sábado, 8 de septiembre de 2012

La Mano que Mece la Cuna: El Rumor y la Red


Siempre ha existido el miedo. Y casi desde entonces, su uso para imponer el control sobre los demás. Esta estrategia de poder tiene varias tácticas, una de las más baratas: el rumor.

Es muy fácil difundir el rumor. Es muy efectivo. Nuestra naturaleza y nuestra forma de convivir como sociedad propician la pronta difusión de una información negativa o sensacionalista. Mantenemos, además, la información como cierta por mucho tiempo, defendiéndola de las evidencias que la desmienten.

¿Qué sostiene a un rumor? Varias cosas logran que los rumores resulten creíbles y se mantengan, los prejuicios son una de las principales. Tenemos ideas fijas y preestablecidas que no nos molestamos en cuestionar y damos por hechas. Hacemos juicios ligeros y nos basamos en ellos para calificar personas y situaciones.

Está también la confusión y la imprecisión en los mensajes enviados, que se prestan a malinterpretaciones. Mensajes ambiguos permiten diferentes lecturas. Y lo mismo pasa con el vacío de información. Nos apresuramos a llenarlo con la primera información que llegue.

Al rumor lo sostienen también los intereses particulares, propagadores de rumores que están conscientes del efecto que pueden tener, y que les beneficia que así resulte, para desprestigiar a alguien,  alimentar pasiones, sembrar dudas, atraer simpatías, o algún otro interés particular que anteponen al común.

Y está la amenaza. La probabilidad de que el escenario pintado por el rumor sea real, lo hace creíble.

Y esto es lo que principalmente pasó en estos últimos días en algunas colonias conurbadas al oriente del Distrito Federal, cuando el rumor de que disturbios violentos se producían en Cd. Nezahualcóyotl e inmediaciones de Chimalhuacán, Los Reyes La Paz e Iztapalapa. Se habló de asaltos y balaceras, incluso de vehículos incendiados. La gente temerosa cerró cortinas de locales y puertas de casas, para refugiarse. Las calles vacías no sólo lo estuvieron de peatones sino incluso de transporte privado y público, con el consiguiente caos para las personas que regresaban de centros de trabajo o estudio. Las personas telefoneaban a sus familiares y conocidos desde sus casas, advirtiéndolos de no entrar a las colonias. La alarma llegó a las redes sociales Facebook y Twitter, siendo ésta última la más dinámica. Al mismo tiempo empezó a negarse la versión de violencia, pero los testimonios e imágenes continuaron circulando, aún cuando las mismas autoridades y algunos habitantes de las colonias aludidas decían lo contrario, asegurando que había calma.

La realidad es que no había calma pero tampoco la violencia anunciada, ya está comprobado que sí hubo un enfrentamiento entre transportistas y el grupo de choque príista Antorcha Campesina, quienes pelearon por el territorio de Chicoloapan, con el resultado de dos personas muertas. Están detenidos, ya, cinco personas que azuzaron el miedo recorriendo las calles y anunciando que se acercaban los ataques, con la evidente finalidad de sembrar miedo entre los habitantes. Se comprobó que las imágenes eran de otras fechas. Pero también hay testimonios de personas que dicen haber presenciado actos de violencia y vandalismo, y de otros que aseguran no pasó nada, hay reportajes con esos testimonios, incluso un reporte de asalto frustrado a una farmacia, así como otros que aseguran la inexistencia de los hechos violentos, por reporteros que no encontraron evidencia de ningún incidente; y mientras las autoridades niegan fehacientemente cualquier hecho violenteo, otras voces reconocidas transmiten la versiones que les llegan de que sí se produjeron. Es decir, información contradictoria y confusa, versiones que se anteponían una a la otra, alternadamente.

