lunes, 13 de diciembre de 2010

Quisiera al Mundo Yo Enseñar...


Para quienes crecimos en los setentas, mucho tuvo que ver este comercial con nuestras navidades, del ´71 al ´78 en casi todo el mundo pasó una versión de un comercial que originalmente no era navideño, en el que se mostraba un grupo de jóvenes atractivos y sanos, de varios tipos étnicos y con vestimentas típicas del país al que representaban, cantando en un ambiente de hermandad y enviando un mensaje de convivencia (aunque una parte de la canción decía "quisiera al mundo comprarle una coke"). Esta misma idea pero en un escenario nocturno, que permitía ver a los jóvenes y sus velas encendidas formando al final un triángulo que simbolizaba un árbol de navidad, se repitió en casi todos los países; en los de sudamérica se transmitió con alteraciones no muy significativas de la letra en español, que decía:

Quisiera al mundo darle hogar y llenarlo de amor.
Sembrar mil flores de color, en esta Navidad.
Quisiera al mundo yo enseñar la perfecta armonía.
Y a este Año Nuevo darle hogar con mi alegre canción.
(Hay que compartir).

Este el comercial que yo recuerdo, aunque había una versión más larga en la que la canción se extendía y también las imágenes, permitiendo ver como a los primeros cantantes se les unían cientos de jóvenes de los tipos étnicos más representativos de la diversidad humana. El mensaje de unión, paz y convivencia armónica tuvo un protagonismo importante en esos años, catapultando al refresco de Coca-cola como el rey de la mercadotecnia a partir de ahí.



No encontré una versión mejor, pero el audio se los dejo aquí, pues en el video el sonido es tan malo como la imagen (así que si quieren quítenle el sonido al video y denle "play" a la caja de abajo):

Esta es la versión original, sin connotación navideña.



Este es el audio original del anuncio navideño en idioma inglés.



Y esta es la versión italiana, una de las más bonitas.



No glorifico ni al refresco ni a la marca (aunque confieso ser adicta), sólo rememoro un jingle pegajoso y tierno, que marcó mi infancia y mi propia concepción del espíritu navideño (fui una niña educada por la nana electrónica, como pueden deducir), en mi mentecita infantil un mundo feliz donde todas las personas de todas las razas se tomaran de las manos para cantarle a la paz, era posible, y este refresco de aguas negras musicalizó ese pueril sueño. Mi mentecita no ha crecido ni madurado tanto como para haber abandonado esa fantasía onírica (y confieso que esta cancioncita me sigue gustando), pero afortunadamente ha pasado el suficiente tiempo como para que poner estos anuncios en el blog sea también interpretado como un elemento clásico, retro o vintage con que estimular la nostalgia e ilustrar a los más jóvenes. Aunque mi principal objetivo es aprovechar para enviarles una felicitación para estas fiestas que se avecinan (bueno, a mí ya de plano me tomaron por asalto, desde hace dos domingos ando brindando por el año que se resiste a terminar de una vez).

Felices fiestas.

(Por cierto, si todavía creen en Santa Claus, pero sobretodo, si todavía creen que lo vistió de rojo la Coca-cola, dense una vuelta por una entrada que hicimos al respecto).


26 ideas en tránsito:

marichuy dijo...

Bichito

Pues yo me confieso adicta a cierto tipo de comerciales. No los de la Coca, ciertamente. Alguno son magníficos, como cortos fílmicos (ya ves Gonzáles Iñárritu: su mejor obra fílmica es el comercial de Nike, je). Deafortunadamente, están un poco mal vistos, pero de que en ellos suele haber arte, es innegable.

Yo no tomo coca-cola.

Los comercialices a los que soy adicta son los de los perfumes, no todos, claro.

Abrazo con harto frío.

Ana dijo...

upss! que tiempos...
te juro que cuando los estaba escuchando se vino a mi mente la imagen mia y de mis hermanos viendo la tv cualquier dia por la noche en vispera de Navidad...
esa sensacion de calidez volvio a invadirme...
gracias, gracias, gracias...
ud no sabe la falta que me hacia el dia de hoy sentir algo asi recorrer mi interior
mil abrazotes y si ya no hay oportunidad mas delante...
pues de una vez te deseo una muy Feliz Navidad...
=)

Champy dijo...

