía. El movimiento político que inició junto a su pareja sentimental y al que se sumaron sus hermanas, contribuyó a la caída del régimen dictatorial. Pero ni ella ni sus hermanas alcanzaron a ver llegar la democracia pues fueron brutalmente golpeadas, violadas, torturadas y asesinadas a garrotazos por órdenes del gobierno, esta es la forma en que uno de los asesinos -Ciríaco de la Rosa- describe la acción:

“Después de apresarlas las condujimos al sitio cerca del abismo, donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas. Cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la de las trenzas largas (María Teresa). Alfonso Cruz Valerio eligió a la más alta (Minerva), yo elegí a la más bajita y gordita (Patria) y Malleta, al chofer, Rufino de La Cruz. Ordené a cada uno que se internara en un cañaveral a orillas de la carretera, separadas todas para que las víctimas no presenciaran la ejecución de cada una de ellas. Ordené a Pérez Terrero que permaneciera en la carretera a ver si se acercaba algún vehículo o alguien que pudiera enterarse del caso. Esa es la verdad del caso. Yo no quiero engañar a la justicia ni al pueblo. Traté de evitar el desastre, pero no pude, porque de lo contrario, nos hubieran liquidado a todos”.


Sin embargo, el asesinato de las hermanas Mirabal no es nada más una represión política contra su militancia en contra de la dictadura, es también un acto de supremacía machista, originado por el rechazo a una demanda amorosa y culminado con saña contra la vulnerable condición física de unas mujeres. "Mariposa" era el nombre de batalla de Minerva, "Mariposas inolvidables" es como el movimiento antitrujillista llama luego a las tres hermanas. Y es en memoria de ellas que la ONU designa la fecha de su asesinato hace 45 años, como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con el objetivo de visibilizar la violencia contra la mujer como un mecanismo social que la reduce a la subordinación masculina, y sensibilizar a la sociedad de que no por común debe ser aceptable. Para ello, en todo el mundo se comienzan 16 días de activismo contra la Violencia de Género, del 25 de noviembre al 16 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. En el mundo, una de cada tres mujeres ha sido víctima de violencia física o sexual, así como también van en aumento los feminicidios (homicidios dolosos contra mujeres y niñas) y las violaciones como arma de guerra en problemas étnicos.

12 ideas en tránsito:

nora (una japonesa en Japón) dijo...

La historia de las hermanas Mirabal la conocía, pero la de Alí Dessirée no.
Muchas gracias por la entrada Malbicho, estoy aprendiendo muchísimo a través de tus escritos.
Un abrazo.

malbicho dijo...

@nora
Alí es una víctima cuyo caso se difundió el año pasado gracias al compromiso de sus familiares y amigos para exigir justicia, lucha que tuvo repercusión también en Panamá, país de donde es originario su padres, lamentablemente no es del todo conocido por todos, ni siquiera en este país, ejemplifica tan bien la forma en que se trata de responsabilizar y criminalizar a la víctima de su agresión, que no pude evitar mencionarla y rescatarla del olvido o de la ignorancia

un abrazo fuerte

le cid dijo...

Malbicho...

Personalmente no creo haber agredido a nadie por el hecho de ser mujer... Tengo algunos problemas con eso de los géneros!
Para mi todos somos simplemente seres humanos, individuos a parte entera y al mismo tiempo parte de la humanidad. Cuando algo no va bien en el todo, debemos considerar que ese gran cuerpo humano que formamos todos está enfermo. Te reitero que no veo la diferencia hombre-mujer: La humillación, el dolor físico y moral, las vejaciones y el maltrato son idénticos a todos. Si no lo quiero para mi, tampoco lo deseo a nadie, mujer u hombre.

Sueño con el día en que tales manifestaciones sean inexistentes, porque eso querrá decir que la humanidad ha avanzado. Mientras tanto un abrazo a todas las mujeres vivas, muertas, las que están en este mundo y las que todavía no llegan.

