miércoles, 5 de septiembre de 2012

La Nece(si)dad de Ser Blogger


Del blog Cinismo Ilustrado
(click al enlace para ver la imagen en su sitio y tamaño original)

Soy tan desorganizada que dejé pasar el Blog Day sin hacer lo que tenía pensado para celebrarlo (entrevistas a blogueros que continúan actualizando blogs con éxito), buscando celebrar a un medio, que a mi juicio, democratizó la información y la comunicación: ya no hacía falta saber de programación para tener un sitio personal en la red, tampoco tener una credencial de periodista para manejar información (muchas veces de primera mano), ni ser una figura pública para conseguir el interés sobre uno mismo. La opinión propia tenía ya un espacio público, donde se podía ahondar en ella, compartirla, discutirla, rebatirla y ampliarla gracias a la interacción con los visitantes, por medio de los comentarios.

Este modelo de comunicación bidireccional inauguró la Web 2.0. La información y los contenidos eran generados directamente o indirectamente por los usuarios del sitio web, y compartidos con otros más. Junto con las páginas Wiki, los blogs permitieron que los usuarios de Internet no sólo fueran consumidores, sino también creadores del contenido de esas páginas que se actualizaban de acuerdo a los intereses de esos usuarios participativos, aún si no tenían mayores conocimientos de informática y programación.

Quería celebrar este Blog Day, también, porque en la actualidad mantener un blog actualizado me parece un gran mérito, son tantas las distracciones y las ofertas tentadoras para irse a otros sitios de interacción virtual, con más inmediatez y actividad, que ofrecen mayor popularidad, que consienten más al ego, que reciben más atención de los medios tradicionales y parecen tener mayor trascendencia, que sostener un blog y sortear el desencanto de ver disminuidos visitas y comentarios, a veces parece una obstinación por aferrarse a una herramienta del pasado.

Sin embargo, la tan anunciada muerte de los blogs aún no se produce, por el contrario, se han arraigado blogs de contenido trascendente apuntalándose del uso de redes sociales, la popularidad de algunos (o de sus autores) también se ha extendido a las redes sociales de más uso. Y es que los blogs ofrecen recursos que los vuelven ideales si de contenido referente o especializado se trata, así como de opiniones que requieran de un tratamiento a profundidad. Y su uso puede complementarse muy bien con el de redes sociales, además de ayudarse en su promoción con las mismas.

Para ilustrar este punto pongo mi ejemplo particular: según las estadísticas de este blog me llegan algunas visitas desde Twitter, y otras menos desde Google+ (aunque son muy fieles, la constante en las cifras me hace ver que pueden ser los mismos lectores habituales), pero con Facebook tengo una difusión muy amplia, al grado que las lecturas de una entrada por medio de esa red social, supera el número de visitas que llegan directamente a la misma entrada por otras vías; no me engaño, a mi página de Facebook llegan muchos que buscan la página del periódico de distribución gratuita que tiene el mismo nombre de este blog (y quienes nos reclamaron ya por esa cuestión, como se puede recordar aquí), ese es uno de los principales factores para los lectores lleguen, pero creo que el que se queden ya es en buena parte por el contenido que encuentran, así que esa parte sí me alegro.

Por cierto, yo he sido bastante tímida en mi manejo de las redes sociales, siempre con un bajo perfil, incluso cuidando de no hacer lo que los expertos social media recomiendan para ser popular, nomás por puro contreras que soy... y recibo una propuesta laboral para llevar el manejo de las redes sociales de una empresa, basándose principalmente en el manejo que tengo de las personales. Cosas curiosas que pasan en este mundillo virtual. Y comento esto porque precisamente quiero apuntar a los blogs corporativos (en los cuales yo me basaré para mi estrategia laboral). Esta herramienta es una de las que más se han fortalecido con las redes sociales, difundiendo un contenido especializado y acorde al mercado de la empresa, encontrando mucho eco y difusión viral. Curiosamente esto es un camino inverso al que se dio en el inicio de los blogs, en que profesionales de algunas áreas utilizaban un blog para compartir opiniones de su profesión informalmente; también fue usual que estudiantes o recién egresados compartieran sobre sus carreras y su ingreso a la vida laboral. La popularidad condujo a la profesionalización, así, no era raro encontrar casos de éxito, en que un blog abría el paso para una consultoría, que a un blogger se le abrieran puertas laborales, o que se publicara un libro a partir de lo publicado en una bitácora.