Si...yo tambien he de confesar que volverlos a ver remueve cosas de adentro...extrañas...bonitas?

Así se llega no?

Digo, cuando de gobernar al mundo, así debería de llegarse, con estas armas..... digo digo digo, de llegar con "Obras" como éstas y llegar con Armas de destrucción masiva, yo prefiero que me colonicen así, bonito.... no como lo pinches gringos que destruyeron Bagdad y ni una little coke las dieron antes!

Yo tomo a veces.... trato de variarle con Fanta!

2046

malbicho dijo...

@marichuy
ay!, pero si no hay nada que conmueva esa alma de hierro, verdad?, a mí se me hace que eres de esas que no lloró cuando se murió bambi -je, je-

no´scierto mi marichuy, sabía que serías de las que no lloraría con estas remembranzas mercantiles

hay tantos comerciales tan buenos, tan bien hechos o con un ingenio sorprendente, no encuentro uno de una cerveza europea, en que un matrimonio le mostraba su nuevo departamento remodelado a sus amigos, y mientras ella provocaba los gritos emocionados de sus amigas al mostrarles su armario para zapatos, que en realidad era toda una habitación, ven eclipsados sus gritos por los de los amigos del marido, al ver la habitación -todavía más grande- que destinó para su refrigerador de cervezas (bueno, así contado como que pierde la gracia, pero es que si lo pudiera encontrar te lo enlazaba pero esas cosas de derecho de autor ya no lo permite, y si lo cuento es con la esperanza de que alguien que sepa dónde verlo nos diga o nos pase el link, porque es realmente bueno)

@Ana (¡¡¡!!!)
qué gustote leerte!, eres de las que más se extrañan por aquí, honestamente no creí que este comercial te hubiera alcanzado todavía, te hago mucho más joven, pero me alegro que te provocara ese sentimiento, ahora sí que: bendita nostalgia!!!

;)

espero haya más oportunidades, pero si no también te adelanto tu abrazo fuerte y un besote tronado en cada mejilla, que estos días sean toda alegría para ti y los tuyos

@Champy
soy tan pinche adicta a este mugre refresco, que si a mí me compran una coke fría lo tomo como un buen regalo, así que creo que mínimo los de derechos humanos debían incluir una lata fría de coca-cola (o mejor, una de botellita de vidrio) a cada prisionero de guerra... pero bueno, las cosas funcionan al revés y es la coca-cola la que envilece con sus prácticas comerciales y empresariales al mundo... aunque cómo festejaron los rusos cuando pudieron tomarla, de esas cosas curiosas que pasan en la historia (y esa escena de "adios, berlín" en la que la madre socialista ve desplegar una manta publicitaria de coca-cola desde su ventana, como muestra de que su paraíso se ha venido abajo)

yo, en franca rebeldía, a veces tomo big cola

=D

Jaspo dijo...

jejejeje. Reunión de viejitos setenteros

Como disfrute este tema, y aunque no quisiera detonar la nostalgia, yo si soy de los que lloró con Bambi.

Abrazos a todos

malbicho dijo...

@Jaspo
habla por ti, que eso de viejitos a mí no me va -je- (yo hasta me siento en mi segundo aigre)

toda persona con dos gramos de alma noble, lloramos cuando se murió la mamá de bambi, no bambi... a ese ya lo ando matando yo -je, je-... pero marichuy sólo lloraría si el muertito hubiera sido pepe le puf (ha de ser por el perfume)

=D

le cid dijo...

Malbicho...

Esta es una de las publicidades que mas me han marcado... Justo este fin de semana me la pase cantando la estrofa, porque es mi primer reflejo navideño de cada año. Cierto, soy un fan de la bebida marrón...

Pero en aquel tiempo la publicidad era mas "humana"... se dirigia a personas como tu y yo y nos "inculcaba" ciertos principios "morales".