Estoy regresando algo "ebrio" de festejar la "Sainte Catherine" Santa patrona de mi gremio, la moda y la costura entre otros, pero también es la santa patrona de las "quedadas", solteronas y mujeres casaderas de mas de 25 años, que te juro no lo digo de mala manera, solo para decirte que hoy todas las chicas que tienen 25 años, que son solteras y que trabajan en una casa de modas parisina están invitadas a lucir sus sombreros de colores verde y amarillo, todos ellos creaciones de las casas donde trabajan, todas ellas pues, están invitadas a la alcaldía de París, donde el "maire" organiza una fiesta en su honor y donde tal vez encuentren al príncipe azul, ese pobre diablo inexistente con el que todas sueñan y que en muchos casos se convierte en su peor pesadilla... No se quien les ha metido en la cabeza que siempre es necesario tener un hombre al lado para ser mujeres...

Coincidencia? No se, pero las dos celebraciones han caído el mismo día!

malbicho dijo...

@le cid
yo espero también ansiosamente el día en que no tengamos que dividirnos entre géneros para puntualizar las inequidades y las injusticias, de momento todavía no puedo ignorar que la realidad es más violenta para las mujeres, por el simple hecho de serlo, es decir, la realidad es violenta para todos en muchas situaciones, pero se agudiza para una mujer por el hecho de esa condición de género, hay muchos lamentables ejemplos, tenemos los crímenes sexuales de guerra, en que la violación de las mujeres de un país o etnia es usado como un arma bélica para el sometimiento del contrario, tenemos los horribles y vergonzosos asesinatos en Cd. Juárez, en que el patrón de extremo sadismo se repite al violar, mutilar y asesinar a jovencitas, está la execrable trata de blancas, en que 7 de cada diez víctimas de explotación sexual son mujeres o niñas, están las costumbres atávicas de cambiar a las hijas por piezas de ganado, de mutilar los órganos sexuales femeninos para impedir el disfrute sexual, de lapidar mujeres acusadas de adulterio (así sean víctimas de violación), de coartar la libertad de vestuario, de actividades laborales o de estudio, de elección de pareja sentimental, de manejo del ingreso económico... y no sigo porque haría más un post que un comentario, pero que ejemplifican las particularidades que la violencia centrada en la mujer tiene, originada por la concepción de que es una persona inferior o pertenencia del hombre, de que en ella se deposita el honor de una familia y una sociedad

y bueno, no quiero hacer otro post -je-, sólo precisar la necesidad imperiosa de reducir este rezago social

esa costumbre me parece curiosa, no tengo nada en contra del amor, todos y todas necesitamos recibirlo y darlo, pero coincido contigo en que no es necesario tener un hombre unido a una en compromiso matrimonial, pero esta idea es en realidad muy nueva, todavía hace cuarenta años parecía un sinsentido

y ahora que te leo, me acuerdo de esos versos baudelerianos:

Hay que estar siempre borracho.

Todo radica ahí: es la única cuestión...

...“!Es hora de emborracharse!

para no ser esclavos martirizados por el Tiempo,

emborrachaos, emborrachaos constantemente,

de vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo”

Pero emborrachaos.

le cid dijo...

Me haz dibujado una sonrisa...

malbicho dijo...

@le cid
pues es contagioso

=)

marichuy dijo...

Malbi

Empiezo a odiar a Blogger (y a twitter porque en los últimos días se ha engullido casi todos mis tweets, nomás por eso hoy me desquité con mi incontinencia twittera). No me ha dejado comentar, casi toda la mañana tratando (hoy no fui a la oficina por una indisposición de salud) y nomás no me dejó.

Tan buenos choros y ya los olvidé. Sólo diré, después de lo mucho que hemos comentado en twitter, que habrá que hacer un gran trabajo: la violencia está metida my dentro de cada uno de nosotros. Tanto que a veces ni la notamos. Y en una sociedad que desafortunadamente sigue siendo machista y misógina, como decías tú ayer la carga de violencia se agudiza en contra de las mujeres. Por ejemplo habría que desterrar del imaginario popular ese refrán que dice:

“pégame, mátame pero no me dejes”.

marichuy dijo...