Los tiempos han cambiado, ahora son los tuitstars y los vloggers (videobloggers) famosos los que saltan a la profesionalización, tanto en medios tradicionales o en espectáculos masivos. Pero de igual forma, ni sus plataformas ni los usos que le dan logran suplir el lugar de los blogs, que aborda tantas temáticas como intereses humanos se encuentran. Hasta el momento, los vloggers notorios son los que hablan de cosas cotidianas con un toque de comedia, y están también los especialistas o las celebridades que graban sus opiniones en video, pero estos lo hacen como un plus de su comunicación con su público particular, todavía no hay vloggers enfocados al periodismo ciudadano o a la difusión de su área de estudio y práctica profesional, o los que comparten videos con sus reflexiones introspectivas, como sucedió con los blogs. Aunque sí está el empleo del video en áreas como cocina, bricolage, estética y cosmetología, con canales de particulares compartiendo recetas, tips y remedios caseros, pero creo que muy pocos se asumen como vloggers, con la conciencia de usar al video como una bitacóra personal

Por su parte, los tuitstars tienen la limitación de que no hay un archivo que recoja todo lo que comparten, hay que seguirlos puntualmente para enterarse de ello y si no se preservó individualmente cada tweet, ya sea guardando el enlace o eligiéndolo como "Favorito", no queda un registro público y permanente. Facebook tiene la limitante de que el contenido no es totalmente público. Otras redes sociales, como Tumblr y Pinterest, tienen la limitación de que no son tan favorecidos por los buscadores, y sus usuarios le dan preferencia al contenido visual antes que al textual, por lo que las opiniones y los análisis son los menos, y tienen un alcance reducido. 

Además, todos estas nuevas plataformas brindan otra gran e importante ventaja a los blogs: el narcisismo, la egolatría, la frivolidad y la intrascendencia se han mudado masivamente a esas redes sociales. 

¿Te acuerdas de todos esos blogs que recopilaban gifs, fotos y videítos chuscos?, han quedado en el abandono porque encontraron mejor hogar en los perfiles de Facebook y Google+. La viralidad es más inmediata y se vuelven memes más rápido que en un blog (cuestión de horas, a veces). ¿Te chocaban las poses mamonas autocomplacientes de los blogstars? Si no tienes Twitter es más fácil que no las sufras, porque TODOS han dejado morir de inanición a sus blogs para mudarse ahí (ahora son ellos los que se quejan de los nuevos tuitstars y vloggerstars, porque los han rebasado en fama y ahora sí ven la viga en el ojo ajeno). La exposición personal, la autolisonja y el culto a la personalidad caben mejor en las redes sociales.

La depuración de la blogósfera se traduce en blogs con un contenido de mayor sustento y de mayor autenticidad. Se quedó en ellos quien realmente tiene algo que decir, de la forma explayada y profunda que permiten... y se quedaron en ellos los que gustan algo que leer, de esa misma forma explayada y profunda que disfrutan.

Gracias por detenerse un poco en éste.

5 ideas en tránsito:

Diana. dijo...

Siempre me voy a detener a leer tu blog.

Buen post y tienes muchísima razón, los blogs pasaron de moda... para algunos. Se fueron a refugiar en Facebook, Tumblr y en Twitter.

Para mí, jamás pasará de moda.
Creo que en mi blog, puedo expresarme como soy. Me encanta leer blogs y me fascina escribir. Aunque no lo hago igual que tú. Escribes super padre.

Saludos y excelente tarde.

malbicho del fanzín dijo...

gracias Diana!

te agradezco mucho esa preferencia y tus palabras tan amables, tienes mucha razón: en el blog se puede manifestar la personalidad de cada uno de una forma muy particular, pues no es tan fácil caer en el exceso de exposición como en las redes sociales, que el exhibicionismo está tan latente

feliz semana!

=)

nora dijo...

Yo sigo con el blog, no tengo Twitter ni Facebook ni nada, sólo el blog.
Muchas gracias a ti por seguir escribiendo y por pasarte por el Puente :)
Un fuerte abrazo, Malbicho.

malbicho del fanzín dijo...

"el puente"... qué gusto que lo mantengas abierto y con tanto tránsito, seguiré pasando por ahí mientras me permitas hacerlo, aunque a veces voy de "ilegal" -je-

un abrazo, querida nora =D

Amatista dijo...

Hay cosas que solo en el blog se dan bien...

Saludos

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...