Ok, habrá quien me diga que los métodos de Coca Cola son inmorales, que si los trusts, y que si la hilachas. Lo cierto es que nuestra generación debe su memoria a la televisión principalmente, a programas como Rin-Tin-Tin y el llanero Solitario; a imágenes como aquella del primer hombre en la luna y el asesinato de Kennedy. Porqué negarlo? El otro día un amigo algo perdido, nos sacó en una conversación que todos sus recuerdos vienen de libros, como "A la recherche du temps perdu" de Marcel Proust... Para su mala suerte, me acompañaba mi amiga Patricia Mantes-Proust, ultima heredera del nombre, quien con su tono irónico de siempre le dijo "En serio? Siento Lástima por ti..."

Y hoy vengo aquí, y te leo y me vienen, junto con esas imágenes de Coke, el olor del ponche que se hace en la estufa, el desorden sobre la mesa de la cocina mientras mi abuela, mi madre y mis tías preparaban la cena, los foquitos de navidad, esos de muchos colores con forma de bombilla, el olor de la "flor de peña del nacimiento y San José y la virgen articulados de madera, vestidos de satìn , con sus ojos de vidrio y sus pestañas de cabello natural... y esa camita de heno que espera vacía la llegada del niño Dios... Esa caminata nocturna rumbo a la iglesia para asistir a la misa de media noche, con el cielo estrellado y ese aire frío, del cual mi madre nos protegía con "gorritos" para la nariz que ella misma nos tejía cada año... Y me siento algo triste, nostálgico y pienso que es una lastima que la navidad ha perdido sus colores con la desaparición de mi madre y mi abuela...

Mil gracias por esta entrada...

jinshi0 dijo...

suena chido

malbicho dijo...

@le cid
ja, ja... lapidaria tu amiga (hasta yo sentí lástima por él, después de recibir esa frase)

a mí también me vienen tantos recuerdos, la colación de la charola en la que mi mamá recostaba al niño jesús, los cacahuates que debía pelar para que hiciera su ensalada de nochebuena, las ventanas adornadas que mi hermana y yo nos deteníamos a ver cuando nos mandaban por los últimos ingredientes que faltaban, las propias luces del árbol iluminando los regalos que estaban en su base, la botella de sidra descorchándose, el interminable brindis de mi papá y los apretados abrazos que nos dábamos luego... gracias también a ti por enumerar tus recuerdos y con eso detonar los míos

@jinshiO
sí, verdad?, es cursi pero de alguna forma es bonita esa canción

le cid dijo...

Cierto!!! La colación que servia de lecho al niño Dios... Se me había olvidado! Esos piñones, cortezas de naranja y cacahuates cubiertos de caramelo de colores pastel. Y también el pastel de frutas secas de mi tía Guadalupe... Ese que invariablemente se encontraba inundado de ron sin que nadie mas que yo supiera el secreto: Mi abuelo iba a escondidas a "regarlo" un poco mas de lo debido, y siempre me hacia seña con el dedo de no delatarlo...
Y las borracheras con una botella de cidra robada de la cocina cuando los adultos se descuidaban... Jolín! Que viejo me siento de repente!

Cuetzpallin dijo...

Wow, a mi no me tocó ese comercial pero, leyendo tus comentarios y los de Le Cid, de repente uno se poné nostálgico, más con ests cambios tan rápidos por lso que pasa el mundo.

También me acuerdo de las colaciones!!! En fin, dicen que tiempo pasado siempre fue mejor, espero que pueda decir lo mismo dentro de unos años cuando recuerda esta navidad. (Yo digo que cualquier tiempo, mientras se sea niño, es mejor).

Felices fiestas!!!

malbicho dijo...

@Cuetzpallin
así es, el tiempo pasado siempre es mejor porque lo miramos con los ojos niños (o por lo menos más jóvenes), pero lo fantástico es que es nuestro presente el que podemos transformar en un feliz recuerdo

felicidades y un abrazo! (siempre traes una ola refrescante y positiva, eso es bien chido)

malbicho dijo...