Ayer, 6 de septiembre, se volvió a producir el mismo fenómeno, pero ahora ubicando los hechos en Ecatepec, a la par que yo me enteraba de ello por Twitter, una persona en mi casa lo hacía a través de familiares que viven en la zona de Valle de Aragón, y que le telefonearon a su celular y a la casa para advertirle que no fuera hacia allá. La versión que nos fue dada fue que unas personas habían sido detenidas después de una persecución, por la intención de quemar una de las dos plazas comerciales de la zona: Plaza Aragón o Center Plaza. Tampoco había transporte hacia la zona, y eso fue comprobado por otro familiar usuario del metro, que desvió su ruta cuando lo encontró cerrado sin encontrar otro transporte hasta que caminó más de cuarenta minutos hasta encontrar otra ruta. Amistades que viven cerca de la zona, me informaron por las redes sociales que no atestiguaron hechos violentos pero sí eran víctimas del miedo por los avisos. Nuevamente la confusión y la contradicción. Y, por ende, la incredulidad y la duda.

Autoridades y medios tradicionales culparon a las redes sociales, y en especial a Twitter, de provocar la psicosis colectiva y difundir el miedo con rumores infundados. Pero ya está comprobado que la alarma no tuvo origen en las redes virtuales sino en las calles, las redes lo recogieron y lo difundieron, pero al mismo tiempo había información encontrada, pues muchos tuiteros lo negaban, e incluso se hacían numerosos llamados a la prudencia. Sin embargo, el énfasis en culpar a las redes sociales en Internet alimenta nuevas sospechas.




Para empezar, antes de culpar a las redes, autoridades y medios (y público que acepta sus versiones) debían analizar por qué un rumor así encontró un terreno tan fértil: basicamente porque es creíble.

Porque es posible.

Aunque la Ciudad de México hasta el momento no ha sufrido la violencia de la lucha de los carteles del narcotráfico, con la intensidad que la ha sufrido gran parte del país, y aunque hay muchas condiciones que explican las razones para que tenga esa aparente "inmunidad", no parece imposible que la pierda. Además de que el Estado de México es uno de los estados que se perciben como uno de los más invadidos por el narcotráfico, aunque no en sus zonas conurbadas, sin embargo esa proximidad se torna amenazante.

Pero con la misma importancia, está el descrédito del PRI, el rechazo y la inconformidad por su próximo gobierno, y que se hizo patente durante la última parte de la campaña electoral, basados precisamente en su corrupción y su autoritarismo, así como en sus malas prácticas de gobierno actuales y pasadas, se apuntalaron y fortalecieron. Fuera de los que votaron por ellos, que con todas las faltas conocidas a la ética electoral apenas sumaron una tercera parte del electorado, el resto del país le manifesta un notable repudio. Pocos dudan que sea capaz de sembrar la inestabilidad social, así que un rumor sobre su brazo violento tiene un amplio terreno abonado para ser tomado en serio.

De la misma forma en que, ahora, se contempla que estos rumores tengan en ellos su origen con el objetivo de conseguir algún beneficio, es decir, se observa que fue un movimiento orquestado para intencionalmente provocar el temor entre la población, y que fue muy bien aprovechado para que los medios tradicionales restaran credibilidad a las redes sociales como medios alternos de información, y canales de denuncia y organización ciudadana.

Les dejo lo que Gabriel Regino, ex Sub Secretario de Seguridad Pública del D.F. tuiteó al respecto:



El ambiente de inseguridad genera un espacio propicio para el rumor. 

Pero lo que ha sucedido en los días recientes en el #Edomex y zona oriente del #DF trasciende al rumor en sí 

Hay un claro esquema organizado para generar zozobra con fines políticos. Tales fines pueden ser una mejor negociación, ocupar espacios en gobiernos, etc. 

Por ejemplo, ayer por la tarde, un microbús dirección oriente sobre Av Tláhuac, altura Lomas Estrella, Iztapalapa, fue abordado por 4 

Corrijo, abordado por 5 sujetos, pantalones de mezclillas y desaliñados. Ordenaron a la gente bajar de la unidad y encerrarse en sus casas. 

A la persona que le tocó presenciar este evento, incluso fue pateada para apresurar a descender de la unidad. 

