jueves, 12 de febrero de 2009

“El eco de la luz”

(a la mismísima muchacha de la E)

«como la luz que surge del corazón
tú has partido
»

I
Ahora mismo veo esa luz
que se queda en el viento
cuando te vas y te pierdes
entre la gente de la tarde.
Es una luz única
- no es como ninguna otra.
Una luz recién nacida
que música contiene
entre sus rayos.
Una luz de resplandor profundo
que no encandila
y sí me deja un frescor
más bello que el de las lágrimas.
Hasta el día siguiente
guardo su luz en la mirada,
como se guarda en el pecho
la tristeza de su partida,
porque con su resplandor duermo
para ahuyentar mis pesadillas.
Es una doliente iluminación
porque nace de su ausencia,
pero aquí, conmigo la quiero,
aunque inunde mis pensamientos
y el frío en la vislumbre
de su imagen de mujer
la devuelva a esta húmeda noche
que palpita bajo mis párpados.

II
Aunque no lo creas mujer
te veo en esa luz,
mas no como eres
sino como un ave silenciosa
que disuelve su vuelo
en la delgada urdimbre
que la luz,
tu luz,
ha tejido.
Hay también un perfume que recuerdo
con sólo cerrar los ojos acá en la altura,
en este lugar a donde decidí volver
y del que nunca debí haber bajado,
y ahora que se ha marchado
la muchacha de la E
no pienso bajar hasta que vuelva.
Voy a esperarla
y hasta entonces
dejaré este lugar maravilloso.
La altura hace olvidar cosas
que a ras de tierra parecen hacerse grandes,
y hasta las voces de quienes pasan
se vuelven un ruido extraño.
Me gusta observar el cielo desde aquí:
a veces parece acercarse, y a veces
queda muy lejos.
Me confunde, pero sólo tengo que cerrar los ojos
y su perfume vuelve, su mirada oscura,
su paso largo.
Vuelve la única sonrisa
que tuve una vez de frente a mí
y que conservo en el pecho todavía.

III
Vuelve mujer
para ahuyentar el vértigo de esta altura
desde donde se ve
cómo nacen enteras las mañanas
con su viento de Febrero.
Vuelve,
que tengo un corazón manso para ver
cómo se derrama el amor en nuestros cuerpos
y cómo las aguas de la noche
se inundan
con esa otra humedad
que del fuego nace.
Vuelve,
en esa misma luz, en ese mismo resplandor,
en esa lámpara que desnuda por fin a la noche
con sus manos amarillas.
Vuelve mujer,
para que mis ojos dejen de ser
esos silentes ríos
que con la luz tuya que guardo
se desbordan,
vuelve...

(autor desconocido)

El índice de el Dossier: El Amor llegó a El Fanzine

El Amor. La Fórmula Química.

El Amor. Principio y Fin.

El Amor. Los Cinco Sentidos.

El Amor. Definiciones.

El Amor. Beneficios.

El Eco de la Luz.

2 ideas en tránsito:

Anónimo dijo...

Apuesto mis más bellos recuerdos a que fue escrito por Uszi...

malbicho del fanzín dijo...

ojalá nos aclararas quién es Uszi

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...