@le cid
en casa nunca hicieron postre típico... hasta que llegué yo con la costumbre de hacer unos pasteles de galletas bañados en tequila, ron o lo que hubiese -je-, nunca me han quedado muy ricos que digamos, pero siempre es un momento divertido sacarlo del refrigerador provocando las carcajadas de todos (por el funesto resultado)

Jaspo dijo...

jejeje, no te quise sacar de tu error bambicida, pero que bueno que lo viste.
Algún dia te contare de cuando me comi un bambi ¿o ya te conte?

Que forma tan hábil de desmarcarse de la niña Cuetzapallin, y si, se le lee joven pero madura.

Por lo pronto el te a te de rememoraciones que hacen le cid y la niñita malbicha, aparte de tambien disparar mis recuerdos, me ha hecho comprender algo importante: el hecho de que mis navidades ya pasaron, no me impide regalar y disfrutar las nuevas navidades con mis hijos. Y sembrar en ellos tambien, buenos recuerdos.

Feliz Navidad a todos, con el significado que más les conmueva a cada uno.

malbicho dijo...

@Jaspo
"error bambicida"... ja, ja, ja

como dirían los regios: te la bañaste!

eso es lo padre, no?, que las navidades y sus recuerdos los podemos construir nosotros como felices, tuve una reunión en casa con unas amigas, que no andaban en su momento más celebrador sino al contrario, confesaban no andar de ánimos, una tiene un niño de siete años, la otra una niña de nueve, ambas son divorciadas y viven solas con sus hijos... y lamenté mucho verlas en ese estado de ánimo sobretodo pensando en sus hijos, a mí, el crear un festejo para los más pequeños (repitiendo lo que hicieron conmigo) es una de las cosas que me brinda más alegría, este año en casa hay una niña de tres y un niño de dos, y son los que todos los días nos hacen feliz el momento de prender las luces del árbol y las ventanas, "ya llegó la vividá", dice el más pequeñito, entre grititos de emoción

-je-

felices fiestas, mi muy querido amigo jaspo, va un abrazo fuerte envuelto en celofán hasta ese bello puerto veracruzano

le cid dijo...

Jaspo, creo que ese es el espíritu! Pienso que las navidades tenían algo de mágico para nosotros a causa de los esfuerzos de los adultos por hacernos creer a lo inexistente y cultivar el mito, el rito y la magia... Y cierto, creo que es justo pagar lo que se tuvo con los pequeñines.

Me haz aclarado un punto que aun si era evidente, no lo había visto. Era eso, mis padres dejándonos en casa de mi abuela para buscar los juguetes tranquilos... Luego el seis de enero, mi padre que se ausentaba para ir a buscar la bicicleta nueva en casa de unos amigos y al día siguiente yo me encuentro con una carta de excusas de los reyes magos, donde me dicen que tuvieron que utilizarla porque se les había "ponchado" un camello, para explicarme porque las llantas no estaban "limpias"... El regreso a pie de la misa de media noche que era mas largo que la ida y donde invariablemente una de las hermanas menores de mi madre tenia una urgencia "pipí" que tenia que aliviar de inmediato, y salia corriendo junto con otra de mis tías, para acomodar los juguetes bajo el árbol, abrir la ventana y regar unicel y escarcha por el suelo, y hasta imprimir con maquillaje un par de huellas de cochino que nos juraban eran de reno... dejando siempre una ventana abierta y una zanahoria en el suelo, porque Santa tenia tanta prisa de ir a repartir en China que no pudo esperarse.

Mi madre tenia la pasión del rito. Recuerdo que cocinaba galletitas y compraba mini MilkyWays, con los cuales decoraba el árbol, porque le gustaba vernos alrededor robando golosinas... las cuales remplazaba después, exactamente en el mismo sitio donde las habíamos tomado, porque el árbol era "mágico", es decir que los dulces crecían sin parar... Al menos así es como quiero seguir creyéndolo! La verdad es que mi madre siempre fue muy popular entre nuestros amigos, porque sabia como atraerlos alrededor de ese árbol, como la bruja de Hansel y Grettel, pero en versión buena.