Esto ocurrió aproximadamente a las 18:00 horas 

Al mismo tiempo que otros sujetos con megáfonos advertían de hechos violentos en la delegación Iztacalco del DF (fueron detenidos) 

Esto es, existieron acciones físicas y coordinadas para crear un ambiente de zozobra. 

Y el hecho de que fue orquestado, se deriva de que tanto en el edomex como en el #DF, se recibieron llamadas a las bases policiales 

Esto es, las llamadas de disturbios no se efectuaron a los números de emergencia conocidos tales como el 086 o similares 

Las llamadas se hicieron a las oficinas de los cuarteles . . . 

Esto es, tenían información específica. 

No es el modus operandi del crimen organizado . . . es el modus operandi de grupos de presión política . . . 

Por tanto, las acciones de estos días, son sin duda precedentes de eventos a realizar en lo mediato. 

La zozobra provocada ha construido un escenario fértil para acciones de violencia (linchamientos; enfrentamientos; etc) 


De por si es dificil lograr que un medio como Twitter, con su dinamismo y su pluralidad, convenza de ser una opción idónea para transmitir información ciudadana, y son sus mismos usuarios la razón por la que no seduce a muchos, como puede ejemplificarse en el trending topic Neza, del que recogimos algunas opiniones aquí:

Click en la imagen, para ampliar


Sin embargo, también en el mismo Twitter, se encuentran opiniones más inteligentes, les dejo la de uno de esos analistas que abordaron el tema de la rumorología, los escenarios en que es dable y la psicosis colectiva, con un poco más de objetividad que la gran mayoría, que sólo atinó a decir que hay que ser más responsables con la información que manejamos en las redes sociales, con lo que le dan la razón a los que culpan exclusivamente a Facebook y Twitter de proliferar el miedo con los rumores de violencia (para que cobre más sentido leánlo de abajo hacia arriba):

En Twitter un timeline se lee de abajo hacia arriba

En mi opinión, estamos viendo como el nuevo grupo en el poder corta el listón e inaugura el control y la intimidación social. Una de nuestras lectoras me recuerda que me preguntaba hace unos días en Twitter -al recordar que hace seis años Felipe Calderón llegaba al poder con una gran falta de credibilidad, y que para legimitizarse impuso su guerra contra el narco-, cómo se legitimizarían Peña Nieto y el PRI ante el gran descrédito que vienen arrastrando, y me contesta muy acertadamente -a mi juicio- que será con este tipo de acciones: primero aterrándonos y luego vendiéndonos la supuesta solución.

También, la lectura es de abajo hacia arriba

También creo que es en estos tiempos cuando se vuelve esencial el uso de redes sociales, volviéndolas verdaderas redes de participación social, así como el uso de otros recursos que nos dan las nuevas tecnologías de comunicación, como los blogs, los foros (otros que se niegan a morir y se han especializado en temáticas diversas), el intercambio de archivos y documentos informativos, la difusión de contenidos, la publicación de evidencias, etc. Recordemos que fueron las redes sociales y las  nuevas TIC las que hicieron tambalearse al prematuramente considerado virtual ganador de las elecciones, seguramente de ahí su encono contra ellas y el interés de desprestigiarlas y criminalizarlas.

Informemos con responsabilidad, sí. Informemos con veracidad, sin ambiguedades (perdón la falta de diéresis, mi teclado está loco hoy), sin maquillar realidades, sí. Pero también sin dejarnos intimidar e inmovilizar por las acusaciones infames, sin dejar de lado la inteligencia, el criterio y el pensamiento crítico, sin comprar las culpas que se nos quieren imponer. Porque también la valentía y la congruencia nos darán la credibilidad. 

Bastante nos han robado ya, como para dejarlos despojarnos también de todo esto.


5 ideas en tránsito:

jinshi0 dijo...