Y ahora, yo me acabo de engullir como tres 'comas'. Aquí te las dejo: , , ,

Amorphis dijo...

y cuantas más como esas historias se repiten o se repetirán en un futuro. Ojalá fuera tan fácil erradicar la violencia como se escriben estas palabras.

Saludos!

Cuetzpallin dijo...

No habia leido esta entrada antes, pero por algo pasan las cosas. Justo hace un par de horas, mi hermano y yo platicábamos, junto con otros amigos, de lo importante que es la equidad de género. Ambos estamos en contra tanto del machismo como del feminismo. Sería fabuloso que aprendiésemos a vivir como equipo, que entendamos que si la naturaleza ha buscado la unión de parejas es por algo, no por mero capricho.

Hombres y mujeres, valemos lo mismo. Cada género tiene lo suyo, sus ventajas y desventajas y debemos aprender a sacar partido de ello. Entender que no es lo mismo la conveniencia que el abuso. Aprender a convivir en paz, vaya.

Y sería ideal que, además de eliminar la violencia de género, se eliminaran tantas otras formas de intolerancia que abundan en el mundo.

Saludos!

le cid dijo...

Cuetzpallin...

Figúrate que yo pienso como tu: en un mundo ideal no habría día de la madre, ni de los novios, ni de la mujer, porque todos los días serian día de la humanidad. Pero desgraciadamente el mundo esta enfermo, y esos movimientos, que son los síntomas de su enfermedad, son desgraciadamente necesarios.

Si, personalmente me molesta que una mujer se queje de maltrato, de vejaciones, de violencia, de discriminación en el trabajo, pero no es porque sea hombre, todo lo contrario, es porque me horroriza saber que esas cosas pasan.

Estoy de acuerdo con la lucha feminista, la verdadera, esa que milita por un tratamiento igual, por los mismos derechos y por que los atropellos cesen. Pero no por ese remedo que algunas mujeres miman, tratando de hacerse pasar por hombres sabiendo que, afortunadamente para la humanidad, la igualdad se termina al llegar cada noche permitiéndonos de perpetuar la especie...

malbicho dijo...

se me había pasado regresar por aquí para contestar los últimos comentarios, perdón

@marichuy
lo que dices es muy cierto, la labor debe comenzar en todos los frentes, no nada más desde un escenario institucional o una tribuna, sino en casa, parando el alto al esposo, padre, hermano, cuñado o padrastro que se esté extralimitando en su trato con las mujeres de la familia; con la hermana, madre, hija, prima que está encaminándose a una situación de abuso sin advertirlo conscientemente o sin lograr salir de la situación; con los hijos, hermanos, sobrinos que están recibiendo el ejemplo de que la violencia es normal, y que el trato vejatorio hacia las mujeres está justificado, desde todos esos escenarios domésticos y también en los laborales es necesario que actuemos todos

@Amorphis
ojalá... pero yo sí veo con gusto que cada vez son más los hombres que empiezan a ser conscientes, me da mucho gusto ubicarte entre ellos

un saludo!

@Cuetzpallin
se tendrá que decir las veces que sea necesario: no se puede homologar machismo y feminismo, el machismo es una actitud vejatoria hacia la mujer, que limita su acción y sus derechos, el feminismo es una corriente humanista que busca revertir esa inequidad, exigiendo la misma oportunidad de acceder a los derechos laborales, legales, de salud y de educación, no es una lucha por la supremacía sobre el hombre, es sólo la contra las injusticias que las mujeres, por el sólo hecho de serlo, reciben; como bien dice le cid, mientras sea necesario, el feminismo tiene que seguir existiendo para reducir esas inequidades, de otra forma la desigualdad social seguirá afectando a las mujeres que la sufren

sé que no está claro del todo pero en breve haré un post para volverlo a clarificar, es muy necesario establecer la diferencia

saludos

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...