Luego, cuando mi hermana y yo llegamos a la adolescencia, mi madre nos anotaba para ir a distribuir los "arcones" o despensas de navidad en la iglesia de nuestra Señora de los Ángeles,para que viéramos que no todo era magia y alegría, y a pesar de todo, sigo pensando en esas horas útiles en las que veíamos sonreír familias enteras con las canastas que les dábamos. O aquella vez que Paquita "La del Barrio nos envió una camioneta con juguetes para repartirlos a los niños pobres y luego organizo una fiesta en su "antro" para las monjas y los catequistas... Recuerdo que en aquella ocasión mi madre le dio una lección a Sor Margarita, que decía que no había que pedirle nada a "esa mujer" porque llevaba una mala vida. Mi madre con otras cuatro señoras y una de las hermanas de la parroquia fueron a visitarla, y Paquita les sirvió de comer, de tomar y les prometió que haría un "pequeño gesto"... Mi madre Se acercó el día de reyes a Sor Margarita y le dijo "Tal vez así los pecadores pueden comprarse una escalera al cielo..."

Y hoy, viviendo en Francia y siendo tan "Parisino" que todo me parece poco, pienso en mi madre y le digo: "Desde allá donde estás, haz brillar esta Navidad como las de antes...", porque solo porque ella creía fervientemente en ello, tengo ganas de que el cielo no sea también un cuento...

En fin, si queremos magia, habrá que trabajar un poco en crearla de nuevo...

malbicho dijo...

@le cid
me encogiste el corazón... que belleza de madre tuviste y qué familia hermosa (me traiciona una lagrimita tímida... pero no, no es traición: es congruencia, a veces las lagrimitas tímidas son de risa y es mi interior el que ríe)

le cid dijo...

Perdon por lo cursi del comentario, pero... SOY CURSI Y LO ADMITO!

Si, mi madre era alguien admirable, de esas personas que se detenian para prefguntarle a la persona tirada en el suelo si se sentia mal. Esto le jugaba malas pasadas a veces, pero en genral, me asombro ver el dia de su funeral, como incluso gente con la que tuvo alguna disputa estaba alli, como la gente podia quererla a pesar de su "aparente" mal caracter.

Tenia ya escrita mi entrada para hoy, pero cuando hice click, desapareció y no la encuentro... Así que creo que voy a hablar un poco de Navidad, de los renos que dejan zanahorias y de mi madre, que seguramente esta leyendo tu blog y se dice "Que diablos cuenta este que soy buena si soy una gruñona empedernida..." Pero seguramente, se está carcajeando de lo cursi que puedo ser cuando me lo propongo...

Y es bueno llorar incluso de alegría... Gracias por esta entrada, en serio!

Jaspo dijo...

le cid, bueno y para aclararlo un poco más el punto y acentuado más por éste úlitmo regalo de recuerdos que nos compartes, transcribo la reflexión más personal que tuve en corto con malbicho respecto a lo que me provocó este post y sus comentarios:

"con el paso del tiempo y con mis años, y viendo como están las cosas, y encotrando siempre el pero a las cosas, me he vuelto exceptico, demasiado pragmático, seco y llegando a lo greench, de tan objetivo que analizo las situaciones.
Sin embargo, con el post de la coca, pero más que nada con los comentarios tuyos y
de le cid, reflexione y medite un poquito. Son bonitos sentimientos, sensaciones y
recuerdos, los que se generan en estos festejos y pienso que estaba siendo egoista, tanto
con mi mujer y con mis hijos, al darle el trato de días comunes y corrientes a estas
fechas y negarles la posibilidad de generar esos sentimientos y esos recuerdos.
Así que he decidido hacer un lado mi amargosismo y tratar de hacer especiales estos días, hacer algo diferente, simbólico, con un sentido y con una alegria especial"

Así que aprovecho para agradecerte personalmente las reflexiones que en mi motivaron tus comentarios, y una de úlitmo momento; lo importante que es, que existan seres que quieran darle brillo y magia a las navidades.
Y bueno me despido con la misma despedida de fin de año que le di a malbicho pero que hago extensiva:
"un super mega abrazo navideño, y una feliz navidad con sabor a ponche, buñuelos, colación, romeritos, ensalda de nochebuena; y con olores de barro de piñata rota y pelo chamuscado en el ora pro nobis; con frió en los pulmones y en las manos, pero con el corazón calientito de tanto sentir."

le cid dijo...

