martes, 25 de septiembre de 2012

Ecos del Verano


Hace rato que no posteo, y no porque no tenga temas sino porque no he logrado organizarme, y para no dejar morir a este blog de inanición, y para no dejar morir, tampoco, a este verano sin celebrarlo y agradecerlo, aquí les cuento como me fue:

Apenas se anunciaba el veranito caluroso y yo me salía a guisar al jardín para un picnic casero, este pollito, macerado en pasta de ajo y asado a la plancha, acompañó a una ensalada de espinaca y pasta, con salsa picante de tamarindo:

No se ve muy bonito pero sí sabía rico 
Así se veía el jardín ese día:

Casi no se ve el papá chayote pero sí se distinguen dos chayotitos bebés.
Este es el árbol que mejor me cae: es un peral, y vive todas las estaciones del año a plenitud.
En verano sus ramas se doblan por el peso de las enormes y cuantiosas peras.

Tampoco aquí se ven los plátanos... pero ahí están.
La mamibicha tiene una verdadera jungla.
No se salvó ni un durazno del ejército aviar que año con año nos ataca.
Este año el número de bajas fue total, ni un durazno probamos antes que ellos.

Estas sombras recortadas por el sol pertenecen a los limones gigantes (sin semilla) que se dan casi todo el año
Esta es una de las fieras que resguardan la entrada del templo.
Ella jura que es una esfinge (¿la recuerdan?)
Aquí sigue haciéndose la misteriosa, escondiendo la sonrisa tras una hoja (a manera de velo)

Otra bestia feroz  fingiendo ser inofensiva
Un par de meses después seguían cayendo los frutos maduros:

Me acabé el vinito de mesa acompañando unos higos recién cosechados , coronados de queso panela...
una combinación muy feliz.

Se acababa el verano y seguíamos aprovechando los frutos que maduraban, aquí ya hablamos de la receta de salsa de pera y naranja, este año la volvimos a hacer pero le agregamos un generoso baño de controy, que le dio mejor sabor:


Y agonizó el verano dejándonos sus últimos frutos, esos plátanos que no se dejaban ver, ahora servirán para hacer unos plátanos flambé (en una actualización les pongo la receta, la hace un sobrino pero ahorita está dormido, y es que pasa de la medianoche cuando estoy haciendo esta entrada):

Por supuesto ese plátano verde se dejará madurar, pero los otros están listos.

Esos gatos que veraneaban en mi casa se fueron sin dar las gracias, a ella la asilamos aquí desde bebé y luego tuvo su mal paso, del que resultó esa bestia gris que atacaba sin clemencia las patas de la silla, aquella vez la bautizamos como Rapunzel, pero mi sobrino de tres años decidió que "Sr. Policía" era un mejor nombre, cuando su hijito creció ese mismo sobrino le adjudicó el nombre de "Comandante Piquitos". Eran una calamidad juntos (no se dejen engañar por las fotos en que parecen gatos normales, eran un verdadero desmadre). La que sigue aquí es la reina de la casa, mi hermosa gata "Gorda" (que en realidad no es gorda, de hecho está bien flaca, pero su pelo hirsuto la hace lucir como modelo XL):

Esta belleza madura en este verano rebasó los nueve años
(Perdón a los feisbuqueros para los que estas historias son repetidas... no se desesperen que ya vendrán nuevas imágenes de mi otoño y mi invierno, je)

6 ideas en tránsito:

JLO dijo...

bueno, bienvenido de vuelta al mundo bloger... se nota que no la estuviste pasando mal en este verano...

nosotros acá estamos comenzando la primavera, esas imágenes de sol, frutas y mucho verde las veo todavía lejanas pero me dieron mucha envidia... claro que soy uno que prefiere el verano bien caluroso a cualquier otra estación...

salu2 entonces...

malbicho del fanzín dijo...

JLO
hola!!!

no, no la pasé nada mal, y eso que este verano no se puso ni la alberca inflable ni creció lindo el pasto, así que ni las mariscadas ni las parrilladas habituales se hicieron (para mí eso era el verano antes)

ay... a mí lo que se me antojan son las parrilladas que ustedes hacen mejor que nadie, a mí me gustan todas las estaciones del año, pero la que más disfruto es la invernal, yo prefiero el friecito al calor, y además la navidad me encanta

feliz primavera!!!!

marichuy dijo...

Muy gratas y bucólicas imágenes que retratas. Me me gustó mucho tu recuento de rescoldos veraniegos.

Je, la foto del pollo se ve chistosa, digamos poco apetitosas, pero tal como lo describes se antoja riquísimo. Lo mismo tus higos con queso y vino tinto. El Cointreau/Controy también es un buen digestivo (sobre todo si la comida fue pantagruélica. : P). A mi Abuela le gustaba casi tanto como el mezcal (será porque es un aguardiente aromatizado con cáscara de naranja que le recordaba al mezcal con cáscara de naranja y miel que ella solía macerar.)

Me encantaron tus gatos. MI favorit, tu bonita consentida.

Un abrazo, querida Bichi

malbicho del fanzín dijo...

marichuy:
mezcal con cáscara de naranja y miel!... debe haberle quedado delicioso, algún día intentaré ponerle ese sabor, el mezcal es delicioso =)

gracias marichuy, también mi gata hermosa te manda saludos =)

Amatista dijo...

NO se de donde sacas que no se ve rico, a mi ya me dio hambre el pollito...jajaja

Saludos

malbicho del fanzín dijo...

Amatista:
ja, ja... es que hasta me dijeron que parecía una rana mutante, tú crees!

sabía muy rico, sabes también como sabe bien?, marinándolo con una mezcla de mostaza y miel, dejándolo en el horno con un calor moderado la piel queda crocante y dulcemente rica =)

saludos!!

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...