Pues muy al principio comence a sospechar del dichoso evento pues con la facilidad que dan las nuevas tecnologías de tomar fotos incluso grabar solo hubieran "rumores", es clarísimo en este punto, pero entonces es cuando llega la duda con el hecho de que todo nuestro país esta pasando por un caos tan penoso que un simple rumor nos lleva al miedo y buscar refugio. Es cierto que esto busca dos principales cosas, el miedo y el desprestigio de la "voz de la gente", las redes sociales, el primero podríamos decir que entre tanto morbo que ah llenado los medios encontremos a gente queriendo ver lo que ocurre y vaya que hay quienes les gana la curiosidad, pero lo segundo encuentro muy díficil que lo logren pues al final, la verdad llega y es buscada por la misma gente, imagino que su única medida de acabar con las redes sociales es por lo mismo que hace China..
hehe lo que si dejo en claro es que muy pocos le creen a su aliado la televisión, diga verdad o mentira
saludos y que buen artículo!

marichuy dijo...

Estoy de acuerdo en tu defensa, apasionada, de las redes sociales. Sólo creo, como tú misma comentaste en Twitter esa noche, que muchos hacen un uso irresponsable de ellas: sueltan rumores y chismes sin tener ningún fundamento. Pero eso, como decía la Rayuela de ayer en La Jornada, no es culpa de las redes sociales ni las hace peligrosas por sí mismas. Eso también hacen “periodistas” como Ricardo Alemán, u otros del Atlacomulco News (Milenio): aseguran cosas, completamente calumniosas y falsas, sin el menor pudor y no veo a los opinocratas defenestrándolos. 

#RAYUELA: “Que unos cuantos inadaptados se dediquen a propalar basura en las redes sociales no quiere decir que éstas sean peligrosas.”

El punto, creo, es que la inmediatez de Twitter lo vuelve todo más, digamos, volátil. Si a eso sumas la actual situación del país, la paranoia en que hemos llegado a vivir, pues todo se vuelve más delicado. Mal, y no te enojes, por esos ciudadanos que participan de la rumorología  (como los que detuvieron en Iztapalapa e Ixtacalco, con todo y gramófono). ¿A qué nivel de descomposición social hemos llegado para que  la gente se preste a eso, para que intente inocular el miedo por unos cuantos pesos?
(¿Si leíste lo de la relación de Antorcha Campesina y el PRI peñanietista? No es que crea en conspiraciones, pero eso de sembrar miedo, soltar rumores así, es taaan PRI. Los transportistas afiliados a Antorcha Campesina, grupo de choque creado por Salinas de Gortari, no es la primera vez que se agarran a golpes y balazos. Es más, no dudaría que varios de los asaltantes que operan en ciertas rutas tuvieran estrecha relación con ellos.)

En fin, que no es culpa de Twitter ni de FB, es una cuestión social: las redes sociales son reflejo de la sociedades en que se desarrollan: una sociedad como la mexicana: tan compleja, y a veces muy paranoica —en buena medida, educada por los noticieros y la telenovelas de Televisa—, pu's dará tuiteros paranoicos, manipulables e irresponsables, pero también inteligentes y responsables. Lo triste y desvergonzado es que periodistas nefastos como esos que citas, son los últimos con autoridad moral para criticar a las redes sociales en general y a los tuiteros en particular. Es una especie de lucha por el poder: medios tradicionales, sobre todo la TV, sienten que están perdiendo influencia y eso les pesa mucho.

Por otro lado, si queremos que las redes sociales sean eso que dices, pues también habría que evitar la propagación de chismes y rumores carentes todo fundamento. Ser más responsables. A veces entra uno a Twitter y ve cada TT mas estúpido, de vergüenza. Y pues tendremos que admitir que hay tuiteros con miles de seguidores que parecen sentirse tocados por el dedo divino y por ende se creen dueños de la verdad absoluta y ahí van sus miles de seguidores a propalar las mentiras y hasta calumnias que ellos escriben (hay un tal Ciudadano Óscar. Dioses con ese hombre. Es terrible. Se parece al senador panista Javier Lozano: como un porro, un golpeador). De todo hay.
Las redes sociales pueden ser lo mejor que le ha pasado a la sociedad, pero como dice mi adorado José Emilio Pacheco (al referirse al Internet): en ellas se tocan los extremos: la gloria y el infierno (o la basura, como dice la Rayuela)

