miércoles, 4 de marzo de 2009

Una Mujer, Siete Pecados. IV

Lucy se ocultó tras de la puerta para poder espiar. Quería ser la primera en enterarse cual era el regalo sorpresa para ella y su hermana en su cumpleaños número siete. Sonrió al escuchar a su padre hablar de la belleza de ambas.
-Son tan hermosas... tan perfectas, idénticamente perfectas. Ni siquiera puedo distinguirlas.
Se le fue borrando la sonrisa a medida que oía el afectado tono de voz de su madre contestándole:
-No son tan idénticas. Paty tiene una naricita adorable: recta, delicada y muy fina, como si se la hubiéramos mandado a esculpir. Y la de Lucy es más ancha, más grande. Más tosca.
A pesar del pony y los juegos, no volvió a sonreir el resto de la fiesta; ni el resto de su vida. A diferencia de su hermana, que destacaba por su carisma y su carácter, Lucy creció retraída y malencarada. Paty fue la primera en la clase, la reina de la primavera y la primera en tener novio. Varios. Lucy, en cambio, rechazaba a los pocos que se atrevían a acercársele. Sólo hubo uno al que no trató de alejar. Pedro Linares. Tenía hoyuelos en las mejillas y los ojos azules. Era amable con ella, se sentaba a su lado en las clases y aprovechaba cualquier oportunidad para acompañarla a su casa. Ella soñó despierta hasta que él le pidió que le presentara a su hermana. Entonces Lucy no creyó aguantar más. Estaba tan harta y tan cansada. Tomó todos los somníferos de su madre y los molió hasta que parecieron azúcar. Les vertió leche encima y los mezcló bien.
Y se lo ofreció a Paty.
Una Mujer, Siete Pecados. I, II, III, IV, V, VI, VII

4 ideas en tránsito:

jaspin dijo...

Buenísimo, quede atrapado en la pena de lucy.
y anticipaba el desenlace, pero la última frase me cayó como balde de agua fría. Tus relatos de una mujer, son muy buenos, no he comentado más que en este, pero si los deberías de registrar (si no es que ya los tienes) y en un futuro cercano publicarlos en antología. Yo si la compraría

malbicho dijo...

ya´stas!, mándame lo que pagarías y te engrapo las hojas (te las mando por dhl si también me das pa´ la mensajería)

PAYAXO dijo...

deleite me causa leerte, lo sabes malbicho, habra continuara? o Paty se quedara con sus barbies?

malbicho dijo...

ja, ja... el final está abierto, mi payaxo, tú terminalo como más te gustaría

Publicar un comentario

Ideas en tránsito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...