Y un buen jarro de ponche! Háganlo por mi, que aquí las guayabas y los tejocotes no existen...

Y si, a construir bonitos recuerdos para los pequeñines de hoy!

Aurore Dupin dijo...

Me recuerda que soy la colación fina de una piñata de un dieciséis de diciembre.

Ah...Eso no iba.

Recuerdo...El nacimiento de barro de mi bisabuela, del que sólo ha sobrevivido el niño Dios que compró cuando nací.

Han sido años de recordar a la mujer que me crió, cuya impronta ha sido más profunda, más intensa que todos los textos que ella no podía leer, pero cuya lucidez y bondad le ganaban por goleada a eruditos y "apóstoles de la moral". La que no amenazaba con el infierno dantesco de abajo, sino que te hacía ver el infierno creado por la mezquindad cotidiana.

Nadie preparaba las tortas de camarón con romeritos como ella. Todavía está el molinillo de torno que utilizaba para preparar ese platillo.

Ya me voy antes de que ponga a chillar como plañidera egipcia o como mujer de Comala ante la muerte de Miguel Páramo.

Saludos y abrazo.

Ana dijo...

wowrale!
llevo dos navidades que en la casa de ustedes no entra el espiritu navideño...
y el comentario de Jaspo es tan cierto...
que egoismo el mio!
solo me queda decir gracias!
y dejarles un enorme abrazo lleno de buenos deseos para ti Malbicho; para Le cid y para Jaspo que con sus comentarios hicieron una entrada llena de nostalgia... una nostalgia de aquellas que vale la pena que se quede por dias...
Feliz navidad!
=)

malbicho dijo...

@Aurore
Tú eres mi regalo navideño, Aurore =D

verte de regreso en esta casa es como uno de esos pasajes bíblicos que hablan de hijos pródigos y ovejas sacrificadas, o como ver vueltas realidad esas canciones que invitan a venir a casa en navidad -je, je-

sé que odias la cursilería ramplona y por eso mismo me emociona que te unas a la ola de recuerdos, porque entonces compruebo que la evitamos y pasamos a la añoranza enternecedora, esa que no tiene nada de vergonzosa porque es de humanos construirnos a base de experiencias, y recordarlas nos devuelve vida

un abrazo fraterno y enorme, de verdad no sabes qué gusto me da poder leerte nuevamente acá y allá

=)

@Ana
qué gusto le va a dar a Jaspo que provocó un efecto en cadena

es cierto, la fiesta es tan frívola o tan cálida como uno la construya, yo soy de una familia con frivolidad ofensiva, pero también de una fraternalidad que a veces compruebo se contagia, pecaría de vanidosa si te digo que hemos "convertido" a grinchs recalcitrantes, pero siempre ha sido a través de construir festejos significativos para los niños, que son los que te muestran lo infinita que puede ser una sonrisa (ahorita mismo me acaban de interrumpir los escuinclitos para que los mida en la pared, contrastando con las medidas de meses anteriores, festejando con saltitos los centímetros que han sumado)

Feliz Navidad!!!

periquin dijo...

Ya hice una parte de mi tarea, voy a la entrada siguiente...

Aurore Dupin dijo...

Tsss...Y ahora me entero que quería cerrar este espacio de catarsis grinch.

:D

Un abrazo de retache pero sin retazo.

malbicho dijo...

@periquín
te has ganado un sello de abejita trabajadora

=)

@Aurore
crisis de identidad que le dan a una... no sé si por es por la premenopausia o por la postadolescencia

pero ya pasó

abrazotes con todo y hueso y tuétano incluido

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...