Un abrazo, querida Bichi 

malbicho del fanzín dijo...

jinshio:
pues tal vez no lo logren pero seguro sí lo intentan, no hay que subestimar los esfuerzos del pri por controlar y reducir la libertad de expresión, dicen que perro viejo no aprende trucos nuevos y ellos son los creadores de ese hit: "no pagamos para que nos peguen"

=/

gracias =)

marichuy:
incertidumbre más que miedo fue lo que a mí me causó lo que se leía en redes sociales, tantas versiones encontradas y contradictorias me hacían dudar de todo escenario, cuando ya me tocó recibir las llamadas fue diferente, era una fuente más "confiable": gente que vivía en el mismo lugar de los hechos -je, eso pareció una frase publicitaria-, aún así cuando lo tuiteé pensé más en mostrar que el rumor no lo creaba la red social sino que venía de gente "de a pie", que ni siquiera sabe de redes sociales e incluso de Internet, nomás que otra limitante de tuiter es esa brevedad impuesta que no permite explayarte en explicaciones, aún así es bueno que me recordaras la prudencia con que hay manejar la info que nos llega

sobre el mal uso de las redes, bueno, en realidad cómo puede decirse cuál es un mal uso, no?, lo que sí, es que hay actitudes que no favorecen algunos, y para que sea un medio informativo sí sería ideal que esos personajes no existieran, pero es difícil cuando se meten en tu TL sin previo aviso, sería genial poder bloquear el contenido de cuentas específicas para que no te lleguen ni por RT -je-, desde tuitstars a provocadores profesionales, pasando por las "luminarias", tienes razón cuando dices que nos vamos de la gloria al infierno entre un tuit y otro

también la tienes cuando dices que esto es una defensa de las redes sociales, y es que me enferma un poco como las mal aprovechamos desde el momento en que elegimos a quien seguir

un abrazo, mi muy querida marichuy

=)

Champy dijo...

Que gusto regresar y ver que sigues exacta...mente igual.

Gracias por hacerme caso, soy tan egocentrico que me doy mi crédito.

Amiguita cuanta pasión la tuya, se admira y se envidia.
Hace unos días, platicaba con un amigo sobre las redes sociales, concretamente sobre twiter. Sobre la importancia tan diferente que ha ido adquiriendo en sociedades diversas, él asociaba el contexto al aspecto económico, citando como ejemplos a los pueblos gringos, suecos y hasta japonés, donde la red primordialemnte ha adquirido un sentido frívolo...mientras que en sociedades coptadas por la diferencia social y religiosa como la musulmana, ha sido un arma fundamental en la lucha...no tanto en sociedades totalmente sometidas, como la mexicana, donde el sometimiento es infinitamente superior a la penetración de la red. Y por ahí van las nuevas estrategias, ademas de los golpes de grupos paramiliotares como Antorcha Campesina, que en definitva seguirán y se reproducirán y nos aterrarán y.... los experimentados priistas saben que lo que urge es callarnos, ya empezaron. Y de largo plazo, que ya no nos reproduzcamos.

Hay cosas que yo no entiendo, pero vamos, son tierras del señor y no mías.

Por favor no te enfermes. Tu lucidez es vital.

2046 besotes.

malbicho del fanzín dijo...

Champy:

ja, ja... claro que tienes crédito!, si no fuera por saber que tengo visitantes como tú no vería el objeto de compartir estas opiniones

=)

el movimiento de ocuppy wall street y los del I´m 99% nos recuerdan que la pobreza y la represión también tienen cara gringa, y también que para eso usan las redes sociales allá, lamentablemente la globalización lleva la miseria económica incluso a esos lados

fíjate que si no me lo dicen tú y marichuy... no me doy cuenta de que me leía apasionada -je- (según yo soy mesuradita)

=D

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...